Flujo de capital, trampa para emergentes

Los gobiernos deben planear estrategias a tiempo ante una salida precipitada de recursos: expertos; podrían enfrentar trastornos en su economía, especialmente los países en vías de desarrollo, dicen.

Por: Isabel Mayoral Jiménez |
Lunes, 18 de febrero de 2013 a las 06:03

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — Las estrategias de salida de la situación actual de bonanza en flujos de capital deberán ser elaboradas oportunamente por las autoridades financieras, principalmente de mercados emergentes, para evitar trastornos en sus economías, advierten expertos.

"La Reserva Federal ha diseñado la condición bajo la cual se saldría de su actual posición (monetaria) extrema y al ritmo en que ha disminuido la tasa de desempleo en Estados Unidos esta condición podría alcanzarse en 2014" resalta el Instituto Internacional de Finanzas (IIF por sus siglas en inglés).

Esto eleva la posibilidad de una corrección importante tanto en las tasas de interés internacionales como en flujos de capital hacia las economías emergentes, menciona el organismo que agrupa a las principales instituciones financieras en el mundo.

El pasado viernes en Moscú, el gobernador del Banco de México (Banxico) Agustín Carstens, reiteró su advertencia sobre la formación de "una tormenta perfecta", y pidió en la reunión del G20 perseverar en el cumplimiento de los compromisos adquiridos el año pasado en México y establecer medidas que contribuyan a reducir la volatilidad en los mercados financieros internacionales. 

Destacó que el optimismo de los mercados genera temores sobre la posibilidad de manipulación de precios en algunas clases de activos. "La preocupación de las burbujas de precios de activos alimentados por auges de crédito están empezando a aparecer en algunas economías, aunque todavía no está en México", aclaró. 

El fin de semana el G20 acordó que no habrá "guerra de divisas".

En un estudio sobre los "Flujos de capital hacia economías de mercados emergentes", el IIF dice que los políticos en países emergentes pueden tener una memoria suficientemente larga para evitar algunas de las trampas asociadas con tal ciclo de bonanza-quiebra en flujos.

Sin embargo, "no todos pueden estar bastante restringidos, especialmente en economías de bajo ingreso hambrientas de capital. Tampoco es probable que los inversionistas serán bastante disciplinados".

Aunque advierte que el riesgo de participantes en el mercado sin preparación para un retroceso de las tasas es real y necesita ser seriamente considerado para evitar trastornos.

Es indudable que el endeudado Occidente (Estados Unidos, Unión Europea y Japón) está llevando a cabo medidas de política monetaria poco ortodoxas que implican una expansión de los estados financieros de los bancos centrales para resucitar sus economías, ahora que las tasas de interés ya están cerca del fondo,  agrega el director de análisis de riesgo soberano de IHS Global Insight, Jan Randolph.

Nada de esto implica una meta monetaria deliberada, pero los mercados financieros estarán alejando sus inversiones de las áreas de monedas que son más propensas a debilitarse hacia zonas de divisas que se apreciarán, destaca en una nota a sus clientes.

Asegura que el mundo no está todavía en la zona de peligro de "guerra de divisas" vista en las devaluaciones competitivas de la década de 1930 y que llevó a un colapso en el comercio mundial, lo cual -junto con el desempleo masivo- empeoró la gran depresión.

"Hasta ahora, estas tensiones globales sobre los tipos de cambio no han llegado a la segunda y más peligrosa ronda, implicando represalias y proteccionismo comercial. Tampoco son improbables".

Para el caso de México, el director de Análisis Económico de Scotiabank, Mario Correa, comenta que la Junta de Gobierno del Banxico "la veo con muchas ganas de bajar su tasa de interés". De hecho, el mercado se inclina más hacia esa posibilidad, pero considera que es más importante mantener la permanencia de una inflación a la baja que reaccionar a factores externos.

"Buena parte de la estabilidad que tenemos se debe a la disciplina que se ha mantenido por más de una década y una disciplina, a lo largo del tiempo, acaba pagando en términos de lo que construyes; si bien es positivo ver tasas en bajas, lo deseable es que sean bajas porque reflejan una situación real, correcta de la economía y sostenible durante mucho tiempo", indica.

Hoy día las tasas de interés han ido a la baja porque hay mucha entrada de capital extranjero, debido a las políticas monetarias expansivas que aplican los principales bancos centrales del mundo, pero "no es algo que se vaya a mantener toda la vida y en México estamos hablando de algo cuyos efectos sí podrían durar muchos años.

"Si se consigue que la inflación baje y permanezca estable por un periodo largo -10 o 20 años-, es más importante que lo que se podría alcanzar si se anticipan a bajar la tasa de interés, porque si resulta que la inflación se vuelve a ir al alza tendrían que subir nuevamente la tasa y el efecto del recorte duraría unos meses".

Por ello, Correa subraya que en este momento se debe consolidar la baja en precios y conseguir cabalmente el objetivo de inflación, porque cuando eso ocurra las perspectivas del mercado irán de un 3.5% actual a un 3% y "eso sí va a permitir que las negociaciones salariales sean más moderadas y sobre todo que dependan más de los cambios que se dan en la productividad".


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005G6B