Arranque de Peña, ¿un escudo contra EU?

El optimismo por posibles reformas adelantó inversiones y blindaría a México: dicen economistas; advierten que si la economía estadounidense se desacelera no habrá forma de proteger al país.

Por: Isabel Mayoral Jiménez |
Jueves, 31 de enero de 2013 a las 06:03

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — El optimismo con el que arrancó el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto podría funcionar como escudo a la economía mexicana para sortear el efecto de un menor crecimiento en Estados Unidos, cuyo PIB sorpresivamente se contrajo 0.1% en el cuarto trimestre de 2012, dicen economistas.

"El optimismo que se siente con el nuevo Gobierno, ante la idea de que se aprobarán las reformas, impulsa un poco la actividad productiva en México, aunque sea en el margen",  indica el director de Estudios Económicos de Banamex, Sergio Kurczyn.

Las reformas en general tienen poco impacto de corto plazo, su efecto se ve más con el paso de los años, pero en términos del clima es importante que los consumidores y los inversionistas estén positivos sobre México, subraya.

En este sentido, el director para América Latina de Moody's Analytics, Alfredo Coutiño, indica que hay factores que permitirán compensar el efecto del exterior.

"La euforia que ha generado el nuevo Gobierno con la aprobación de reformas, ha empezado ya a estimular decisiones de inversión y consumo en México, lo cual se va a reflejar en un repunte de la economía mexicana en el último trimestre de 2012 y pudiese extenderse al primer trimestre de este año", destaca.

Este miércoles, el Departamento de Comercio de EU, dijo que la economía estadounidense se contrajo 0.1% anual en el cuarto trimestre de 2012, su primer retroceso en tres años y medio. Para todo el año pasado, el PIB creció 2.2%, frente a una expansión de 1.8% en 2011.

La caída en el Producto Interno Bruto (PIB) refleja contribuciones negativas de los inventarios privados, del gasto del Gobierno federal y de las exportaciones, que fueron parcialmente contrarrestadas por el gasto del consumidor.

El reporte del PIB de EU del cuarto trimestre es una mala noticia para quienes esperaban que la desaceleración llegara a su fin, agrega el director del Departamento de Economía y Finanzas del Tecnológico de Monterrey, José Luis de la Cruz Gallegos, al advertir que el entorno global no será fácil.

"Es la primera señal para que el Gobierno federal impulse medidas alternativas a lo que hasta el momento se han aplicado en México y que condujeron a la aparición de pobreza, hambre y un crecimiento económico que en los últimos 30 años no supera el 2.6% en promedio", sentencia.

Deuda y déficit fiscal en EU, riesgos reales

Los datos de crecimiento en EU en sí mismos no nos asustan, asegura el director de Estudios Económicos de Banamex; incluso "podríamos decir que la economía de EU irá hacia arriba y nuestro estimado es de un crecimiento de 1.9% del PIB en 2013", pero puntualiza que su escenario base contempla una desaceleración muy moderada del PIB de ese país por los temas fiscales.

"Si el 1 de marzo próximo no se ponen de acuerdo los Congresistas de EU para resolver el déficit, que implica recortes que representan 110,000 millones de dólares, es decir un 0.7% del PIB, bajaríamos nuestro pronóstico para la economía estadounidense. El recorte tendría que ser de la mitad", señala.

Otro escenario es que lleguen a un acuerdo para aumentar el techo de la deuda después del 19 de mayo. Pero hay una tercera posibilidad: que el 27 de marzo se llegue a un límite una resolución continua del Presupuesto, por lo que el Congreso de EU tendría que tomar una decisión para permitir al Gobierno seguir ejerciendo gastos discrecionales, destaca el director de Estudios Económicos de Banamex.

En opinión de Alfredo Coutiño, el gran dilema está en que el aumento de impuestos y posible recorte de gastos durante el primer trimestre vaya a tener un efecto adicional; "es razonable pensar que sí, pero no se sabe de cuánto vaya a ser", aclara.

"Dependiendo de la magnitud de ese impacto habría que ver qué tanto se recuperó por sí sola la actividad económica de EU y si el impacto de los impuestos y recortes pudieran de alguna manera contrarrestar el avance que pudo tener la economía", agrega.

