Dos emprendedores de ‘buen colmillo’

Estos empresarios demuestran que hay más de una forma para incursionar en el negocio de la comida; como parte de su proyecto, buscan preservar un platillo tradicional y apoyar a restaurantes Pyme.

Por: Viridiana Mendoza Escamilla |
Viernes, 04 de noviembre de 2011 a las 06:08
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — Dicen por ahí que, si la comida es rica, un negocio culinario siempre tendrá éxito; sin embargo, para que una idea y buen sazón puedan traducirse en un emprendimiento exitoso, es necesario tener disciplina y una estrategia trazada. 

En México existen miles de negocios memorables donde se puede encontrar algún platillo tradicional o un antojo preparado de manera singular.

Para muestra puedes pedir a la persona a tu derecha que te enumere cinco lugares para comer algún platillo (hamburguesas, pambazos, etcétera), seguramente el sujeto en cuestión no conocerá cinco, sino muchos más.

Sin embargo, salir a poner un puesto no es la única manera de tener un negocio de comida emprendedor; eso es algo que Mercedes Girault tenía en mente cuando creó, junto con sus compañeras de clase, la página www.puntocome.com.

Con sólo 23 años, Mercedes inició un portal web para difundir Pequeñas y Medianas Empresas del negocio restaurantero, así, a través de promociones especiales, Puntocome.com es un directorio que resulta útil para saber dónde comer y a precios bajos.

"Descubrimos que hay mucha gente que come fuera de casa y muchos negocios que sólo necesitan un poco de promoción para darse a conocer y crecer, por eso además de constituir un directorio, también diseñamos estrategias de mercadotecnia para los restaurantes, así ayudamos también a los comensales a encontrar nuevas opciones", señala la joven en entrevista con CNNExpansión.

Un negocio con mucho sabor

Mientras tanto, en el norte del país, otro universitario busca que los tradicionales tacos de pescado originarios de Ensenada, Baja California, traspasen fronteras y puedan convertirse en una alternativa práctica para preparar en minutos.

Alejandro Estrada tiene 22 años y su empresa se llama Baja Chef. Todo inició como un proyecto escolar que tenía por objeto crear un platillo de mar que pudiera venderse en grandes cantidades pero que utilizara productos de la región.

"Pensamos que los filetes para tacos de pescado son buena idea, es una receta típica que data de los años sesenta, y lo que buscamos al venderlos congelados es que las nuevas amas de casa, que no tienen tiempo de cocinar, puedan prepararlos de manera rápida".

Los empaques de estos filetes son traídos desde la India, tienen una tecnología que permite mantener los productos frescos. Por ahora, se comercializan sólo en Ensenada pero muy pronto podrán llegar a más estados de la República.

"Estamos en proceso de conseguir un crédito que nos permita comprar nueva maquinaria para tener una producción robusta que nos permita no sólo vender este platillo en México, sino que pueda atravesar fronteras", afirma.

Mercedes y Alejandro fueron finalistas en la edición 2011 del Premio al Estudiante Emprendedor y son ejemplo de que, al pensar en un negocio ‘de comida' no sólo podemos remitirnos a un puesto de antojitos, también puede iniciarse una empresa innovadora, aun si eres muy joven.

Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n004TQT