ALERTA »  La inflación en México se modera a 4.16% en la primera quincena de noviembre

Desempleo, el costo del bajo crecimiento

La expansión de 1.8% estimada por Hacienda para 2013 dejará más pobres y desempleados: expertos; proyectan que este año se crearán menos de 400,000 empleos y que la informalidad irá en aumento.

Por: Isabel Mayoral Jiménez/Gustavo de la Rosa |
Miércoles, 21 de agosto de 2013 a las 06:05
El Gobierno de Enrique Peña Nieto tiene el reto de crear más de 1 millón de empleos anuales, pero con el bajo crecimiento el entorno se complica. (Foto: Cuartoscuro)
El Gobierno de Enrique Peña Nieto tiene el reto de crear más de 1 millón de empleos anuales, pero con el bajo crecimiento el entorno se complica. (Foto: Cuartoscuro)
Entre abril y junio, el país tuvo la capacidad para generar sólo 14,759 trabajos, según analistas. (Foto: Cuartoscuro)
Entre abril y junio, el país tuvo la capacidad para generar sólo 14,759 trabajos, según analistas. (Foto: Cuartoscuro)
Otros enlaces

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — El mercado laboral en México enfrentará un entorno económico complicado para mejorar el ingreso de los mexicanos o crear nuevas fuentes de empleo como consecuencia de los menores pronósticos de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) para este año, advirtieron especialistas.

Este martes, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) dio a conocer que el PIB del segundo trimestre subió sólo 1.5%, lo que motivó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a recortar su estimado de expansión para todo el año, de 3.1% a 1.8%.

"Con este nivel de crecimiento la tasa de desocupación podría cerrar el año en 5.3%, con lo que el empleo total que se genere alcanzará apenas las 400,000 plazas", dijo el director del Departamento de Economía y Finanzas del Tecnológico de Monterrey, José Luis de la Cruz.

En los primeros siete meses del año se han generado 300,689 empleos nuevos; sin embargo, de mayo a julio el crecimiento se ha desacelerado y sólo se crearon 14,759 trabajos, de acuerdo con datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Para Alfonso Bauzas, miembro del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, la única manera de generar empleos de calidad es con un crecimiento económico sostenido.

"Con el mediocre crecimiento económico del país no hay generación de empleos, sólo se pueden crear ocupaciones de subsistencia, informalidad, mayor pobreza y actividades relacionadas con la delincuencia", precisó.

Para alcanzar una expansión de 1.8%, el más bajo desde la recesión de 2009, la economía mexicana tendría que crecer 2.6% promedio durante los próximos dos trimestres, estimó el analista económico del Grupo Financiero Ve por Más, Isaac Velasco Orozco.

Consideró que la cifra proyectada por la SHCP es un buen pronóstico, toda vez que se ha observado que sectores como la construcción o ventas minoristas todavía no están repuntando, pero estimó que en la segunda mitad de 2013 el entorno económico será más benigno, ya que indicadores de demanda externa y el sector automotriz han tenido un buen desempeño, aunado a que el gasto del Gobierno comenzó a acelerarse en junio.

Al igual que otros grupos de análisis, el especialista anticipó que revisarán a la baja su estimado de crecimiento económico para el año.

Factores de riesgo subestimados

México requiere por lo menos crear más de un millón de empleos anuales y la reforma laboral ha resultado ser poco efectiva, consideró Alfonso Bauzas.

En el menor crecimiento económico se conjuntaron varios elementos que fueron subestimados por la autoridad, como la desaceleración de la actividad industrial de EU, particularmente de la manufactura, la recesión en el sector de la construcción en México y la debilidad del mercado interno.

"Estos tres elementos junto con el hecho de que se generó un Presupuesto inercial para 2013, y que no se planteó una contingencia por una desaceleración más fuerte, han provocado que estemos observando cifras bajas de crecimiento, mucho más modestas de lo que necesita el país", dijo.

José Luis de la Cruz, del ITESM, comentó que la reforma energética y hacendaria, aun cuando sean exitosas, no se reflejarán de inmediato en la economía porque su impacto es de mediano y largo plazos y su incidencia en el PIB, la inversión y el crecimiento se vería hasta dentro de tres o cuatro años.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005UOX