Draghi ve debilidad en la eurozona

Pese al anuncio, el titular del BCE espera que la recuperación económica inicie este mismo año; Mario Daghi defendió la política monetaria que ha instrumentado, pues asegura que es flexible.

Lunes, 18 de febrero de 2013 a las 12:58
BRUSELAS (Reuters) — El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, dijo el lunes ante el Parlamento Europeo que la debilidad económica de la zona euro prevalecerá a inicios del 2013, pero que espera una recuperación gradual durante el año. 

Además, dijo que el BCE mantendrá su política monetaria expansiva y que las presiones inflacionarias en general deberían permanecer contenidas en el horizonte relevante para la política monetaria.

La tasa de cambio del euro no es un objetivo de política para el Banco Central Europeo, pero representa un "riesgo a la baja" para la inflación que la entidad debe evaluar, afirmó Mario Draghi.

El euro alcanzó su máximo nivel en 15 meses contra el dólar previamente este mes y complicó la tarea de diseño de políticas para el BCE al afectar el crecimiento y alimentar expectativas sobre una posible acción de políticas de parte de la entidad, aunque algunos miembros del banco se oponen a ello.

"La tasa de cambio no es un objetivo de política pero es importante para el crecimiento y la estabilidad de precios", declaró Draghi a legisladores del Parlamento Europeo en un comunicado, agregando que la apreciación del euro marca un riesgo de inflación a la baja.

El BCE tiene como meta una inflación cercana pero debajo del 2%.

"La inflación bajaría a menos del 2% en el corto plazo", dijo Draghi, añadiendo que la política monetaria del BCE sigue siendo flexible.

El G20 manifestó el sábado que no se produciría una guerra de divisas. Las políticas expansivas de Japón, que han llevado a una devaluación del yen, escaparon de las críticas directas en un comunicado emitido en Moscú por las autoridades del grupo.

"La tasa de cambio debería reflejar fundamentos", dijo Draghi, añadiendo que la tasa de cambio del euro estaba "alrededor de su promedio de largo plazo".

La declaración del G20 no fue decepcionante, añadió.

"Lo que yo dije en el G20 en Moscú, fue que insté a todas las partes a (poner en práctica) una muy sólida disciplina verbal", dijo Draghi.

Aunque los ministros de finanzas del G20 y los gobernadores de bancos centrales pueden prometer no devaluar sus monedas de manera directa, no pueden haber garantías mientras los bancos centrales estén inyectando liquidez a sus economías para hacerlas crecer nuevamente.

"La mayoría de los movimientos en las tasas de cambio que hemos visto no fueron objetivos explícitos, fueron el resultado de políticas macroeconómicas domésticas destinadas a impulsar la economía", dijo Draghi.

"En ese sentido, encuentro realmente excesivo cualquier lenguaje que aluda a guerras de monedas", añadió.

Sobre el panorama para la zona euro, Draghi dijo que la debilidad a inicios del 2013 debería dar paso a una recuperación muy gradual en el resto del año.

"Los riesgos que rodean el panorama económico de la zona euro continúa siendo a la baja", dijo, aunque no apuntó a la fortaleza de la moneda como un riesgo al crecimiento.

Sin embargo, Draghi dijo que la apreciación del euro era uno de los factores a la baja para la estabilidad en los precios, pero señaló que en términos generales estaban ampliamente equilibrados.

Además reiteró que la política monetaria del BCE es expansiva y que la máxima prioridad del banco central es garantizar su transmisión en toda la zona euro.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005G87
recomienda
Patrocinado por