Empresas ganan con pacto fiscal secreto

Corporativos en EU reducen en 50% sus obligaciones mediante una fijación de precios con el fisco; las leyes permiten a las empresas no revelar el contenido de estos pactos o incluso su existencia.

Por: Lynnley Browning |
Martes, 23 de julio de 2013 a las 06:02
Oracle logró reducir a la mitad su pago de impuestos en una década gracias a estos pactos. (Foto: AP)
Oracle logró reducir a la mitad su pago de impuestos en una década gracias a estos pactos. (Foto: AP)
El IRS ha aprobado 1,155 acuerdos de este tipo desde que el programa inició en 1991. (Foto: Archivo)
El IRS ha aprobado 1,155 acuerdos de este tipo desde que el programa inició en 1991. (Foto: Archivo)
Otros enlaces

FORTUNE — Cuando Oracle presentó sus últimos resultados trimestrales el mes pasado, la mayoría de los inversores se enfocaron en el hecho de que el dividendo se duplicó. El número que recibió menos atención en su reporte anual de una semana más tarde fue su bajo pago de impuestos, casi la mitad de la tasa corporativa estándar del 35%.

Es un cambio significativo respecto a hace una década, cuando el gigante del software comenzó a pensar en los mayores costos fiscales en medio de sus planes de crecimiento. Recurrió a una solución poco conocida: pactos confidenciales forjados entre el Servicio de Impuestos Internos (IRS) y las corporaciones multinacionales que los críticos dicen que inconscientemente pueden dar paso a estrategias fiscales agresivas. En 2003, Oracle reveló por primera vez que había cerrado dos de estos pactos a largo plazo con el IRS y que estaba negociando otros adicionales.

Los pactos, conocidos como acuerdos de fijación anticipada de precios (APA, por sus siglas en inglés) prácticamente forzan al IRS a aceptar una planeación fiscal corporativa durante muchos años, tanto futura como pasada. A pesar de que a las empresas les cuesta millones de dólares en honorarios prepararse y que toman hasta cuatro años en sellarse, los acuerdos valen la pena para un selecto grupo de grandes empresas que los realizan, como Google, Apple y Amazon.

El funcionamiento interno de los pactos, cuyos efectos a veces no son vistos sino hasta unos años más tarde, no son revelados debido a las leyes de confidencialidad del contribuyente. Oracle no ha sido acusada de ningún delito. Aun así, los acuerdos parecen haber funcionado para la empresa: En el año fiscal 2003, su tasa impositiva fue de 32%, reflejando 1,100 millones de dólares (mdd) en impuestos sobre la renta en efectivo pagados a recaudadores federales, estatales, locales y extranjeros sobre ingresos antes de impuestos de más de 3,400 mdd, según sus declaraciones fiscales.

Avancemos una década, durante la cual Oracle finalizó cuatro pactos más, incluyendo dos que regulan los beneficios extranjeros, que cubren en lo general los años fiscales de 2002 a 2013, con excepción de 2006. También consolidó cientos de subsidiarias en el extranjero en seis filiales centrales en Irlanda, y para este año había acumulado 26,000 mdd en efectivo mantenido en el extranjero, más de siete veces el nivel de 2003.

En mayo, cuando terminó su año fiscal 2013, Oracle casi había reducido a la mitad su total de impuestos. Pagó 2,600 mdd en impuestos sobre la renta en efectivo sobre ingresos antes de impuestos de casi 13,900 mdd, una tasa de menos de 19%.

Jessica Moore, portavoz de Oracle, se negó a responder a las preguntas sobre sus acuerdos fiscales.

Un escrutinio más amplio de los decrecientes pagos de impuestos corporativos ha destacado el creciente uso de subsidiarias usadas como mero apartado postal en paraísos fiscales en el extranjero para acumular reservas de efectivo y sacar las ganancias de las jurisdicciones de mayor tributación. Algunos expertos se preguntan si los acuerdos de fijación anticipada de precios, perfectamente legales bajo la ley estadounidense, y en aumento, juegan en ocasiones un papel importante en ayudar a mover algunas de esas ganancias y reducir los pagos de impuestos corporativos.

"Hay mucha información confidencial en estos acuerdos, porque es donde las empresas obtienen sus ganancias", dijo una abogada de impuestos de Caplin & Drysdale, Patricia Lewis, que ayuda a las empresas a negociar los pactos.

