Emprendedores

Motocarros Kamaji, novedad en transporte

Carlos Kamkhaji creó en 2002 un vehículo híbrido entre moto y auto, y hoy vende 200 unidades al entre sus clientes se encuentran Círculo K, Iusacell, Unefon y Cinépolis.

Por: Vicente Gutiérrez Lagos |
Viernes, 10 de agosto de 2007 a las 17:23
Expansion
Kamkhaji asegura que introducir algo nuevo al mercado es difícil. (Roberto Toris)
Kamkhaji asegura que introducir algo nuevo al mercado es difícil. (Roberto Toris)

Tras un viaje a Indonesia y Tailandia, Carlos Kamkhaji decidió crear un transporte que fuera económico y funcional. Tras varios ‘experimentos’ cortando motocicletas, en 2002 inventó sus motocarros Kamaji, un vehículo del que hoy se venden 200 unidades por mes.

El principio fue complicado. “Introducir algo nuevo en un país es muy difícil, y por ahí teníamos que empezar”, relata Kamkhaji. Ahora, Motocarros Kamaji tiene una planta en Toluca, donde se fabrican cinco modelos, que se colocan en el mercado a unos 35,000 pesos, en promedio. La meta para fin de año es alcanzar 500 unidades por mes y rebasar los 100 millones de pesos (mdp) que facturó en 2006.

Aunque su comprador al menudeo “es muy importante”, su éxito depende de la venta de flotillas.

Kamkhaji ya tiene el pie en el acelerador: Financiera Rural le compró 500 unidades; el Gobierno del DF desarrolla una ruta por donde circularán los motocarros que adquirirá, y “trabajamos con Pepsico y varias agencias de publicidad que quieren los motocarros para promoción y muestreo de productos”.

Uno de sus clientes importantes es la cadena de tiendas de conveniencia Círculo K, dirigida por Carlos Kalach, que adquirió más de 20 motocarros para echar a rodar un nuevo formato de tiendas móviles. Por ahora, la cadena analiza cuestiones legales y de logística para lanzarlo próximamente. “La idea es tenerlos pronto en la calle, pero en estos momentos es un programa piloto”, aclara Alejandro Silos, gerente Nacional de Franquicias de Círculo K.

Hace 30 años, Honda lanzó un modelo similar a los motocarros pero desistió, pues pensaron que no era negocio.

De la línea Kamaji destacan dos modelos: Motoventa, que usan Iusacell, Unefon o Cinépolis. El Mototaxi, para cuatro pasajeros, opera en Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco y Puebla.

Además del vehículo, Kamkhaji inventó su sistema de franquicia. A cambio de 500,000 a 700,000  pesos, el franquiciatario obtiene ingresos por la venta del vehículo, refacciones y servicio de mantenimiento. No hay cuota de franquicia o publicidad.

Kamaji inició con 11 distribuidores, ahora tiene 38 y quiere llegar a 200 al final de 2007. También planea exportar a Chile, Colombia y España. Además, diseña su ‘motocarrazo’ con mayor capacidad de carga.