Economía

ONU busca reducir desperdicio de comida

El organismo lanzó un plan para disminuir las 1,300 toneladas de alimentos que se tiran cada año; la FAO indica que sólo en las ciudades industrializadas, 300 millones de toneladas van a la basura.

Martes, 22 de enero de 2013 a las 12:28

ROMA (Notimex) — La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) anunciaron este martes una nueva campaña mundial para reducir el desperdicio de alimentos.

Medidas sencillas por parte de consumidores y vendedores minoristas de alimentos pueden reducir drásticamente los 1,300 millones de toneladas de alimentos que cada año se pierden o desperdician y ayudar así a crear un futuro sostenible, dijo la FAO en un comunicado fechado en Roma.

Explicó que la campaña Think.Eat.Save. Reduce Your Foodprint ("Piensa. Aliméntate. Ahorra. Reduce tu huella alimentaria") surge en apoyo de la Iniciativa SAVE FOOD ("Ahorrar alimentos").

La campaña busca reducir la pérdida y desperdicio de alimentos a lo largo de toda la cadena de producción y consumo, es promovida por la FAO y los organizadores de la feria comercial Messe Düsseldorf, así como la Iniciativa Hambre Cero del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

"La nueva campaña se dirige específicamente a los alimentos desperdiciados por los consumidores, los minoristas y la industria hotelera", especificó la FAO.

Además cuenta con la experiencia de organizaciones como Waste and Resources Action Programme (Programa de acción para el desperdicio y los recursos), Feeding the 5,000 y otros socios, incluidos gobiernos nacionales, que tienen vasta experiencia en identificar y modificar las prácticas derrochadoras.

La campaña Think.Eat.Save. tiene como objetivo acelerar las medidas y proporcionar una visión global y un portal de intercambio de información (www.thinkeatsave.org) para las múltiples y diversas iniciativas en curso en todo el mundo.

A nivel mundial, alrededor de un tercio de todos los alimentos que se producen -por valor de cerca de un billón de dólares- se pierde o se desperdicia en los sistemas de producción y consumo alimentarios, según los datos publicados por la FAO.

La pérdida de alimentos se produce sobre todo en las etapas de producción -recolección, procesamiento y distribución- mientras que el desperdicio ocurre por lo general a nivel del minorista y el consumidor, al final de la cadena de suministro de alimentos.

"En un mundo de 7,000 millones de habitantes, que aumentarán a 9,000 millones en 2050, el desperdicio de alimentos no tiene sentido ni a nivel económico, ni ambiental, ni ético", dijo el secretario general adjunto de la ONU y director ejecutivo del PNUMA, Achim Steiner.

"En las regiones industrializadas, casi la mitad del total de alimentos desperdiciados, alrededor de 300 millones de toneladas al año, se debe a que productores, minoristas y consumidores desechan alimentos que aún son aptos para el consumo", señaló el director general de la FAO, José Graziano da Silva.

"Es más que la producción total neta de alimentos de África subsahariana y sería suficiente para alimentar a los cerca de 870 millones de personas con hambre que hay en el mundo", alertó.

La FAO resaltó que más del 20% de las tierras cultivadas, el 30% de los bosques y el 10% de los pastizales están en proceso de degradación y a nivel mundial han desaparecido 9.0% de las reservas de agua dulce, mientras el 70% de este recurso se destina a la agricultura de regadío.

La agricultura y los cambios de uso del suelo, como la deforestación, contribuyen al 30% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Además, el sistema agroalimentario consume cerca de 30% de la energía disponible en el mundo y la sobrepesca y la mala gestión contribuyen a la reducción de las poblaciones de peces.

Según la FAO, 95% de la pérdida y desperdicio de alimentos en los países en desarrollo son pérdidas involuntarias en las primeras etapas de la cadena de suministro de alimentos.

Esto ocurre por limitaciones financieras, técnicas y de gestión en la recolección, instalaciones de refrigeración y almacenamiento en condiciones climáticas difíciles.

El desperdicio per cápita de los consumidores se sitúa entre 95 y 115 kilogramos al año en Europa y Norteamérica/Oceanía, mientras que los consumidores en África subsahariana, Asia meridional y Sudeste asiático tiran solamente entre seis a 11 kilogramos al año.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005EGE