Ticker

Senado busca limitar gasto del Gobierno

Legisladores aprueban en comisiones reformas a la Ley de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria; pretenden limitar las erogaciones del Gobierno de manera gradual y reducir el déficit presupuestal.

Por: Isabel Mayoral y Mauricio Torres |
Viernes, 25 de octubre de 2013 a las 03:53

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — La imposición de límites al gasto corriente del Gobierno federal avanzó en el Senado durante las primeras horas de este viernes al ser aprobadas ciertas restricciones por la Comisión de Hacienda.

Los ajustes deberán ser votados el lunes próximo por el pleno de la Cámara alta, que también evaluará el establecimiento de mecanismos anuales para revisar las erogaciones del Gobierno y llamar a los poderes Legislativo, Judicial y organismos autónomos a seguir criterios de transparencia y austeridad.

Artículo relacionado: Senado avanza en transparencia a Estados.

Los senadores aprobaron cambios a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, donde establecen que durante 2015 y 2016 el gasto corriente del Gobierno federal no podrá crecer en más de 2.5% a tasa anual. A partir de 2017 se buscará que el ese nivel sea menor y se fije con otras reglas.

"(En 2015 y 2016) el gasto corriente estructural propuesto por el Ejecutivo federal en el proyecto de Presupuesto de Egresos y aquel que apruebe la Cámara de Diputados no podrá ser mayor en 2.5% en términos reales (respecto del año anterior)", señala el dictamen votado.

El otro punto clave de la reforma consiste en que, de 2014 a 2016, el principal destino de los ingresos excedentes sea la reducción del déficit público.

Para 2014, el déficit presupuestario solicitado por Peña Nieto es equivalente al 1.5% del Producto Interno Bruto (PIB). Con los cambios a la legislación, se busca que en 2015 baje a 1%, en 2016 a 0.5% y en 2017 desaparezca el saldo deficitario.

La solicitud de déficit es uno de los puntos del paquete fiscal que más han criticado las principales fuerzas de la oposición, los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD), que argumentan que la medida dará pie a endeudamiento e inestabilidad financiera.

Durante la discusión en comisiones, el senador Manuel Cavazos Lerma, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), afirmó que el déficit es necesario en la coyuntura actual para que el Gobierno federal enfrente sus gastos.

El senador perredista Mario Delgado propuso austeridad en el gasto, ya que si se le pide a las familias y a la sociedad un esfuerzo, el Estado debe responder de la misma manera.

Para ello, planteó el establecimiento de mecanismos que anualmente revisen el gasto corriente y que, siguiendo la regla de balance estructural, se limiten a 5% las erogaciones en servicios personales y gastos de operación, así como que en 2014 y en 2015 se prohíba adquirir vehículos salvo aquellos que sean indispensables, para seguridad pública, salud, educación u operaciones con un fin justificado.

A propuesta del perredista Armando Ríos Piter, los senadores hicieron un cambio a la minuta avalada por los diputados, al establecer que un porcentaje de los ingresos que lleguen al erario por los impuestos a bebidas azucaradas y alimentos chatarra se destine específicamente a atender problemas de obesidad en niños y adolescentes.

Los gravámenes a esos productos ya fueron avalados por San Lázaro, pero aún necesitan el visto buen del Senado.

Enfoque:Impuestos a refrescos y ¨chatarra¨

También planteó la obligación de que los tres niveles de Gobierno se coordinen para transparentar el destino de los recursos públicos.

Reforma fiscal, en suspenso

Los principales partidos en el Senado pospusieron para el próximo lunes la discusión de la reforma fiscal porque buscan ganar apoyos para sus respectivas propuestas y llegar a acuerdos.

El PRI quiere que la minuta enviada por la Cámara de Diputados quede aprobada en sus términos -con la homologación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) al 16% en la frontera, gravámenes a las bebidas azucaradas y la comida ‘chatarra', así como al transporte y a las ganancias en los mercados de valores-, pero carece de los votos suficientes para lograrlo por sí solo.

Junto con sus aliados tradicionales, los partidos Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (Panal), el PRI llega a 62 votos, tres menos de los que necesita para la mayoría simple.

"Estaremos abiertos a analizar cualquier propuesta que se presente", dijo este jueves a medios el priista José Francisco Yunes, presidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público.

El coordinador del PRI en el Senado, Emilio Gamboa Patrón, afirmó un día antes que su bancada no tendrá posiciones "irreductibles" en la reforma fiscal.

Miguel Barbosa, líder de los senadores del PRD, informó que su partido impulsará el lunes ante la Comisión de Hacienda una propuesta para crear un "impuesto de control" del 5% a los sectores de mayores ingresos, a cambio de que se eliminen los gravámenes al transporte y a las prestaciones de los trabajadores.

Aseguró que hay un alto número de senadores del blanquiazul que coinciden con el gravamen, mientras que el PRI lo va a valorar. Incluso, indicó que esta propuesta ya fue planteada al secretario de Hacienda, Luis Videgaray, quien, dice, la van a reflexionar.

"Vamos a presentar nuestra redacción alternativa para poder impulsar esa propuesta de manera formal. Hoy no lo quisimos hacer porque lo estamos cabildeando con el grupo parlamentario del PAN, donde los senadores que lo están haciendo, me tienen informado que van con un alto número de senadores ya en esa opinión y el PRI lo va a valorar", señaló.

El perredista Armando Ríos Piter, secretario de la Comisión de Hacienda, explicó que se plantea gravar a los "grandes consorcios".

Artículo relacionado: PRD quiere gravar a los ricos.

Barbosa también señaló que el PRD exigirá un mayor control al gasto gubernamental y que está buscando un acuerdo con el PAN para echar atrás la homologación del IVA en los estados fronterizos.

El panista Víctor Hermosillo, originario de Baja California, señaló que el tema no es prioridad para el PRD porque la mayor parte de sus electores se concentra en el centro del país, no en las zonas fronterizas.

El PAN también se declara en contra de todos los impuestos incluidos en la reforma, argumentando que impactarán la economía nacional en momentos en que el país tiene bajo crecimiento.

"El Gobierno tiene que revisar de manera integral esta reforma hacendaria que le va a hacer daño a mucha gente", dijo Preciado.

Los senadores acordaron que la discusión de los impuestos para el próximo año se realice el lunes en comisiones y el martes en el Pleno. Concluido ese proceso, se debatiría la Ley de Ingresos para 2014.

Durante la sesión de este jueves, el pleno del Senado aprobó las reformas a la Ley Aduanera y al Código Fiscal de la Federación, las dos primeras iniciativas del paquete fiscal que Peña Nieto envió al Congreso en septiembre.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005ZAL