ALERTA »  Pemex pierde 59,650 millones de pesos en el tercer trimestre

Columna invitada

El 2013, ¿reflejo económico del 2012?

Este año el desempeño de los mercados podría ser similar al que termina, dice Paul R. La Monica; 2013 es buen año para enfocarse en empresas con balances generales saludables, recomienda el autor.

Por: Paul R. La Monica* |
Viernes, 04 de enero de 2013 a las 06:00

¡Es tiempo de un poco de alegría! Bueno, más o menos. Si quieres saber cómo se desempeñarán la economía y los mercados este año, basta observar cómo les fue en 2012.

Muchos economistas y estrategas de inversión están imitando a David Byrne y aseguran que 2013 será "el mismo que siempre fue". Otro año como éste podría ser bueno para los inversores.

Pero ésa podría no ser una buena noticia para los consumidores que no se están beneficiando de los crecientes precios de las acciones, y es probable que muchos de ustedes estén en ese caso. Según las últimas cifras semanales del Investment Company Institute, los inversores siguieron retirando su dinero de los fondos de acciones la semana pasada e invirtiendo fuertemente en fondos de bonos. Ése ha sido el caso durante todo el año a pesar de que las tasas de interés están cerca de mínimos históricos y de que existen crecientes temores de una burbuja de bonos.

La economía se mantendrá débil en 2013. El reciente repunte en el mercado de la vivienda y la disminución en la tasa de desempleo son signos alentadores. Pero hay un largo camino por recorrer.

He estado escribiendo acerca de que estamos atrapados en una recuperación a la parrilla (a fuego bajo y lento) desde el verano de 2010. Y de cara a 2013, no estoy seguro de que eso vaya a cambiar mucho. (Algunos de mis compañeros de la sala de redacción bromean que debería haber registrado la frase de 'recuperación a la parrilla'... o que la cambie a recuperación Crock-Pot®).

No soy el único que está preocupado. El estratega de inversión en jefe de PNC, Stone Bill, utilizó este título para su perspectiva del mercado en 2013, escrita a principios de diciembre: Living at Stall Speed (Viviendo en punto muerto). En su perspectiva, Stone señaló que "el crecimiento del empleo sigue siendo decepcionantemente tibio".

Las diabluras del ‘abismo fiscal' ya han hecho daño a la economía. Brian Frank, presidente de Frank Capital y gerente del Frank Value Fund, advirtió en un artículo de perspectivas económicas (previo al acuerdo del Congreso para evitar el ‘abismo') que "las empresas están reduciendo el gasto de capital hasta que exista una certeza por parte del Gobierno federal. Estos recortes de gastos ya se han producido y afectarán los reportes de ganancias del cuarto trimestre, así como al PIB".

Además, Frank pensaba que, a menos que el Congreso y el presidente propongan un plan significativo para la salud fiscal, el país podría terminar repitiendo el drama del techo de la deuda del verano de 2011, durante la primera mitad del próximo año. Dijo que eso "podría asustar a los mercados y causar otra rebaja de calificación de Estados Unidos".

Ahora bien, antes de que me acusen de ser un pesimista o bajista del mercado, no estoy tratando de sugerir que la economía estadounidense está condenada a una nueva recesión. Pero no es razonable esperar que un rápido crecimiento económico en 2013 -a pesar de que la actual recuperación de la Gran Recesión está a punto de entrar en su cuarto año- debido a que la recesión fue muy brutal y estuvo en proceso durante décadas.

Tampoco podemos seguir contando con la Reserva Federal para que esté siempre ahí para salvar el día. El impacto de los programas de flexibilización cuantitativa de la Fed está disminuyendo. Lo mejor que podría decirse sobre la política monetaria del Banco Central en este momento es que podría ayudar a mantener a flote la economía si los zoquetes en el Capitolio terminan arruinando aún más la política fiscal.

Tampoco estoy esperando que el mercado de valores vaya implosionar como lo hizo en 2008. Pero los inversores podrían tener que ser más realistas cuando traten de estimar cómo se desempeñarán las acciones este año.

2013 probablemente será otro buen año para enfocarse en empresas con balances generales saludables y un sólido crecimiento de ganancias y dividendos, independientemente de lo que suceda con los impuestos. Empresas como Apple, Oracle, Disney, Johnson & Johnson, CVS Caremark, Union Pacific y State Street entran en esa descripción.

Como he escrito en numerosas ocasiones, la mayoría de las empresas han hecho todo lo posible para aumentar sus ingresos a través de la reducción de costos. Más despidos no son la respuesta para una fuerza de trabajo que ya ha sido demasiado adelgazada.

Para mantener esta recuperación del mercado en curso, tendremos que ver un fuerte crecimiento de los ingresos. Y eso sólo puede suceder si los consumidores están dispuestos a gastar. Y eso sólo sucederá si las empresas están contratando más de nuevo. Realmente todo se reduce al empleo.

Y hablando del tema, ¡Feliz Año Nuevo!

¡Mis mejores deseos a todos para un feliz, seguro y próspero 2013!

*Paul R. La Monica es columnista de CNNMoney.com


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005DP7