Japón prepara armas contra la deflación

El Gobierno y el Banco Central acordaron establecer una meta de inflación del 2%, dicen fuentes; además, se espera que el Banco de Japón eleve su programa de compra de activos.

Viernes, 18 de enero de 2013 a las 10:08

TOKIO (Reuters) — El Gobierno y el Banco Central de Japón acordaron establecer un objetivo de inflación del 2%.

A partir de la próxima semana, el Banco de Japón (BOJ) considerará hacer un compromiso de final abierto para comprar activos hasta que el objetivo inflacionario esté a la vista, dijeron a Reuters fuentes familiarizadas con el pensamiento del organismo.

El BOJ además discutirá, en su revisión de las políticas del lunes y el martes, eliminar el interés que paga por las reservas de los bancos, una iniciativa que empujaría las tasas de los mercados de dinero al 0.0%, de acuerdo con las fuentes.

Enfrentado a la presión del primer ministro, Shinzo Abe, para que la entidad haga más a fin de sacar a Japón de la deflación crónica, el BOJ duplicará su meta de inflación y flexibilizará nuevamente su estrategia en una revisión de políticas de dos días que concluye el martes.

Si bien la opción más probable sería que el BOJ eleve el programa de compras de activos que tiene desde hace tiempo, los banqueros centrales probablemente debatirán otras medidas como compras de activos de final abierto con la idea de mejorar las expectativas del mercado acerca de un estímulo monetario audaz.

Cualquier iniciativa nueva sorprenderá a los inversores, posiblemente colocando al yen bajo una renovada presión para su venta y favoreciendo a las acciones japonesas, que alcanzaron sus mayores niveles en casi tres años por la esperanza de medidas enérgicas.

El Banco de Japón y el Gobierno están finalizando una declaración conjunta que planean emitir el martes, que incluye una meta de inflación de 2%, dijo a Reuters el viceministro Economía Yasutoshi Nishimura.

"El gobernador (Masaaki) Shirakawa ha estado diciendo que 1% de inflación podría conseguirse en poco tiempo, pero no hemos llegado a ese punto todavía", dijo Nishimura.

"Si compartimos el 2% de inflación como un objetivo común, esperamos que el Banco de Japón haga algo muy agresivo", agregó.

La declaración no establecerá un plazo específico para el logro de la meta y dejará al Banco Central la libertad para decidir sobre las medidas a tomar para lograrlo, dijo Nishimura.

Sin embago, el Gobierno estudiará cuántos avances está haciendo el BOJ en el logro de la meta mediante su principal panel económico, al que el gobernador del Banco Central asiste con regularidad, una señal de que persistirá la presión de un fuerte estímulo monetario.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005EBG