Ticker

Sin miedo a la factura electrónica

Las Pymes tienen la posibilidad de contratar a una firma para realizar el trámite y cumplir con ley; así evitarán incurrir en nuevos equipos y personal, algo recomendable solo para grandes empresas.

Por: Ulises Hernández |
Martes, 11 de mayo de 2010 a las 06:04

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión.com) — Atención, micro y pequeñas empresas: nuevamente hay que estar pendientes de una cuenta regresiva y nuevas obligaciones en materia de documentación fiscal, por mandato de las autoridades hacendarias.   

A partir del primero de enero de 2011, todo emprendedor, empresa o proveedor que extienda facturas o recibos por un monto mayor a 2,000 pesos, tendrá que hacerlo a través de la expedición de un comprobante fiscal digital (CFD), mejor conocido como factura electrónica.

La Miscelánea Fiscal aprobada a finales de 2008 por el Congreso, estableció esta disposición, la cual deben acatar todas las personas morales y físicas con actividad empresarial. Los profesionistas independientes que trabajan  bajo el régimen de honorarios y los proveedores que emiten facturas que exceden el monto mencionado deben acatarla también.

Pero no hay motivos para preocuparse. Para que las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) puedan cumplir con el requisito del Servicio de Administración Tributaria (SAT) no es necesario hacer una gran inversión en infraestructura de cómputo y sistemas o adquirir un software o una aplicación  costosa; esta opción resulta más conveniente y rentable para las medianas y grandes empresas.

"Quedan ocho meses para que entre en vigor la disposición, pero existen soluciones fáciles para cumplir con ella", comenta Gerardo Brehm, directivo  de la Asociación Mexicana de Estándares para el Comercio Electrónico (Amece), organismo que promueve el uso y adopción de herramientas tecnológicas entre las empresas para impulsar su competitividad.

"Todo depende del número de facturas que uno genere. Una micro o pequeña empresa genera en promedio unas 10 facturas al mes, así que no le conviene  adquirir un software que cuesta 10,000 pesos o más", dice Brehm.

En éste caso, la micro empresa le conviene más recurrir a los servicios de un Proveedor Autorizado de CFD (PAFCD) certificado por el SAT, el cual se encarga de emitir las facturas, enviarlas al cliente y mantener un registro de las mismas. Este proveedor maneja estándares de seguridad, para garantizar que la factura es auténtica, integra y única.

El costo promedio por factura es de 3.50 pesos, de modo que el costo mensual por facturación sería de 35 pesos, añade Brehm.

En cambio, las empresas medianas y grandes, que emiten cientos o miles de facturas, por lo general cuentan con infraestructura de cómputo y personal de sistemas,  además de contar con la posibilidad de adquirir un software o contratar los servicios de facturación electrónica especializados en el procesamiento de grandes volúmenes. Firmas como Interfactura, Buzón e y Diverza, entre otros PAFCD certificados por el SAT, brindan estos servicios.

La factura electrónica  ofrece varias ventajas y beneficios: garantiza la integridad y autenticidad, facilita el cotejo de información contable, simplifica la generación de comprobantes fiscales, es ecológica pues eliminar las impresiones en papel y permite el ahorro de costos en el proceso.

"El costo de realizar una factura puede ir desde 20 hasta 150 pesos, pues incluye generarla, llevarla a revisión, devolverla a la empresa y almacenarla durante 10 años por mandato fiscal. Esto cuesta mucho dinero a grandes corporaciones que emiten miles de facturas", afirma Brehm. De ahí el valor de la factura electrónica.

En los últimos cinco años, del 31 de enero de 2005 al 31 de marzo de 2010, un total de 30,204 contribuyentes emitieron comprobantes fiscales digitales; el 65% (19,705) fueron personas físicas y el 35% restante (10,453) fueron personas morales, según cifras del SAT. En este periodo se emitieron casi 524 millones  de facturas electrónicas o CFD (523,737, 917).

El número de contribuyentes que han adoptado el uso de la factura electrónica es reducido, si se toma en cuenta que en México existen alrededor de 3.7 millones de empresas (unidades económicas), según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), y que sólo 719,000 estaban registradas en el Sistema de Información Empresarial Mexicano (SIEM) en el 2009.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n002EVZ