Economía

México ‘golea’ a Brasil en los mercados

Las acciones en el país tuvieron un fuerte repunte, mientras las brasileñas fueron frenadas; el vínculo más estrecho con EU y la esperanza de las reformas impulsó al mercado mexicano.

Jueves, 03 de enero de 2013 a las 10:19
Los movimientos en las Bolsas fueron magnificados por los inversores estadounidenses ante la apreciación del peso mexicano y por la debilidad del real brasileño. (Foto: Getty Images)
Los movimientos en las Bolsas fueron magnificados por los inversores estadounidenses ante la apreciación del peso mexicano y por la debilidad del real brasileño. (Foto: Getty Images)
Otros enlaces
BOSTON (Reuters) — En 2012, los dos mayores mercados financieros en América Latina intercambiaron los lugares que habían tenido por largo tiempo, con México tomando la delantera y Brasil quedando rezagado, lo que encontró con la guardia baja a muchos inversores de fondos estadounidenses en la región.

Las acciones en Brasil, que durante la última década se habían beneficiado del rápido crecimiento de la clase media y de la importación de China de materias primas, fueron perjudicadas por una mayor regulación del Gobierno sobre sectores clave de la economía y por la disminución de la demanda asiática.

En el tercer trimestre del 2012, la economía de Brasil creció apenas un 0.9% con respecto al año previo, mientras que la de México vio una expansión de un 3.3%.

El mejor destino de las acciones mexicanas se debió, en parte, a vínculos más estrechos con el modesto crecimiento de Estados Unidos y por las expectativas de que el nuevo Gobierno llevará a cabo importantes reformas que podrían impulsar su economía.

"En esta época el año pasado, casi todos se sentían bastante optimistas respecto a Brasil y había una tenencia (de títulos brasileños) bastante abarrotada", dijo Adam Kutas, gestor de Fidelity, en América Latina.

"México había tenido un desempeño inferior en la región durante ocho o diez años, por lo que había poca tenencia (de acciones mexicanas)", agregó.

Los movimientos en las Bolsas fueron magnificados por los inversores estadounidenses ante la apreciación del peso mexicano y por la debilidad del real brasileño. En los mercados de deuda, México también superó al gigante sudamericano.

Hacia el cierre del año, el índice MSCI para Brasil tenía una pérdida, medida en dólares, de un 3.5%, mientras que el índice MSCI para México trepaba un 27.1%.

Las acciones colombianas también informaban grandes ganancias, de un 31.6%. Los títulos chilenos quedaron rezagados, con un avance de un 5.6%.

Retornos débiles

Uno de los fondos más reconocidos entre los que tenían una gran proporción de acciones brasileñas en cartera es Templeton Developing Markets Trust, que pertenece al inversor Mark Mobius y que maneja 2,300 millones de dólares.

A comienzos del 2012, casi un 21% de los activos de Templeton estaban en acciones brasileñas, su apuesta de mayor tamaño en un solo país. Las acciones mexicanas comprendían sólo un 1.5% del fondo.

El fondo creció un 13.1%, por debajo de los fondos diversificados de mercado emergente que en promedio avanzaron más de un 18%, según datos de Morningstar. Las grandes apuestas de Mobius en China también minaron el desempeño de su fondo durante 2012.

Templeton tiene un horizonte de inversión de tres a cinco años, dijo Mobius en un correo electrónico.

"Brasil es un área que seguimos considerando tiene un buen potencial de crecimiento de largo plazo", escribió.

Incluso entre los fondos que se especializan en acciones de Latinoamérica, los mayores fondos administrados activamente tuvieron un año duro y quedaron detrás del promedio de la categoría con un avance del 12.3%, según datos de Lipper, una unidad de Thomson Reuters.

El fondo Fidelity Latin America de 2,300 millones de dólares ganó apenas el 4.1%, el fondo BlackRock de 566 millones de dólares escaló un 8.7% y el fondo T.Rowe Price de 1,700 millones de dólares sumó el 10.3%.

