Economía

Draghi desinfla ‘guerra de divisas’

El presidente del BCE afirma que se han exagerado las tensiones por los tipos de cambio; sin embargo, la UE pedirá al G20 que se evite una oleada de depreciación monetaria artificial.

Martes, 12 de febrero de 2013 a las 13:58
MADRID, (Notimex) — El presidente del Banco Central Europeo (BCE) Mario Draghi, consideró que es "inflado y exagerado" que se hable de "guerra de divisas" para referirse a las tensiones en los tipos de cambio de algunos gobiernos.

"No hay nada que se le parezca. No hay tal declaración de guerra de divisas", aseguró el economista italiano sobre las informaciones que acusan esas tensiones a partir de movimientos del Banco de Japón o las autoridades monetarias en Estados Unidos.

Recordó el comunicado emitido por los países del G7 (Japón, Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Canadá, Alemania e Italia), donde se asegura que no están dispuestos a entrar en una confrontación en los mercados de divisas.

El titular del BCE fue consultado sobre las tensiones en los mercados de divisas en la rueda de prensa en el Congreso de los Diputados, posterior a su comparecencia ante los diputados de diferentes grupos parlamentarios.

Expuso que los gobiernos del G7 se han comprometido a mantener las consultas para evitar cualquier desorden que pueda tener repercusiones negativas.

La posición del G7 va en contra de la expectativa de Francia, que en los últimos días ha pedido a sus socios adoptar una política monetaria "coherente" para controlar la valorización del euro, cuya reciente alza perjudica las exportaciones europeas.

Europa pide apoyo

La Unión Europea (UE) pedirá este martes a sus socios del G20 evitar una "oleada de depreciación" monetaria artificial durante la reunión que celebrará este fin de semana en Rusia.

"El exceso de volatilidad y movimientos desordenados en las tasas de cambio puede tener implicaciones adversas para la estabilidad económica y financiera", dijo en Bruselas el comisario europeo de Economía, Olli Rehn, tras discutir el tema con ministros europeos del área.

"Es por ello que debemos apoyarnos en una activa coordinación de políticas para prevenir una oleada de devaluaciones competitivas", agregó.

Rehn dijo confiar que las mayores potencias mundiales que conforman el G20 confirmen su compromiso de no intervenir en las tasas de cambio sin consultar antes con sus socios, como hizo este día el G7.

"Los tipos de cambio nunca deben ser objetivos de las políticas, pero por supuesto tienen un impacto en el crecimiento y en la inflación, y eso tiene una influencia indirecto en la toma de decisiones políticas relativa a las políticas monetarias y a otras áreas", sostuvo Rehn.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005FNT