Patrocinado por

ALERTA »  Alibaba alcanza un valor de mercado 231,000 mdd en su debut en Bolsa, mayor al de Facebook

México, con déficit de 77,000 radiobases

La falta de infraestructura encarece los servicios de telefonía móvil en el país, advierte Cofetel; las compañías de telecomunicaciones enfrentan largos y costosos trámites para colocarlas, advierte.

Por: Edgar Sigler |
Jueves, 21 de febrero de 2013 a las 06:01

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — México tiene un déficit de 77,000 radiobases que encarece los servicios de telefonía móvil, y que plantea el riesgo de una saturación de las redes, por lo que la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) ya trabaja dos estudios para ofrecer soluciones al despliegue de esta infraestructura, dijo Luis Lucatero, jefe de la unidad de Regulación y Prospectiva del regulador.

Los estudios tienen como objetivo definir aspectos como los riesgos a la salud y hasta la compartición de las torres, explicó el funcionario.

México necesita alrededor de 100,000 emplazamientos, estima el comisionado. "Tenemos unos 23,000 emplazamientos, entonces tenemos mucho camino por recorrer", alertó.

El déficit de estas torres de transmisión, en las que los operadores instalan las antenas que captan las señales de los servicios de telefonía móvil, se explica en parte por los largos y costosos trámites que deben realizar las compañías en los distintos municipios del país, lo que además de elevar los costos de instalación, alarga los tiempos de construcción.

"El estudio de sitios es por consumidor. A pesar de que resuelve un problema de los operadores, el efecto colateral importante es de cobertura y precios", comentó Lucatero, quien espera que ese análisis se publique en septiembre.

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) sitúa a México como uno de los países con menor penetración en telefonía móvil y uno de los más caros en Internet móvil entre su membresía.

La Cofetel también presentará una propuesta para compartir infraestructura de torres como parte de su estudio, algo que Iusacell y Telefónica ya aplican en la actualidad con el fin de ahorrar costos de instalación.

"El plantear compartición de radiobases es deseable, pero tiene unos matices. Hay casos en que la compartición de radiobases, espectro o torres es posible, y hay casos en los que no. Una torre que no está hecha para compartir, y le empiezas a colgar fierros, pues tiras el techo de la casa", explicó Lucatero.

Otro de los puntos medulares a abordar será el estudio de los efectos en la salud que la instalación de una torre pueda generar en las personas, pues en ocasiones los municipios imponen una sobre regulación para impedir que los operadores construyan las torres de transmisión con el fin de proteger a sus ciudadanos, de algo que parece no tener mayor riesgo.

"Necesitamos una estrategia para explicar en qué casos las radiobases nunca van a causar ningún daño", dijo el funcionario.

Para esto, la autoridad debe crear una norma enfocada a cuidar la salud, y no como se realizó la consulta para la actual NOM 186, pensando en cómo quitar un obstáculo para los operadores, opinó Emmanuel Abundis, director de la Sociedad Mexicana para la Protección de la Radiación no Ionizante.

"En el proyecto de NOM esperamos que sean más restrictivos. Porque sólo se enfocó en los efectos térmicos, pero no se toman en cuenta otros efectos negativos contra la salud", expresó Abundis que participó en las consultas sobre esta norma.

El directivo de esta asociación aceptó que si bien no existen estudios que muestren una relación entre la exposición a la radiación de las señales y padecimientos como el cáncer, insomnio o baja en la calidad del esperma, el enfoque que debe adoptar la autoridad debe ser el de la prevención.

"Ante la incertidumbre de los efectos se deben aplicar medidas de precaución", comentó Abundis.

Parte de las tareas que está implementando la Cofetel como parte de su estudio sobre los sitios para las radiobases es presentar pruebas del verdadero daño al que se expone la salud con estas torres de transmisión a nivel celular, para evitar que el pánico evite el progreso de los servicios de telefonía móvil, argumentó Luis Lucatero.

El regulador trabaja además en otro estudio referente a las tecnologías que usan los operadores para la instalación de estas infraestructuras para asegurar la calidad y modernidad de éstas.

México cuenta con una penetración cercana al 89% de telefonía móvil, con cerca de 94 millones de usuarios.e


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005GHB