Ticker
Economía

Mayor o menor deuda, nuevo dilema de EU

Los ‘halcones’ del déficit fiscal califican como una decepción el acuerdo para evitar el abismo; Erskine Bowles y Alan Simpson lamentan que se pospogan soluciones para la deuda a largo plazo de EU.

Por: Jeanne Sahadi |
Jueves, 03 de enero de 2013 a las 11:49

NUEVA YORK — ¡Para el corto plazo? Bien. ¿Para el largo plazo? Oh, ¡por favor!

Eso, en pocas palabras, resume cómo ven los halcones del déficit el compromiso por el abismo fiscal que el Congreso estadounidense aprobó el martes y que el presidente Barack Obama convirtió en ley el miércoles.

En el lado positivo, la Ley de Alivio al Contribuyente Estadounidense de 2012 en gran parte evita el dolor económico de los aumentos de impuestos y recortes de gastos previstos en 2013.

"Esto reduce bastante la probabilidad de una recesión", dijo Rudolph Penner, ex director de la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO, por sus siglas en inglés).

Pero Penner rápidamente señaló: "(El Congreso y la Casa Blanca) no hicieron mucho más. Y nos dieron un regalo de víspera de Año Nuevo de otro abismo en dos meses".

El proyecto de ley no aborda el techo de la deuda del país, que debe ser elevado a finales de febrero o a principios de marzo. Y ese debate promete ser "la guerra de trincheras", como lo dijo un analista.

Además, el proyecto de ley simplemente pospone por dos meses la necesidad de sustituir el casi 1 billón de dólares en recortes de gastos mal concebidos conocido como secuestro.

Al llamarlo una 'oportunidad perdida', los dos mejor conocidos halcones del déficit del país -Erskine Bowles y Alan Simpson, quien copresidió la comisión fiscal bipartidista del presidente- no estaban demasiado alegres.

El Congreso tuvo 17 meses para abordar el abismo, pero no empezó a negociar en serio hasta hace unas seis semanas.

"De hecho, los políticos de Washington lo dispusieron todo para obligarse a lidiar seriamente con los problemas fiscales de nuestro país a largo plazo. Sin embargo, incluso después de llevar al país al borde del desastre económico, Washington todavía no pudo forjar un consenso de sentido común bipartidista en un plan que estabilice la deuda", dijeron Bowles y Simpson en un comunicado.

El proyecto de ley reduce el déficit en menos de 750 millones de dólares durante una década, pero sólo si se compara con un escenario en el que todos los recortes fiscales de Bush fueran hechos permanentes y otras medidas del abismo fueron canceladas. Si se compara con un escenario en el que el abismo fiscal permaneciera de manera permanente, añadiría casi 4 billones de dólares a los déficits.

De cualquier manera, no establece un camino en el que la deuda del país deje de crecer más velozmente que la economía, señaló el Comité para un Presupuesto Federal Responsable en su análisis de 'lo bueno, lo malo y lo feo' acerca del compromiso.

Los halcones del déficit perdieron la esperanza hace mucho tiempo de que los legisladores elaboraran un detallado 'gran regateo' en el contexto de un acuerdo sobre el abismo fiscal.

Pero mantuvieron la esperanza de que un acuerdo podría incluir un marco para la reforma fiscal y de programas de ayuda social que el Congreso pudiera perseguir en 2013.

Ni siquiera eso sucedió. Y tanto la Casa Blanca como el Congreso han reconocido que queda trabajo por hacer.

Hasta que se haga, "las decisiones de política seguirán siendo impulsadas por una gestión de crisis a corto plazo en lugar de una planificación estratégica responsable", escribió Robert Bixby, director ejecutivo de la Concord Coalition, en una entrada de blog.

Es más, agregó Bixby, "la incertidumbre seguirá siendo un lastre para la economía, la frustración pública con el proceso político crecerá y la carga de deuda que pesa sobre las generaciones futuras seguirá siendo nuestro legado".


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005DP5