Ticker
Economía

Obama prevé daños a milicia por recortes

El presidente dijo que la medida podría afectar la capacidad combativa del ejército estadounidense; los expertos indican que la discusión del presupuesto provocará una desaceleración económica en EU.

Martes, 26 de febrero de 2013 a las 12:37
WASHINGTON (AP) — El presidente Barack Obama defiende la postura de que los amplios recortes de gastos que se aproximan pudieran afectar la capacidad combativa de recursos militares como portaaviones, mientras que los republicanos critican al presidente por llevar sus argumentos fuera de Washington en vez quedarse para tratar de lograr un acuerdo antes de la fecha tope del viernes.

El presidente tenía planeado presentarse este martes en la empresa industrial que más empleados tiene en Virginia, los astilleros de Newport News Shipbuilding, que serían afectados por los recortes al gasto a las fuerzas navales. Obama advirtió el lunes que si los recortes de gastos programados se implementan a finales de esta semana, los "trabajadores de la compañía interrumpirán las labores en vez de estar reparando barcos, y se interrumpirán las labores en un portaaviones que debería salir rumbo al Golfo Pérsico".

Obama exhortó al Congreso a llegar a un acuerdo para evitar los recortes, pero no ha habido señales de que la Casa Blanca y los legisladores republicanos estén negociando un acuerdo activamente. El diálogo más reciente conocido entre Obama y los líderes republicanos fue la semana pasada y no ha habido ningún encuentro personal entre los partidos este año.

Obama desea reemplazar el recorte de gastos con un paquete de reducciones específicas de gastos y aumentos de impuestos, mientras que los líderes republicanos insisten en que los ahorros deben salir sólo de la reducción de gastos.

La representante Cathy McMorris Rodgers, de Washington y presidenta de la Conferencia Republicana de la Cámara de Representantes, criticó a Obama por viajar al sur de Virginia en vez de visitar el Capitolio para encontrar una solución.

"Necesitamos que el presidente deje de hacer campaña a favor de más impuestos, que regrese a Washington, D.C. y lidere (la situación)", dijo McMorris Rodgers durante una conferencia de prensa el lunes con líderes republicanos.

"Estamos muy preocupados sobre las consecuencias del recorte de gastos. Esta idea fue del presidente Obama", dijo la legisladora el martes en una presentación en el programa "This Morning" de la cadena de televisión CBS.

El enfrentamiento político sobre el presupuesto federal está provocando una desaceleración de la economía nacional, más que las dudas de la población a la hora de gastar, según la más reciente Encuesta Económica de The Associated Press.

Muchos de los economistas piensan que el gasto del consumidor ha perdido fuerza en respuesta a una mayor presión tributaria pero que se recuperará más adelante este mismo año. Pero, por otra parte, les preocupa que la batalla política por el presupuesto en Washington persista durante buena parte de 2013 y afecte el crecimiento económico.

Unos 23 de los 37 economistas que respondieron a la encuesta la semana pasada afirman que la parálisis en Washington es un factor significativo en la desaceleración económica. Los otros factores citados, por orden de importancia, son: poco crecimiento del empleo, excesivas regulaciones del gobierno e impuestos, el estancamiento de los salarios y la cautela de los bancos en emitir préstamos. Sólo ocho de los economistas consultados afirmaron que les preocupa que los consumidores estén ahorrando más y gastando menos.

El estancamiento en las discusiones sobre el presupuesto, que provocarán una reducción de gastos de 85,000 millones de dólares a partir del viernes, restará aproximadamente medio punto porcentual al crecimiento económico este año, afirman.

Y a esto le seguirán otras fechas tope importantes: buena parte del gobierno tendría que interrumpir sus operaciones el 27 de marzo si no se aprueban nuevas leyes de autorización de gastos. El Congreso tiene que acordar un aumento del techo de la deuda en mayo o corre el riesgo de caer en mora en el pago de su deuda.

Cumplir esas fechas tope pudiera significar nuevas reducciones de gastos o aumentos de impuestos. En cualquier caso, ello pudiera reducir el crecimiento económico.

Las opiniones de los economistas sugieren que la parálisis presupuestaria le hace daño a la economía en por lo menos dos formas: erosiona la confianza del consumidor y las empresas, lo que pudiera reducir el gasto y la inversión. Y provocará reducciones de gastos del gobierno a punto de entrar en vigor.

Todo esto se suma a la reducción de la cantidad de dinero que la mayoría de los trabajadores se llevan a casa debido al aumento en el impuesto del Seguro Social que entró en vigor el 1 de enero.

Los negocios "no están dispuestos a contratar personal o invertir en plantas y equipos en esta incertidumbre", afirma Sung Won Sohn, profesor de Economía de la Universidad Estatal de California en Channel Islands. "Lo prudente es posponer (los recortes)".

La encuesta de la AP compiló las opiniones de economistas privados, empresariales y académicos sobre una gama de temas.

 


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005GXN