Economía

Francia pide presupuesto fuerte en la UE

El Gobierno francés sugiere que el paquete económico ayude a los países más expuestos a la crisis; la Unión Europea negociará el jueves y viernes su plan de gastos para el periodo 2014-2020.

Martes, 05 de febrero de 2013 a las 09:14
BRUSELAS (Notimex) — El presidente de Francia, François Hollande, pidió a los miembros de la Unión Europea (UE) aprobar un presupuesto "fuerte" para el lapso 2014 a 2020, que "apoye" a los países más expuestos a la crisis".

Se pronunció a favor de que la mancomunidad mantenga "un nivel de gastos que preserve las políticas comunes", que incluyen ayudas a la agricultura y al desarrollo de las regiones más pobres.

El mandatario indicó la necesidad de "un marco financiero que apoye el pacto por el crecimiento" acordado por la Unión Europea en junio pasado, dijo durante su comparecencia ante el pleno del Parlamento Europeo (PE), en Estrasburgo, Francia.

La Unión Europea volverá a negociar el presupuesto plurianual del grupo en su cumbre de este jueves y viernes en Bruselas, y hasta ahora los países tienen posiciones encontradas, lo que aumenta el pesimismo sobre un posible acuerdo.

Alemania y Reino Unido, respaldados por Holanda, Austria y Finlandia, presionan por mayores recortes, pero España, Italia, Francia y Portugal buscan suficientes fondos para financiar proyectos que impulsen el crecimiento y el empleo.

Para Hollande, la política de austeridad defendida por sus socios del norte "va más allá de lo razonable".

"Hay que recortar sí, pero no debilitar las economías", sostuvo ante la Eurocámara, e instó a los países en mejor situación económica a mejorar sus mercados interiores con el fin de permitir a los demás relanzar su competitividad.

"Hay países con excedentes, con una competitividad elevada, que tienen que mejorar el mercado interior para permitir así que los otros relancen su competitividad", pidió.

El presidente francés también demandó que se trabaje a favor de "una Europa diferenciada", en la que algunos países pueden poner en marcha proyectos que no terminan de convencer a otros, como es el caso de la recién aprobada tasa sobre las transacciones financieras.

"No sería una Europa a dos velocidades o a la carta (sino) una Europa en la que los Estados decidan ir hacia delante, comprometerse con nuevos proyectos, más allá de competencias comunes, en el marco de cooperaciones reforzadas", explicó.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005F1U