El costo de la deuda de España disminuye

El Tesoro adjudicó 5,817 mde, cifra superior a los 5,000 mde que buscaba como importe máximo; el rendimiento del bono a 10 años cayó por debajo del 5%, un nivel no visto desde marzo de 2012.

Jueves, 10 de enero de 2013 a las 07:58
La positiva subasta de deuda española desdibujó la opinión de que España se encamina a un rescate financiero.  (Foto: Thinkstock)
La positiva subasta de deuda española desdibujó la opinión de que España se encamina a un rescate financiero. (Foto: Thinkstock)
Otros enlaces
MADRID (Reuters) — El Tesoro Público español estrenó con paso firme el nuevo año al colocar deuda en el mercado por un importe superior a la meta establecida en tres referencias de bonos y obligaciones y con tasas de financiación más baratas que los niveles previos en un contexto bajista para la prima de riesgo española.

La institución emisora dijo que en estas subastas, después de las cuales la prima de riesgo emprendió un nuevo descenso a niveles similares a los de finales de marzo de 2012, adjudicó un total de 5,817 millones de euros (unos 7,600 millones de dólares), frente a los 5,000 millones que había establecido como importe máximo.

"Han sido unas buenas subastas. Hubo una fuerte demanda por tres factores fundamentales: los indicadores de aversión al riesgo están bajo mínimos; la volatilidad ha caído en picado y las carteras están muy líquidas", dijo José Luis Martínez, estratega de Citigroup.

A las 1145 hora local, el diferencial de la deuda española a 10 años frente a su equivalente alemán se situaba en 349 puntos básicos (pb) comparado con los 364 pb anteriores a la emisión y comparado con los 377 pb de las últimas transacciones del miércoles.

Por su parte, el rendimiento del bono a 10 años caía ligeramente por debajo del 5.0%, un nivel desconocido desde principios del pasado marzo.

"Empezamos muy bien el año. El resultado de la subasta lo está reflejando el diferencial", indicó Estefanía Ponte, responsable de estrategia y economía de Cortal Consors.

Con la emisión de obligaciones a 13 años de vida residual, la tesorería pública española logró financiar en torno al 3.4% de los vencimientos previstos en enero en obligaciones. En bonos no figuran vencimientos en enero, según la estrategia elaborada por la institución para 2013.

"La primera subasta del año confirma el entorno en que estamos de clara mejoría de las condiciones de financiación y de la percepción de la deuda española y resto de los periféricos del euro", dijo Nicolás López, director de análisis de M&G Valores.

"Es una indicación de que estamos en un cierto desplazamiento de la inversión desde el bajo riesgo y nula rentabilidad a valores con un mayor atractivo en rentabilidades", agregó López.

¿Dónde está la cláusula?

Las fuertes peticiones registradas en la nueva referencia a dos años, sometida por primera vez en la historia de la deuda soberana española a una Cláusula de Acción Colectiva (CAC), hicieron caso omiso de esta circunstancia en la subasta.

Estas cláusulas, que también se aplican en el conjunto de la zona del euro, pueden forzar a los inversores a asumir grandes pérdidas en sus posiciones de deuda si entraran en aplicación en determinadas circunstancias de mercado con el objetivo de hacer menos costosa una eventual reestructuración de la deuda de un determinado estado.

"El interés por el (bono a) dos años mostrado en la ratio de cobertura por encima de dos, demuestra que la cláusula no ha afectado", agregó Ponte.

La aplicación de esta norma supondría reconocer que un país desarrollado puede suspender pagos y que un eventual "default" ya no sólo se produciría en estados de países emergentes.

Un rescate muy desdibujado

Si hasta hace unas pocas semanas una mayoría de analistas compartían la opinión de que España estaba inexorablemente destinada a solicitar un rescate de su economía, ahora la ecuación comienza gradualmente a cambiar el orden de los factores.

"Ahora mismo, el rescate no es algo que está en el radar más o menos cercano. Poco a poco, este tema va pasando a un segundo plano", añadió López.

Desde los momentos más tensos de la prima de riesgo del país, cuando en julio llegó a cotizar a unos 640 puntos básicos (pb), el temor a que el Banco Central Europeo desencadenara una ofensiva compradora de bonos para defender la deuda soberana de la periferia del euro ha relajado en unos 300 puntos básicos el diferencial entre la deuda española y la alemana a 10 años.

Precisamente, en este clima financiero favorable, varias empresas del índice bursátil Ibex-35 han aprovechado para emitir esta semana deuda corporativa en condiciones relativamente cómodas.

Las subastas

En la nueva referencia a dos años con cupón del 2.75%, la tesorería española adjudicó 3,397 millones de euros, frente a los 7,016 solicitados, con un tipo marginal del 2.587%.

Además, en bonos a 5 años, colocó 1,950 millones de euros desde los 5,050 millones solicitados, con una rentabilidad marginal del 4.033% desde el 4.769% de la anterior emisión del pasado 8 de noviembre.

Finalmente, en obligaciones a 13 años de vida residual colocó 470 millones de euros contra los 1,340 millones solicitados, con un rendimiento marginal del 5.569 por ciento. La anterior emisión de esta referencia procede del pasado 21 de julio de 2011 cuando la rentabilidad marginal quedó en el 6.218%.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005DXF