El Mundial impulsa inflación de Brasil

Los precios al consumidor alcanzaron 6.52% en junio, el tope del rango meta del Gobierno; el alza obedece a que aerolíneas y hoteles elevaron sus precios por la Copa del Mundo.

Martes, 08 de julio de 2014 a las 08:58
Sobre una base mensual, los precios se desaceleraron a 0.40% en el periodo.  (Foto: Getty Images)
Sobre una base mensual, los precios se desaceleraron a 0.40% en el periodo. (Foto: Getty Images)

SAO PAULO (Reuters) — La tasa de inflación interanual de Brasil alcanzó en junio el límite superior de la meta del Gobierno por primera vez en un año debido a que aerolíneas y hoteles elevaron sus precios con ocasión de la Copa Mundial de fútbol, dijo el martes el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

La inflación medida por el índice de precios al consumidor amplio (IPCA) se aceleró a 6.52% en los 12 meses hasta junio y alcanzó el tope del rango de metas del Gobierno de 4.5% anual, con una tolerancia de más o menos dos puntos porcentuales.

En el año hasta mayo el IPCA había avanzado 6.37%.

Sobre una base mensual, el IPCA se desaceleró a 0.40% 0desde 0.46% el mes previo, aunque estuvo por encima del 0.39% arrojado por la mediana de las estimaciones de 28 economistas consultados en un sondeo de Reuters. Se trató del ritmo más alto para junio desde el 2008.

Las tarifas aéreas subieron 21.95% en junio respecto a mayo y los precios de los hoteles saltaron 25.33%. Juntos, ambos ítems respondieron por la mitad de la tasa de inflación mensual, según el IBGE.

Tres mediciones de inflación subyacente también subieron, de acuerdo a los cálculos de Banco Fator, y apuntaron a presiones estructurales sobre los precios que han afectado al banco central aún después de nueve alzas consecutivas de las tasas de interés.

Los números vuelven a destacar uno de los mayores problemas económicos de Brasil tras casi un mes de fiebre futbolera.

La inflación persistentemente alta ha golpeado la confianza y contenido al crecimiento económico, que se está desacelerando hasta casi una paralización.

La lucha de la presidenta Dilma Rousseff por reducir los precios probablemente será un tema recurrente en la campaña para las elecciones de octubre, en las que buscará un segundo mandato de cuatro años.

El banco central ha reiterado que los movimientos de política monetaria aún no han surtido efecto y que ayudarán a desacelerar la inflación el próximo año.

Sin embargo, los economistas pronostican que los precios permanecerán lejos de la meta de 4.5% más allá del 2015 si el banco no eleva más las tasas de interés.

En noticias bienvenidas para Rousseff, los precios de los alimentos -que han sido el principal motor de la inflación este año tras una sequía que afectó al sur de Brasil- bajaron 0.11% en junio respecto a mayo.

Aunque muchos economistas consideran que la inflación ya ha subido más allá de la meta del Gobierno, el banco central sólo incluye el primer punto decimal en su medición.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n006EN1