La solución republicana al tope de deuda

La Cámara baja vota hoy una iniciativa para permitir al Gobierno endeudarse hasta mayo próximo; con esto, pretenden negociar un presupuesto con los demócratas para los próximos cinco años.

Por: Jeanne Sahadi |
Miércoles, 23 de enero de 2013 a las 12:35
Los legisladores republicanos también votarán este miércoles usar medidas extraordinarias para evitar el techo de deuda en EU. (Foto: Thinkstock)
Los legisladores republicanos también votarán este miércoles usar medidas extraordinarias para evitar el techo de deuda en EU. (Foto: Thinkstock)
Otros enlaces

NUEVA YORK (CNNMoney) — El enfrentamiento político en torno al techo de la deuda no ha terminado aún, pero existe una posibilidad de que pronto finalice, al menos temporalmente.

Este miércoles la cámara baja estadounidense tiene previsto votar un proyecto de ley republicano que permitiría al Departamento del Tesoro pedir prestado más dinero hasta mediados de mayo próximo.

El presidente Obama no se opondrá a la ley, a pesar de que preferiría un plazo mayor para el aumento del límite de endeudamiento, señaló la Casa Blanca.

La legislación podría encontrar obstáculos en la Cámara o el Senado, pero hay una buena probabilidad de que se apruebe como mínimo en la Cámara.

"Aunque todavía no se da por hecho, lo principal es que los republicanos cederán en el techo de la deuda. Así que ahora sólo estamos discutiendo los detalles", indicó Greg Valliere, principal estratega político de Potomac Research Group.

La bancada republicana de la Cámara ha dicho en los últimos dos años que no elevaría el techo de deuda a menos que el aumento se compense con una cantidad comparable de recortes de gastos. Pero el proyecto de ley que votarán esta semana no incluye esa condición quid pro quo.

En su lugar, la propuesta incluye una disposición que el presidente de la Cámara, John Boehner resumió como "sin presupuesto, no hay pago".

Así es como el proyecto de ley funcionaría:

La propuesta suspendería el techo de la deuda hasta el 18 de mayo, lo que significa que el Tesoro podría seguir endeudándose sin restricción. El techo de la deuda luego sería restablecido a su nivel actual de 16.4 billones de dólares más el monto que el Tesoro hubiera tomado prestado durante la suspensión.

Una vez llegado el 18 de mayo, el Tesoro podría volver a utilizar "medidas extraordinarias" para evitar la posibilidad de impago o default hasta por dos meses, dándole al Congreso un poco más de tiempo para elevar el techo de deuda, explicó Pete Davis, ex empleado del comité presupuestario del Congreso que ahora dirige la firma  Davis Capital Investment Ideas.

El proyecto de ley también sentaría las bases para un aumento a más largo plazo: requeriría que la Cámara y el Senado acuerden en sus respectivos plenos, para el día 15 de abril, una resolución sobre el presupuesto para el año fiscal 2014. Y tal medida, que tiene por objeto establecer los niveles de gasto e ingreso para los próximos cinco a diez años, puede incluir aumentos en el tope legal de la deuda, dijo Davis.

Si la Cámara y el Senado no cumplen el plazo del 15 de abril y no logran aprobar un presupuesto en ese lapso, la remuneración de los legisladores sería retenida hasta que aprueben una resolución sobre el presupuesto o hasta que el actual Congreso finalice en enero de 2015.

Así, no es que a los legisladores no se les pague si incumplen el plazo, sus salarios serán retenidos en custodia y se pagarán en algún momento posterior.

Los republicanos de la Cámara, al ofrecer esta solución temporal al techo de la deuda, están en esencia concediendo que pelear por el límite de la deuda pública no es su mejor opción para conseguir recortes al gasto y una reducción sustancial del déficit.

Y ese cambio de postura podría azuzar el progreso hacia negociaciones presupuestarias significativas.

"El plan de los republicanos de la Cámara muestra un constructivo cambio de enfoque, ya no centrado en las amenazas de default sino en la necesidad de un presupuesto. Esto debería mejorar la posibilidad de las negociaciones en torno a un plan fiscal serio," declaró el director del organismo independiente Concord Coalition, Robert Bixby.

Dos oportunidades decisivas marcan esas negociaciones. A menos que el Congreso estadounidense actúe antes del 2 de marzo, el ‘secuestro económico' desencadenaría recortes de gastos por alrededor de 1 billón de dólares en defensa y en otras partidas, algo que nadie quiere en el Congreso.

Y si no toman medidas para el 27 de marzo, el financiamiento federal se acabará por completo y las operaciones gubernamentales se paralizarían hasta que los legisladores puedan encontrar alguna manera de ponerse de acuerdo sobre el gasto y los impuestos para el próximo año o por lo menos para los próximos meses.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005EJ1
recomienda
Patrocinado por