Al solicitar un acuerdo, las empresas deben levantar la cortina de su planeación fiscal y convencer al IRS de que es legítima. El plan no siempre funciona: Eaton Corp., un fabricante de sistemas hidráulicos, demandó al IRS el año pasado después de que la agencia revocó sus dos pactos un año antes y lo golpeó con una factura de impuestos por 369 mdd sin incluir sanciones. El mes pasado, un juez del Tribunal Fiscal dijo que el caso estrechamente vigilado podía continuar e ir a juicio.

En virtud de los acuerdos, el IRS se compromete a no desafiar los complejos cálculos financieros que sustentan el intercambio de activos, bienes, propiedad intelectual, y el dinero entre una empresa y sus filiales en el extranjero, por lo general en paraísos fiscales como Irlanda o las Islas Caimán.

El intercambio, conocido como precios de transferencia, se supone que debe ser contabilizado a precios normales de mercado, pero diferentes metodologías pueden producir resultados diferentes. Lo que está claro, dicen los abogados fiscales, es que los cálculos pueden ser los únicos factores importantes en la reducción de los pagos de impuestos de las empresas y el alza de sus ganancias después de impuestos.

Algunos críticos sostienen que a través de los pactos, el IRS a veces puede perder demasiado, sobre todo en un área -los precios de transferencia- los cuales considera un medio primario de abuso fiscal por parte de las corporaciones multinacionales. "Por supuesto, las empresas están ocultando cosas del IRS con estos acuerdos. Están buscando obtener autorización por algo que saben que no podrían hacer pasar de otra manera", dice el director de Citizens for Tax Justic (una organización de defensa izquierdista y grupo de investigación), Robert McIntyre.

El exdirector del programa de APA del IRS, Craig Sharon expresó: "Es posible conseguir un resultado peor del que obtendrías mediante una auditoría, pero también es posible obtener un mejor resultado".

La manipulación de la compleja fijación de precios transfronteriza realizada por multinacionales con filiales en jurisdicciones de baja tributación es una preocupación creciente dentro del IRS, que en 2011 creó una nueva unidad para hacer frente al problema y dijo que estaba desarrollando una estrategia para litigar casos abusivos. El año pasado trasladó su programa de acuerdos de fijación anticipada de precios a la unidad, diciendo que quería acelerar la tramitación de las solicitudes de pactos.

Pero si la nueva unidad está para castigar, los acuerdos de precios parecen ser una recompensa. El IRS aprobó un récord de 140 pactos el año pasado, más del triple que en 2011. Otros 182 están pendientes de renovación. En general, desde que el programa comenzó en 1991, unos 1,155 pactos han sido ejecutados, según los datos del IRS. Los principales usuarios son empresas de servicios financieros con gran comercio transfronterizo y compañías tecnológicas y farmacéuticas.

Debido a que los detalles no son públicos -algunas empresas ni siquiera revelan haberlos realizado- no hay manera de saber cómo está tomando decisiones el IRS respecto a las zonas oscuras de la legislación fiscal. Los críticos sostienen que el proceso prácticamente crea un conjunto secreto de leyes, uno que no puede aplicarse uniformemente a través de todas las empresas.

Los accionistas no saben nada de sus detalles. Y algunos expertos fiscales dicen que el Servicio de Impuestos Internos, renuente a perder esos casos legales contra las empresas que demanda para cobrar los impuestos atrasados, está siendo más generosa de lo que sería en una auditoría. "Hay un cierto grado de compromiso de ambas partes", admitió un exdirector del programa de fijación anticipada de precios del IRS.

El IRS siempre ha tenido dificultades para descubrir las estrategias fiscales que bordean la ley o se aprovechan de las zonas grises. Y ha tenido un funesto historial de problemas de precios de transferencia en los tribunales.

El IRS dice que los pactos son "diseñados para resolver las disputas reales o potenciales sobre los precios de transferencia de una manera cooperativa basada en principios, como alternativa al proceso antagonista tradicional".

El exdirector del programa, que ahora está en Steptoe & Johnson, Michael Durst, dijo que "el objetivo, desde el punto de vista del IRS, es que las APA no aumenten o reduzcan los pagos de impuestos de las empresas. En su lugar, un APA logrará el mismo resultado al que la compañía habría llegado después de la auditoría y de posibles litigios, pero sin toda la incertidumbre y los costos de transacción".

"¿Ha contribuido el programa APA a los abusos?", preguntó Sharon. "Yo diría que no intencionalmente".


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005SQD