Nieve artesanal, ¡producción industrial!

El Emprendedor del año Francisco Xavier Briseño descubrió por accidente el negocio de su vida; en 10 años Neve Gelato ganó 5% del mercado nacional, estimado en 10 mil millones de pesos anuales.

Por: Andrea Vega Valerio |
Jueves, 26 de agosto de 2010 a las 06:00
Francisco Xavier Briseño iba como acompañante de su padre a una feria de panadería en Italia, cuando encontró el negocio de su vida.

En ese viaje conoció una tecnología para mezclar perfectamente las frutas y el resto de los componentes de un helado y así obtener un producto natural, de alta calidad, sabor original y mejor consistencia que otros. Y pensó en traer el concepto a México.

Consiguió 500,000 pesos entre sus familiares y seis meses después, en mayo de 1999, abrió en el DF la primera sucursal de su cadena de heladerías Neve Gelato.

La apuesta le salió bien. Su empresa tiene 25 puntos de venta (23 en el DF, uno en Puebla y otro en Guadalajara) y participa con 5% de un mercado estimado en 10,000 millones de pesos al año (que lideran Unilever y Nestlé).

Cada año, sus ventas crecen 20%, en promedio, y atiende a cerca de un millón de clientes. Su número de empleados asciende a 120.

Hace seis meses inauguró una nueva planta de 5,000 metros cuadrados en la colonia Industrial Vallejo, donde produce hasta 200,000 litros de helado al mes.

Hacer las cosas en pequeña escala, casi de manera artesanal pero a través de la mejor tecnología, continúa siendo su foco. “Cuando hacemos helado de mango seguimos pelando la fruta a mano”, comenta Briseño.

Uno de sus planes es introducir sus helados en otros puntos de venta, como cines, restaurantes y cafeterías.

Además, reforzará y diversificará su presencia en autoservicios. Hace cuatro meses entró a Superama y hace unas semanas, a 50 puntos de venta en Walmart, canales que representan 3% de sus ventas.

También impulsará su otra marca, Nieve Mía, pensada para el mercado medio cuyo valor es de 3,000 MDP. El plan es pasar de ocho unidades a 500 en siete años. Para lograrlo, Briseño trabaja en un modelo de franquicia.

A cinco años, la meta es que Neve Gelato llegue a 100 sucursales. A 10 años, la idea es tener 10% del mercado total de helados en México. “No le tengo miedo a las trasnacionales, me dan más miedo los emprendedores”, señala Briseño.

  • Empresa: Neve Gelato
  • Inicio de operaciones: 1999
  • Inversión inicial: 500,000 pesos
  • Facturación: reservada
  • Empleados: 120

Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n002JSL