Ticker
Economía

Créditos de calidad: el reto de la banca

La reforma financiera será efectiva si las entidades canalizan los recursos a sectores productivos; expertos consideran que el esquema de garantías podría facilitar que las Pymes obtengan apoyos.

Por: Isabel Mayoral Jiménez |
Jueves, 09 de mayo de 2013 a las 06:03

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — La iniciativa de reforma financiera presentada por el Gobierno federal va en el camino correcto para detonar el crédito en México, sin embargo los bancos deberán realizar ajustes para estructurarlos, reducir los riesgos y que se garantice que los financiamientos efectivamente irán a las empresas que demuestren ser eficientes y apoyen a la planta productiva, coinciden expertos.

"Al igual que las tasas de interés no bajan por decreto, no se puede obligar a que se otorgue crédito si quienes lo solicitan no cumplen con los requerimientos que garanticen la viabilidad de sus proyectos; hay que cuidar la seguridad de los depósitos de los ahorradores", destaca el director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey Campus Estado de México, José Luis de la Cruz.

Este miércoles el Gobierno de Enrique Peña presentó su iniciativa de reforma financiera para hacer del sector una palanca del desarrollo y del crecimiento del país.

"Por primera vez en décadas, el sistema financiero mexicano sufrirá una transformación que no parte de una emergencia", destacó el Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, durante la presentación de la iniciativa.

La clave para que los créditos sean más baratos es, en primer lugar, el costo de fondeo, además de que el riesgo de crédito se puede reducir con el esquema de garantías, y con el apoyo de la banca de desarrollo, destaca el Socio del Sector Financiero, líder de la Práctica Regulatoria de PwC México, Eduardo Gómez Alcalá.

Considera que los bancos deben hacer mucho más eficiente los procesos de otorgamiento de crédito, lo cual detonará una mayor competencia. 

Asegura que hay empresas pequeñas y medianas eficientes y otras que no necesariamente dan certidumbre jurídica, por lo que en su opinión sí hay que dotar de mecanismos más eficientes para que jurídicamente las Pymes sean sustentables y no quiebren por este factor.

El mecanismo para dar certidumbre a las Pymes son: los esquemas de la banca de desarrollo y las garantías, porque en esa medida los bancos comerciales van a bajar su riesgo de crédito y este sector de empresas será  mucho más atractivo para las instituciones de crédito.

"La reforma financiera viene a apuntalar huecos que habían quedado pendientes y eso va a ayudar al crédito", destaca el especialista.

La Asociación de Bancos de México (ABM) compartió el objetivo de la reforma financiera de lograr un mayor crecimiento del crédito. Su presidente, Javier Arrigunaga Gómez del Campo, avaló el diagnóstico de que el nivel de crédito al sector privado es bajo respecto al tamaño de la economía y cuando se compara con otros países.

También expuso que los bancos están de acuerdo en trabajar de manera complementaria con la banca de desarrollo, así como en el concepto de que las tasas de interés no se bajen por decreto, sino a través de más transparencia, competencia y movilidad.

De la Cruz subrayó que esta iniciativa de ley todavía tendrá que ser diseñada a fin de que permita cambiar la estructura del sistema financiero, en especial del bancario para que pase de ser un sector que está otorgando créditos nada más en la parte de menores riesgos hacia otro en donde canalice recursos a los de mayores riesgos.

"El espíritu de esta ley busca fomentar el crédito, pero el desafío es que ese crédito sea positivo, que tenga impacto productivo; ahí es justamente tarea de los bancos: evaluar esos riesgos y que sea sustentable, que no se corra el riesgo de perder los recursos", advierte el catedrático.

Un punto que considera necesario es que se tendrá que regular y normar de manera muy precisa a qué sectores productivos se va a privilegiar, porque abrir la llave del crédito y que los bancos presten más suena bien, pero podría no tener los resultados en términos de favorecer la productividad.

"Lo que plantea la reforma es favorecer el crédito hacia pequeñas y medianas empresas, el punto va a ser que son las que más riesgos enfrentan y no solo porque no tienen acceso al crédito sino por otras cuestiones como seguridad por el bajo crecimiento económico".

Para Gómez Alcalá, de la firma PwC México, un factor relacionado con el riesgo de crédito es la ejecución de garantías, y es positivo que esta reforma también trate de inducir tribunales especializados para poder acelerar los juicios y tener más certidumbre.

Sí considera que habrá que analizar la regulación secundaria, que vendrá después de que se apruebe la iniciativa en el Congreso porque habrá muchos otros temas a precisar y otros de supervisión bancaria, sobre todo las atribuciones que se le puedan dar a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005N59