Economía

Dos más sentenciados por caso Stanford

Se trata de Gilbert Lopez, ex presidente contable de Stanford y del ex controlador Mark Kuhrt; en noviembre fueron condenados por nueve cargos de fraude electrónico y un cargo de conspiración.

Jueves, 14 de febrero de 2013 a las 19:53

NUEVA YORK (Reuters) — Los dos últimos condenados por ayudar al ex financista de Texas, Allen Stanford, a estafar a inversores fueron sentenciados este jueves a 20 años de prisión, por su rol en el esquema Ponzi de 7,200 millones de dólares.

El juez de distrito de Houston David Hittner sentenció a Gilbert Lopez, ex presidente contable de Stanford Financial Group, y al ex controlador Mark Kuhrt.

En noviembre, ambos fueron condenados por nueve cargos de fraude electrónico y un cargo de conspiración tras un juicio de cinco semanas. Cada uno fue encontrado no culpable de un cargo de fraude electrónico.

Lopez, de 70 años; y Kuhrt, de 40, fueron encarcelados en el centro de Houston tras la sentencia.

Stanford, de 62 años, está apelando su condena de marzo del 2012 y la sentencia de 110 años de prisión por lo que fiscales llaman un fraude centrado en la venta de certificados de depósitos falsos por su banco, el Stanford International Bank, con sede en Antigua.

Los fiscales dijeron que la evidencia en el juicio de Lopez y Kuhrt demostró que los hombres sabían que Stanford estaba haciendo mal uso de los activos del banco, lo ayudaron a ocultar este hecho y a engañar a los clientes para que creyeran que había infundido cientos de millones de dólares en el banco durante la crisis financiera de 2008.

En septiembre, la ex presidenta de inversiones de Stanford, Laura Pendergest-Holt, fue sentenciada a tres años de cárcel tras declararse culpable de un cargo por obstrucción.

El mes pasado, el ex presidente de finanzas James Davis fue sentenciado a cinco años de cárcel tras declararse culpable de los cargos de fraude y conspiración y fue el principal testigo del gobierno en el juicio de Stanford.

Davis ganó unos 13 millones de dólares durante los 21 años que trabajó para Stanford, un ex compañero de universidad.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005G25