El Senado de EU eleva tope de deuda

Los legisladores aumentaron la capacidad del Gobierno para endeudarse más allá de 16.4 bdd; el proyecto aprobado hace una semana por los Representantes, recibió 64 votos a favor y 34 en contra

Jueves, 31 de enero de 2013 a las 15:42
El Senado pospone por algunos meses una batalla entre partidos por el presupuesto. (Foto: Getty Images)
El Senado pospone por algunos meses una batalla entre partidos por el presupuesto. (Foto: Getty Images)
Otros enlaces

WASHINGTON (Reuters) — El Senado de Estados Unidos dio este jueves la aprobación final al proyecto que permite al Gobierno extender su capacidad de endeudamiento más allá del récord de 16.4 billones de dólares, lo que deja el camino libre para que el presidente Barack Obama lo convierta en ley.

La medida pospondría al menos por unos meses un nuevo enfrentamiento sobre el límite de deuda entre los republicanos, que exigen más recortes al gasto para reducir el déficit, y los demócratas, que están a favor de disminuir el déficit con una mezcla de recortes de gastos y alzas de impuestos.

El Senado liderado por demócratas aprobó la medida por 64 votos contra 34, una semana después de que la Cámara de Representantes controlada por los republicanos la aprobara por 285-144.

El líder de minoría del Senado, Mitch McConnell, se sumó a 32 republicanos y a un demócrata, Joe Manchin de Virginia Occidental, en la votación en contra. Doce republicanos, 50 demócratas y dos independientes votaron a favor.

McConnell se opuso al proyecto porque no contenía recortes al gasto, dijo el portavoz John Ashbrook. "Lo que se necesita ahora es una solución a largo plazo al gasto y la deuda fuera de control de Washington", dijo Ashbrook.

La aprobación del proyecto de ley muestra que Washington no caerá "en otro debate irresponsable sobre si el gobierno de Estados Unidos debe pagar sus cuentas", dijo el líder demócrata del Senado, Harry Reid.

El proyecto de ley aprobado el jueves, preparado por los líderes republicanos de la Cámara de Representantes, es un cambio frente a su anterior promesa de utilizar el límite de deuda para conseguir más recortes al gasto de parte de Obama.

Una lucha sobre el límite de deuda en agosto del 2011 llevó a una rebaja en la calificación crediticia de Estados Unidos, lo que hizo caer a los mercados.

Al suspender la aplicación del límite de la deuda, que ahora se espera que se alcance a mediados de febrero, el Gobierno podrá seguir pidiendo dinero y pagando sus cuentas al menos hasta el 19 de mayo, cuando el límite entrará nuevamente en vigor.

Bajo el proyecto de ley, el límite de deuda debería volver a fijarse el 19 de mayo a sea cual sea el nivel que la deuda alcance en ese momento, posiblemente 17 billones de dólares. El presidente se ha negado a negociar sobre el límite de deuda.

En las próximas cinco semanas podrían darse varias disputas sobre el gasto. El Congreso debe considerar qué hacer sobre los recortes automáticos al presupuesto que entrarán en vigor a comienzos de marzo y una medida para continuar financiando las operaciones del gobierno que debe ser aprobada antes del 27 de marzo.

Medidas extraordinarias

Estados Unidos tocó su límite de deuda inicialmente el 31 de diciembre, y el Departamento del Tesoro comenzó a mover fondos para garantizar que el Gobierno pudiera realizar todos sus pagos mientras el Congreso debatía el límite.

Una vez que Obama apruebe el proyecto de ley, el Tesoro dijo que comenzaría a dar marcha atrás a las medidas que estaba utilizando.

El Tesoro dijo que estará listo para reanudar las medidas extraordinarias para garantizar que todas las obligaciones de deuda se cumplan desde el 19 de mayo, dijo un funcionario.

En los últimos dos años, los republicanos de la Cámara de Representantes han provocado la ira de muchos votantes y mercados financieros por llevar al gobierno al borde del cierre y a una cesación de pagos sin precedentes.

Muchos republicanos han dicho que quieren evitar cualquiera de estos escenarios este año, pero están exigiendo más recortes al gasto e insisten en que no aceptarán alzas de impuestos.

Los republicanos han presionado por cambios en los grandes programas sociales del gobierno, como el programa de salud Medicare para los ancianos y el programa de seguridad social para los jubilados, para conseguir ahorros.

Obama prometió proteger ambos programas, pero ha expresado su voluntad de realizar algunos cambios.

El proyecto de ley sobre el límite de deuda requiere que tanto la Cámara de Representantes como el Senado aprueben un presupuesto antes del 15 de abril. El Senado no ha aprobado uno en casi cuatro años, lo que ha motivado quejas de los republicanos que afirman que eso ha dificultado el hallar puntos en común en los recortes al gasto.

El proyecto de ley sostiene que si cualquiera de las cámaras no aprueba un presupuesto antes del plazo de abril, sus miembros no recibirán sueldos.

El presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, el republicano de mayor rango en el Congreso, emitió un comunicado poco después de la votación del Senado, instando a la Cámara baja a aprobar un presupuesto.

"Nuestra meta común debería ser ayudar al crecimiento de la economía y ampliar las oportunidades", dijo Boehner. "Para hacer eso, necesitamos un presupuesto responsable", agregó.

La presidenta del comité de Presupuesto del Senado, Patty Murray, ha prometido elaborar un presupuesto que refleje los valores demócratas, dando prioridad al crecimiento, el empleo y la clase media.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005EWJ