Aunque destaca que la moderación que tuvo la actividad económica a finales del año pasado y el potencial impacto que pueda tener en el primer trimestre, es posible anticipar que la economía se va a mantener avanzando a tasas muy bajas en el primer trimestre del año, lo cual de ninguna manera augura el inicio de una recesión en ese país.

No obstante alerta que el dato del cuarto trimestre sí prende focos amarillos, "porque partimos de un inicio débil en el primer trimestre del año. Considerando que el efecto provino más que nada de gasto militar y no de sectores que realmente se hayan caído como la industria estadounidense, construcción, servicios, como realmente demandan exportaciones del resto del mundo su impacto no debería haber sido importante".

Para el catedrático del Tecnológico de Monterrey José Luis de la Cruz la contracción en la economía de EU se presentó aún antes del abismo fiscal: recortes al gasto e incremento a impuestos.

"Estados Unidos se encuentra en una posición de mayor debilidad de la que se puede inferir por los resultados que se presentan en algunos segmentos de su actividad económica, particularmente en los mercados financieros más especulativos".

Lejos del aumento que se percibe en las bolsas de valores, la producción del sector real norteamericano vuelve a señalar que los efectos de la más reciente recesión no se han ido, y que por el contrario parecen volver a acechar a los ciudadanos de aquel país, y por ende de aquellas naciones que orbitan alrededor del desempeño de los Estados Unidos, expone.

Los sectores que fortalecerán al PIB mexicano

La cifra del PIB de EU del cuarto trimestre de 2012 ya no es muy relevante porque han salido datos positivos a diciembre, como las exportaciones, explica Sergio Kurczyn, de Banamex.

"Estamos muy tranquilos de que el PIB mexicano al cuarto trimestre sí puede ser de 3.1% con relación al mismo periodo de 2011. Hacia adelante será importante ver la evolución del sector manufacturero de EU, que es relevante para México ya que ahí van 80% de las exportaciones mexicanas y esperamos una desaceleración importante".

Los riesgos que considera el economista de Banamex son: la desaceleración de la manufactura; incertidumbre por aumentos de impuestos que pudieran afectar de alguna manera al consumo de EU y la venta de automóviles hacia el mercado vecino, ya que en 2012 crecieron 13% y ahora puede ser de 3%.

Ante esos factores estima que la economía mexicana crecerá 3.6% en 2013. Esta cifra está compuesta de una expansión de 2.5% en el primer trimestre con relación al mismo periodo de 2012; de 3.6% en el segundo trimestre; 3.8% hacia el periodo julio septiembre, y 4.4% en el último trimestre de 2013.

"El mercado interno va a reuntar un poco y va a compensar en parte la desaceleración que viene de afuera" y añade que los sectores más débiles serán la parte exportadora, manufacturas, especialmente automóviles y autopartes, mientras que los sectores que le darán fortaleza a la economía estarán relacionados con el mercado interno como construcción, servicios, maquinaria y equipo para uso interno".

Coutiño, de Moody´s, destaca que si se consolida la tendencia que ya empezó desde noviembre del año pasado, la economía crecerá alrededor de 2.8% en el primer trimestre de 2013; ligeramente arriba de 3% para el segundo trimestre, "de tal manera que podríamos promediar un 3% en la primera mitad del año".

Después vendría una aceleración más importante en la segunda mitad, cuando se vería prácticamente si se materializan las decisiones de inversión y consumo, con una expansión de 3.8% en el tercer trimestre y de 4.4% en los últimos tres meses del año para alcanzar un PIB de 3.5% en todo 2013.

"Los sectores más débiles son los que están más expuestos, básicamente la manufactura mexicana, con cierta excepción de la automotriz que se ha diversificado más hacia América Latina".

"La construcción crecerá porque se supone que hay un plan de infraestructura que se va a poner en marcha pronto, eso de alguna manera va a dinamizar al sector en el país; transportes también van a estar bastante sólidos, las comunicaciones, y el más fuerte sería servicios enfocado al mercado interno", finalizó.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005EUM