¿Qué hay detrás del mercado alcista?

El Dow Jones y el S&P 500 han subido a niveles no vistos desde la crisis financiera; sin embargo, los inversores entrantes deben estar atentos al cambio en las tendencias.

Por: Ben Rooney |
Viernes, 01 de febrero de 2013 a las 06:02

NUEVA YORK — Las acciones estadounidenses coquetean con máximos históricos, escalando a niveles no vistos desde antes de la crisis financiera.

El promedio industrial Dow Jones ronda apenas por debajo de los 14,000 puntos. El S&P 500 recientemente superó los 1,500 puntos y está cada vez más cerca de un nuevo récord. Ambos índices han subido a su nivel más alto desde octubre de 2007.

Pero los precios de las acciones no pueden ir hacia arriba eternamente, y algunos analistas advierten que el mercado alcista está llegando a su fin, justo a medida que muchos inversionistas individuales están regresando al mercado.

"Es probable que el entorno del mercado se vuelva más duro en febrero y marzo a medida que los inversores luchan con el impacto del ajuste fiscal sobre la economía", dijo Russ Koesterich, director global de inversiones de BlackRock.

¿Qué hay detrás del rally?

Hay varios factores en juego, incluyendo signos de mejoría en Europa y un crecimiento sostenido en China. Pero los analistas dicen que las medidas de estímulo de la Reserva Federal han sido el motor principal.

El actual mercado alcista se remonta a marzo de 2009, pero la racha alcista realmente cobró impulso después de que la Fed lanzó su segunda ronda de flexibilización cuantitativa, o QE2, en 2010.

La estrategia de compra de bonos, ahora en su tercera edición, ha coincidido con una amplia mejoría en los datos económicos y con ganancias récord para las corporaciones estadounidenses.

Sin embargo, el rally se trata tanto de lo que no sucedió como de lo que sí sucedió.

La economía de Estados Unidos no cayó por el precipicio fiscal, y los legisladores han pospuesto un enfrentamiento sobre el techo de deuda hasta mediados de mayo.

La zona euro no se derrumbó bajo el peso de su aplastante deuda, gracias en gran parte a movimientos agresivos por parte del Banco Central Europeo (BCE).

Y la economía china parece dirigirse hacia un aterrizaje suave, aliviando las preocupaciones sobre la demanda en la segunda mayor economía del mundo.

"En conjunto, estas cosas básicamente aseguraron un rally de riesgo", dijo Quincy Krosby, estratega de mercado de Prudential Financial.

Los inversionistas también fueron atraídos de vuelta al mercado por las valuaciones atractivas, que es una forma elegante de decir que las acciones son baratas.

Desde que el mercado tocó fondo en 2009, muchos grandes inversores han estado acumulando acciones de empresas que fueron golpeadas en 2008. Muchas acciones bancarias, por ejemplo, estaban cotizando muy por debajo de su valor contable, que es el precio teórico que valen sus activos menos sus pasivos.

Bank of America aumentó en más del doble su precio el año pasado a medida que los inversores acudieron en masa a las acciones de las empresas del sector de servicios financieros. JPMorgan Chase, Goldman Sachs y Morgan Stanley también se recuperaron.

¿Es buen momento para que los inversores entren?

La buena noticia es que las acciones todavía parecen relativamente atractivas. Las acciones del S&P 500 cotizan a alrededor de 14 veces las ganancias esperadas para este año, lo cual es razonable.

Pero las tendencias que han respaldado a las acciones hasta ahora están cambiando, y los inversores deben estar preparados para jugar a la defensiva, dijo Doug Cote, estratega en jefe de mercado de ING Investment Management.

Cote señaló que las ganancias empresariales, la sangre vital de los rendimientos de las acciones, no están creciendo tanto como lo habían venido haciendo.

Al mismo tiempo, los últimos datos económicos han sido desiguales, incluyendo un decepcionante informe sobre el PIB estadounidense del cuarto trimestre, difundido el miércoles.

En un giro contrario a toda lógica, el débil reporte del PIB podría llegar a impulsar a las acciones en el corto plazo, ya que muchos inversionistas creen que dará lugar a un mayor estímulo por parte de la Fed, dijo Krosby.

La tarde del miércoles, la Fed confirmó que continuará con su programa de compra de bonos. Aún así, queda por ver cómo el mercado se desempeñará una vez que el banco central deje de comprar bonos.

Mientras tanto, después de rehuir las acciones durante los últimos años, los inversionistas individuales han comenzado a buscarlas de nuevo.

"La gente está sintiendo pánico por haberse perdido el mercado alcista y va a entrar en él llueve, truene o relampaguee", dijo Cote. "Pero éste no es un buen momento, la fiesta está comenzando a acabarse".

Cote dijo que la creciente participación de los inversionistas individuales es "algo bueno", ya que habían estado subexpuestos. Sin embargo, advirtió que el mercado podría estar dirigiéndose hacia un retroceso.

"Creo que esta cosa está cayendo a tierra mucho más rápido de lo que despegó", dijo.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005EV8