La UE arremete contra David Cameron

Europa descalificó la promesa del premier británico de votar la pertenencia de su país en el bloque; funcionarios alemanes aseguran que Cameron es presa de una minoría ruidosa en su partido.

Miércoles, 23 de enero de 2013 a las 11:12
Cameron ha tenido menos respaldo de Alemania desde el rechazo de Londres al pacto fiscal. (Foto: AP)
Cameron ha tenido menos respaldo de Alemania desde el rechazo de Londres al pacto fiscal. (Foto: AP)
Otros enlaces
BERLÍN/PARÍS (Reuters) — Los socios europeos de Gran Bretaña dijeron este miércoles que la promesa del primer ministro David Cameron de reformar radicalmente su relación con la Unión Europea y realizar un referendo sobre el futuro de Londres en el bloque da muestra de una actitud egoísta e ignorante.

Francia llegó a decir que Londres era libre de irse si lo deseaba y su canciller, Laurent Fabius, sostuvo en una reciente reunión con empresarios británicos que "si Gran Bretaña quiere dejar a Europa vamos a desplegarles una alfombra roja".

Estas palabras fueron una respuesta a Cameron, quien el año pasado utilizó la misma frase para expresar que Gran Bretaña le daba a la bienvenida a los franceses ricos que se encuentren molestos por el alza de impuestos en su país.

Demandar cambios en las reglas es como si Londres se hubiera unido a un club de fútbol y luego dijera "vamos a jugar al rugby", dijo Fabius.

Martin Schulz, jefe del Parlamento Europeo, dijo que Cameron "busca un cambio basado solamente en el interés británico, y eso no es justo".

El ministro de Relaciones Exteriores alemán, Guido Westerwelle, dijo que este tipo de elección -permanecer o no en la Unión Europea- no está dentro de las opciones.

En tanto, dos ministros franceses acusaron a Cameron de tratar a Europa como un menú "a la carta", en el que Gran Bretaña piensa que puede elegir los aspectos que le gustan de su relación con el bloque.

Peter Mandelson, ex comisario de Comercio de la UE y quien fuera ministro durante los últimos gobiernos laboristas, calificó el discurso de Cameron como "esquizofrénico" y dijo que Europa no responderá positivamente a ser tratado como un "servicio de cafetería donde usted trae su propia bandeja y se va con lo que quiere".

En tanto, en Alemania, donde las simpatías de la conservadora canciller Angela Merkel hacia el partido de Cameron se han visto opacadas por el veto de Londres a un pacto fiscal en el bloque, creen que el primer ministro británico se ha metido en un callejón sin salida.

Los políticos alemanes enfrentan las presiones de sus propios legisladores euroescépticos, pero dicen que Cameron le ha prestado demasiada atención a una minoría ruidosa que juega con lo que él ha calificado como una desilusión histórica con el bloque.

"Cameron está usando la adhesión a la UE como una herramienta táctica de política interna", dijo Manuel Sarrazin, legislador del Partido Verde de Alemania.

Funcionarios europeos dijeron también que si incluso el respaldo de Gran Bretaña al tema fuera más categórico, no está claro cómo se podría iniciar con éxito una negociación de los tratados europeos, dijeron funcionarios del bloque.

Guy Verhofstadt, ex primer ministro belga y actual líder de los liberales en el Parlamento Europeo, sostuvo que el primer ministro británico estaba "jugando con fuego" al tratar de renegociar la pertenencia de Gran Bretaña en la UE.

"Su discurso está lleno de contradicciones y muestra un grado de ignorancia sobre cómo funciona la UE", dijo Verhofstadt.

Pero la alarma no se limita a Europa. Gran Bretaña también ha sido advertida por la Casa Blanca y por una gran cantidad de empresarios que han advertido que Londres perdería influencia global si sale de la UE.

"En el contexto más amplio de la historia, Europa ha tenido un éxito enorme y una Europa con Gran Bretaña es mucho más poderosa e importante que sin ella", dijo Joseph Nye, ex funcionario del Departamento de Defensa de Estados Unidos y profesor de la Universidad de Harvard.

Pero no todas las respuestas al discurso de Cameron fueron igual de negativas. Entre quienes lo respaldaron aparece el primer ministro checo Petr Necas, cuyo gobierno fue el único además de Gran Bretaña en no firmar el pacto fiscal. Dijo que compartía el deseo de Cameron de un bloque "más flexible y más abierto".

Mark Verheijen, legislador del partido del primer ministro holandés Mark Rutte, que comparte las preocupaciones de Cameron pero no la opción de una salida, dijo que el líder británico dio un "discurso fuerte" con buenas ideas sobre reformas.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005EIW
recomienda
Patrocinado por