Ticker
Economía

Banco de Inglaterra: cambio con cautela

El próximo jefe de la entidad, Mark Carney, favorece los estímulos monetarios por un mayor tiempo; sin embargo, indicó que actuará con cautela en relación con cualquier cambio en las políticas.

Jueves, 07 de febrero de 2013 a las 11:55
LONDRES (Reuters) — Mark Carney, el próximo gobernador del Banco de Inglaterra (BoE por sus siglas en inglés) dijo este jueves que actuará con cautela en relación con cualquier cambio en la forma que el Banco Central conduce la política monetaria.

Pero al mismo tiempo sugirió que él podría favorecer el compromiso con el estímulo económico por un período de tiempo.

"En mi opinión, las metas flexibles para la inflación, como se practica tanto en Canadá como en Gran Bretaña, demostraron ser el marco de política monetaria más efectivo implementado hasta ahora", dijo Carney a los legisladores británicos.

"Como resultado, la vara para un cambio está muy alta", dijo en respuestas por escrito a las preguntas de un comité parlamentario.

Carney, actualmente gobernador del Banco de Canadá y el primer extranjero en dirigir el Banco Central británico en sus 318 años de historia, enfrentó una sesión de preguntas y respuestas de tres horas con el comité tras presentar su testimonio.

En él, dijo que si bien usando la cautela, la revisión de las políticas monetarias sería importante.

"Aunque la vara para el cambio (...) debería fijarse muy alta, me parece importante que el marco de la política monetaria, establecido correctamente por los gobiernos y no por los Bancos Centrales, sea revisado y debatido periódicamente", dijo Carney.

Tras asumir al frente del Banco de Canadá en el 2008, Carney ganó buena reputación por proteger exitosamente a su país de la crisis financiera global y ahora enfrenta el desafío mayor de sacar a la economía británica del estancamiento.

Carney prometió mantener las tasas de interés canadienses cerca del cero por ciento por un año en abril del 2009 cuando se intensificaba la crisis global, antes de que la idea fuera tomada por la propia Reserva Federal estadounidense.

Ese tipo de enfoque ha sido cuestionado en el BoE. Varios funcionarios han dicho que no se necesita para Gran Bretaña, en parte debido a las preocupaciones de que podría agitar aun más la inflación del país, que ya está arriba de sus metas.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005F91