El fondo InterContinental de Federated, con acciones en mercados desarrollados y en desarrollo fuera de Estados Unidos, fue uno de los que tuvo el mejor desempeño en Latinoamérica.

Entrado 2012, apostó con fuerza en las acciones mexicanas, casi un 13% del fondo, incluyendo las del banco Grupo Financiero Banorte, del grupo de bebidas Fomento Económico Mexicano (FEMSA) y de la emisora de televisión Grupo Televisa.

Las acciones de Banorte se duplicaron, las de Fomento ganaron el 46% y las de Televisa subieron el 16%. Eso ayudó al fondo a escalar el 20.2% en el año, superando al 85% de fondos similares, según Morningstar.

Reformas mexicanas

Ahora Federated está aumentando su participación en Brasil. "Es una decisión contraria para los observadores de Latinoamérica elevar su participación en Brasil", dijo Geoffrey Pazzanese, uno de los co-directores del fondo. El país está invirtiendo más en proyectos de infraestructura y pronto debería mostrar señales de un renovado crecimiento, destacó.

Las acciones mexicanas claramente se han vuelto más costosas, pero Federated aún espera sólidos retornos en el 2013. Está previsto que el presidente mexicano Enrique Peña Nieto impulse la economía con la revisión del régimen tributario del país y la reorganización de la gigante petrolera estatal Pemex.

La rivalidad entre Brasil y México también se vio exacerbada en los mercados cambiarios, donde el peso mexicano ganó frente al dólar estadounidense y el real brasileño declinó. El dólar ganó casi el 10% frente al real, que cotizó cerca de 2.0475 reales por dólar a fines del 2012.

Pero el dólar perdió más del 7% frente a la moneda mexicana, que cerró el año en cerca de 12.8747 pesos mexicanos por billete verde.

La demanda de pesos aumentó a medida que los inversores recurrieron a la deuda mexicana de relativo alto rendimiento. El real fue afectado por las reiteradas bajas en las tasas de interés por parte del Banco Central de Brasil para estimular a la economía.

Las fluctuaciones magnificaron la diferencia en retornos para los inversores basados en Estados Unidos. En términos de moneda local, el índice de acciones mexicano IPC subió casi el 18%, mientras que el brasileño Bovespa ganó poco más del 7% debido a una reciente escalada en diciembre.

Aberdeen Asset Management estuvo entre las compañías que apostaron al peso y los bonos mexicanos. El fondo Emerging Markets Debt Local Currency Fund de la firma ganó el 15.9% en el 2012 y las apuestas en el peso continúan en el 2013.

"Si hay un sólo país preferido por nosotros, es México", dijo el co-director Edwin Gutiérrez, quien citó las esperadas reformas para impulsar el crecimiento en el país. "Las señales iniciales son prometedoras", agregó.

Las amplias reservas en moneda extranjera de México y la línea de crédito del Fondo Monetario Internacional también deberían ayudar, dijo Esteban Velásquez, jefe de análisis de mercado de Allianz Fondika en Ciudad de México.

"Si agregamos el hecho de que las famosas reformas, tan necesarias por el país, están a la vuelta de la esquina, incluso podríamos ver a las agencias calificadoras de crédito dar otra mirada positiva a México", agregó.

El peso colombiano ganó incluso más que el mexicano, con un alza de casi el 9% en el 2012. La inversión extranjera, particularmente en los sectores de energía y minería, volvió a Colombia el año pasado, a medida que el Gobierno expulsó a rebeldes de grandes áreas del país.

Las monedas de Chile y Perú también tuvieron un desempeño mejor de lo esperado. A inicios del 2012, analistas dieron por sentado que el peso chileno subiría casi el 4%. Pero el peso se fortaleció en casi el 8% ante el fuerte crecimiento económico y la firmeza de los precios de sus principal exportación, el cobre.

La moneda peruana, el sol, trepó más del 5% el año pasado, a 2.55 soles.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005DP1