Economía

El ‘súper peso’ trama su retorno en 2013

Un tipo de cambio en 12.40 por dólar es viable ante una posible aprobación de reformas: analistas; en Chicago las posiciones especulativas a favor del peso alcanzaron un monto histórico en 6,000 mdd.

Por: Isabel Mayoral Jiménez |
Martes, 22 de enero de 2013 a las 06:03

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — En un mundo en el que las principales economías enfrentan el riesgo de desaceleración o incluso de una recesión, el peso mexicano lidera el desempeño entre las monedas de América Latina y se encamina a fortalecerse en el transcurso de 2013, anticipan analistas.

Las perspectivas favorables para la economía mexicana y la expectativa de que se aprueben reformas estructurales, junto al exceso de liquidez por las políticas monetarias que han aplicado los principales bancos centrales, han propiciado la entrada de inversión extranjera de cartera a México que apoya un peso más fuerte y que en el año podría cotizar hasta en 12.40 unidades por dólar.

Reflejo de la posible apreciación del peso son las posiciones especulativas en el mercado de futuros de Chicago, que de acuerdo con datos al 15 de enero pasado -los últimos disponibles- se ubicaron en 6,010 millones de dólares a favor, contra 5,450 millones de una semana anterior.

Michael Gómez, codirector de mercados emergentes de PIMCO, que administra el mayor fondo de bonos del mundo, dijo que la falta de intervención del Banco de México (Banxico) ha ayudado a la moneda nacional, mientras que Brasil debe pensar en eliminar barreras a la inversión extranjera.

"El peso mexicano de ninguna manera parece una moneda sobrevaluada. Lo que los mexicanos han logrado con una moneda que es relativamente competitiva es una baja inflación y un crecimiento más alto", dijo a la agencia Reuters.

Si bien los analistas advierten que en el corto plazo la cotización del peso frente al dólar estará sujeta a los acuerdos a que lleguen los congresistas en Estados Unidos para resolver el techo de su deuda y los problemas fiscales -que llevará al peso a cotizar en 12.80 unidades por dólar- las perspectivas favorables sobre la moneda mexicana se mantienen.

"Vamos a modificar nuestra expectativa sobre el peso para el cierre de año, probablemente hacia 12.50 por dólar", puntualiza el subdirector de Estrategia de Renta Fija de Análisis Santander, Salvador Orozco.

Aun cuando advierte la posibilidad de volatilidad en los mercados en el corto plazo -por el problema de deuda en EU- "vemos una recuperación moderada en esa economía, sobre todo en la segunda mitad de 2013, aunado a que la liquidez mundial se va a mantener en lo que resta del año.

"No vemos cómo esa política de liquidez por parte de los bancos centrales en el mundo vaya a cambiar, y con una mejoría en la calificación de México si se aprueban las reformas, seguramente los factores positivos para el peso se mantendrán a lo largo del año y el peso cotice sobre12.50 por dólar, sin que afecte al sector exportador que está más ligado a la actividad económica en EU", indica.

Cambio de postura de Banxico

Algunos analistas consideran que el radical cambio en la postura del Banco de México (Banxico) -al cambiar en poco tiempo el tono de su mensaje de "halcón" a "paloma" como lo califica Banamex-, hace prever que utilizó su lenguaje verbal para contener la fuerza de revaluación del peso.

"Pensamos que lo que está detrás de esta nueva postura del banco central es la renovada expectativa de fuertes flujos de inversión hacia instrumentos en pesos que harían revaluarse a mayor velocidad al peso; es decir, que precipitarían la baja en el tipo de cambio contra el dólar", destaca Invex Grupo Financiero en su análisis semanal.

Explica que una revaluación abrupta del peso no es muy deseada porque afecta el ritmo de crecimiento de las exportaciones, merma la utilidad de las empresas y podría propiciar un incentivo menos sólido para la inversión extranjera de cartera.

"Creemos que Banxico puso sobre la mesa una primera medida, verbal, para intentar contener la fuerza de la revaluación del peso; de no funcionar es probable que recompre más dólares a través de las opciones de compra, y acumule reservas; si la tendencia persiste y es veloz, podría efectivamente bajar las tasas. Por ahora, pensamos que no se llegara a tales extremos", expone.

De acuerdo con la Casa de Bolsa Accival, integrante del Grupo Financiero Banamex, se espera que en Latinoamérica el peso mexicano lidere el desempeño. En particular estiman que el peso se siga fortaleciendo hasta 12.40 por dólar en el corto plazo y que retome a niveles de aproximadamente 12.5 en un horizonte de 6 a 12 meses, además de las buenas perspectivas de la economía mexicana respecto a la estadounidense debería ser un factor que apoye la revaluación.

Para Mario Correa, economista en jefe de Scotiabank, una de las posibles explicaciones (considera cuatro en total) del giro radical en el sesgo es que cabría la posibilidad de que Banxico esté preocupado por la reciente apreciación del peso, que podría continuar en un entorno de alta liquidez global y políticas monetarias ultra-expansivas en los países desarrollados, lo que afectaría negativamente el desempeño de las exportaciones mexicanas y el nivel de crecimiento.

El analista de CIBanco, Mario Copca, considera que hay euforia y optimismo en torno a México, por la posible aprobación de las reformas que permitiría mejorar la calificación de la deuda soberana mexicana "y eso es lo que ha venido descontando el mercado".

En su opinión, el comunicado de política monetaria del Banxico ha frenado un poco la entrada de flujos al mercado; en él advierte de que ante un escenario de debilidad económica bajará su tasa de interés de referencia (hoy en 4.5%) y eso reduce el diferencial entre las tasas de México y las de EU y "con ello vemos que el peso se vuelve menos atractivo para financiar operaciones de carry trade".

Estima que al reducir el diferencial "que tienen los precios de carry trade de algún modo evita una burbuja de especuladores que ha llevado a las posiciones largas en Chicago a máximos históricos y que representa un riesgo, ya que si al mercado algo no le agrada puede provocar la venta masiva de posiciones y acelerar la depreciación de la moneda".

Prevé que la votación sobre la ampliación por dos meses más del techo de la deuda en EU -que permitirá ganar tiempo para negociar los ajustes fiscales-, definirá la tendencia del tipo de cambio que puede operar cerca de 12.80 pesos por dólar en un entorno de volatilidad como buscar, posteriormente, el nivel de 12.50 por dólar.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005EFL