ABC sobre el techo de deuda de EU

Descubre por qué es importante que Estados Unidos eleve el límite de endeudamiento del gobierno; conoce las medidas alternativas y las consecuencias de que el Congreso no logre llegar a un acuerdo.

Por: Jeanne Sahadi |
Viernes, 11 de enero de 2013 a las 06:02

NUEVA YORK — El Congreso estadounidense evitó arrojar al país por el precipicio fiscal. Pero no ha hecho nada por afrontar el próximo y potencialmente mayor riesgo para la economía: La necesidad de elevar el techo de la deuda.

Para ayudar a separar la realidad de la ficción en la batalla, esto es lo que necesitas saber sobre el tema.

¿Qué es exactamente el techo de la deuda? Es un tope fijado por el Congreso sobre la cantidad de dinero que el gobierno federal puede pedir prestado. El límite aplica a la deuda contraída con el público (por ejemplo, cualquier persona que compre bonos de Estados Unidos) más la deuda que el Tesoro debe a los fondos fiduciarios del gobierno, como los de Seguridad Social y Medicare.

¿Por qué es necesario que sea elevado? El techo de la deuda debe elevarse periódicamente debido a que ambos partidos en el Congreso han aprobado recortes de impuestos y aumentos del gasto en los últimos años, sabiendo perfectamente bien que eso elevaría los déficits. Al hacerlo, aumentan las necesidades futuras de endeudamiento del país.

Es por eso que elevar el techo de la deuda no es una "licencia para gastar más", como algunos republicanos afirman. Simplemente permite que el Departamento del Tesoro siga pagando todas las obligaciones del país que el Congreso ya ha aprobado - independientemente de si se trata de un pago a un contratista federal, un cheque del Seguro Social para una persona mayor, o intereses sobre la deuda a un inversionista de bonos.

Desde marzo de 1962, el Congreso ha elevado el límite de la deuda 76 veces, según el Servicio de Investigación del Congreso. Once de esas veces se produjeron en la última década.

¿Qué tan alto es el techo de la deuda ahora? El techo está fijado actualmente en 16.394 billones de dólares. El endeudamiento del país alcanzó esa marca el 31 de diciembre.

Como resultado, el Tesoro no puede pedir prestado más nuevo dinero en los mercados (aunque todavía tiene permitido renovar la deuda existente). Por lo tanto, ha comenzado a utilizar 'medidas extraordinarias' para evitar temporalmente el riesgo de que el país deje de pagar cualquiera de sus obligaciones.

¿Qué son las 'medidas extraordinarias' y cuánto tiempo pueden comprar? El Tesoro tiene cuatro opciones, que combinadas pueden recaudar 200,000 millones de dólares.

La mayor de ellas es dejar temporalmente de reinvertir los ahorros para el retiro de los trabajadores federales en bonos de corto plazo especialmente emitidos.

El Tesoro ha dicho que normalmente 200,000 millones de dólares pueden cubrir las necesidades de financiamiento federales durante unos dos meses. Pero sigue siendo incierto cuánto comprará en esta ocasión.

El Bipartisan Policy Center estima que el Congreso tendrá que elevar el techo tan pronto como el 15 de febrero, pero no más tarde del primero de marzo.

¿Qué pasa si el Congreso no eleva el techo de la deuda a tiempo? Es imposible decirlo con certeza. Pero, en general, nada bueno saldrá de ello.

Al Tesoro no se le permitiría pedir prestado. Por lo tanto, sólo sería capaz de pagar las facturas para las cuales tenga ingresos suficientes a la mano. El problema es que no habrá ingresos suficientes a su disposición para cubrir los pagos debidos en cualquier momento dado.

Entonces, ¿quién recibirá su pago y quién se quedará sin él? El Tesoro se vería obligado a tomar decisiones legalmente cuestionables, en esencia, seleccionando a los ganadores y a los perdedores. "La realidad sería caótica", concluye el Bipartisan Policy Center en un análisis de flujo de caja del Tesoro.

Algunos dicen que el país podría evitar el impago si el Tesoro simplemente decide pagar primero a los intereses adeudados a los tenedores de bonos. No es tan simple como suena, pero es lo que la mayoría de los expertos esperan que el Tesoro haga debido a que cesar el pago de los bonos estadounidenses paralizaría la economía, enviaría a los mercados en picada y potencialmente "desencadenaría una nueva crisis financiera catastrófica", en las palabras del endeudamiento del Comité Asesor de Endeudamiento del Tesoro.

Pero si la confrontación por el techo de la deuda persiste, no hay garantía de que pagar intereses pero eludir otras obligaciones legales proteja al país de una percepción de incumplimiento o al menos de inestabilidad.

Si el techo de la deuda no es elevado a tiempo, ¿habrá un cierre del gobierno?

Técnicamente no, pero efectivamente podría sentirse como uno parcial.

Un cierre del gobierno real ocurre si los legisladores no asignan fondos para las agencias y programas federales. Sin un financiamiento apropiado, las operaciones del gobierno cesarían, con excepción de los servicios esenciales.

Por el contrario, si el techo de la deuda no es elevado a tiempo, el gobierno permanece abierto y el Tío Sam tiene ingresos ordinarios procedentes para pagar servicios y agencias gubernamentales. Pero no suficientes ingresos para pagar todo.

"Tendrían que haber severos recortes, pero es poco probable que grandes partes del gobierno sean cerradas por completo", dijo el ex director de la Oficina Presupuestaria del Congreso (CBO, por sus siglas en inglés), Rudolph Penner.

¿Qué es todo este ruido sobre la Enmienda 14?

Si el Congreso no logra elevar el techo de la deuda, algunos creen que el presidente podría elegir una 'opción nuclear' e invocar la Enmienda 14.

Esa enmienda declara: "La validez de la deuda pública de Estados Unidos que este autorizada por la ley... no podrá ser cuestionada".

Al invocar la Enmienda 14, continúa el argumento, Obama podría instruir al Secretario del Tesoro que siga endeudándose para pagar las cuentas del país

La Casa Blanca ha rechazado esta sugerencia en varias ocasiones. Pero esta opinión podría cambiar, dicen los expertos, si el país realmente está al borde del impago. Sin embargo, sería arriesgado políticamente y el país además podría resultar lastimado financieramente. Invocar la Enmienda 14 podría provocar un enfrentamiento constitucional, lo cual no es un mensaje positivo para enviar a los mercados que ya cuestionan la capacidad de Washington para gobernar.

¿Qué pasa con la moneda de platino de 1 billón de dólares?

Un remedio instantáneo que algunos expertos creen que podría ser utilizado para evitar el impago es la creación de una moneda de platino de 1 billón de dólares. Pero otros expertos piensan que la idea es legalmente cuestionable y que, en cualquier caso, no es una jugada brillante.

La idea es la siguiente: El Tesoro no está autorizado a imprimir dinero. Pero debido a un vacío legal tiene permitido acuñar monedas de platino. Si se opta por acuñar una moneda de 1 billón de dólares, podría depositarla en la Reserva Federal y de ese modo seguir pagando las facturas del país, a pesar de que el techo de la deuda no haya sido elevado todavía.

"Acuñar monedas de 1 billón de dólares suena como la trama de un episodio de Los Simpsons o una secuela de Austin Powers. Carece de dignidad", escribe Donald Marron, ex director de la Oficina de Presupuesto del Congreso, en un artículo de opinión.

Pero, añade, la opción de la moneda de platino podría ser mejor que las otras alternativas si la intransigencia política realmente pone al país en riesgo de caer en impago.

 

 


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005DXY
recomienda
Patrocinado por