Factura Electrónica, opción para Pymes

En 2013 los comprobantes fiscales físicos pasarán a la historia, conoce las claves para renovarte; adoptar el esquema de factura electrónica puede librarte de fraudes y robo de identidad fiscal.

Por: Viridiana Mendoza Escamilla |
Miércoles, 12 de diciembre de 2012 a las 06:00

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — Los pequeños negocios tienen ahora una oportunidad de oro para adoptar un sistema de factura electrónica y no sólo cumplir con las disposiciones del Sistema de Administración Tributaria, sino también tener un mayor control sobre el manejo de los recursos de su empresa.

El primer error es pensar que la adopción de este esquema representará un enredo mayor en la contabilidad de tu Pyme, por el contrario, se trata de una medida que simplifica el registro de tus ingresos y egresos.

"El SAT lo instruyó como una medida recaudatoria, pero en realidad el esquema ofrece ventajas porque los negocios tienen una mayor certeza del manejo de sus finanzas; además, eliminan el riesgo de ser víctimas de fraudes con facturas falsas o robo de identidad fiscal", explica René Martín Torres, director de Contpaq, firma especializada en soluciones de Software para empresas.

El especialista explica que con las facturas físicas, las pequeñas empresas y personas físicas con actividad empresarial se exponían a que un contador o un impresor hiciera un mal uso de su información.

"El SAT detectó comprobaciones apócrifas por 55,000 millones de pesos en 2010, esto implica que alguien imprimía facturas y las daba a las empresas para que comprobaran gastos, así un contribuyente que pudiera estar incluso en suspensión de actividades podía estar generando obligaciones fiscales sin saberlo", advierte.

A partir del 1 de enero de 2013, las empresas cuya facturación exceda los cuatro millones de pesos deberán optar por el esquema de facturas electrónicas; sin embargo, los expertos recomiendan que este esquema sea adoptado también por las micro, pequeñas y medianas empresas.

Dentro de tres semanas la factura digital será una realidad aplicada, pero no todos están listos para vivirla.

"El 58% de los contribuyentes no ha optado por un esquema de facturación digital, en dónde más oportunidad es en el ramo de comercio y servicios", explica René Martín Torres.

¿Cómo me ayuda?

En opinión de Sergio Trujeque, director de tecnologías de información en la firma de contadores Baker Tilly México, explica que la factura electrónica apoya también la documentación de compras y ventas en una empresa.

"El 90% de los contribuyentes se está concentrando en resolver el problema de la emisión de sus comprobantes fiscales digitales relacionados con el proceso de venta, sin embargo es muy factible que un impacto igual o mayor represente el proceso de compras o abastecimientos".

Explica que las empresas recibirán de una gran cantidad de Comprobantes Fiscales Digitales CFD en formato electrónico por parte de sus proveedores, mismos que deberán almacenar y validar pues formarán parte de la contabilidad, y por ello es necesario contar con asesoría adecuada, pues bien llevados estos comprobantes pueden evitar malos manejos en los flujos de efectivo.

¿Qué necesito para adoptar el esquema?

El primer paso es tramitar la Firma Electrónica Avanzada (Fiel) y obtener el Certificado de Sello Digital que otorga el SAT. A partir de ahí, los contribuyentes pueden generar Facturas electrónicas o recibos con un Código de Barras Bidimensional (siempre y cuando sus ventas no excedan los 4 millones de pesos).

"Una de las ventajas de adoptar la factura electrónica es que a diferencia de los CBB, en las facturas electrónicas no existe un riesgo de falsificación o mal uso de la información", señala René Martín Fragoso.

Una vez que cuentas con la documentación que otorga el SAT, puedes acudir con un Proveedor Autorizado de Certificación de CFDI (PAC), que  es aquella persona moral con autorización del Servicio de Administración Tributaria para validar los CFDI (facturas electrónicas) generados por los contribuyentes, asignarles el folio e incorporarles el sello digital del Servicio de Administración Tributaria.

Asimismo, tienen como obligación enviar al SAT copia de los CFDI que validen de sus clientes. Cada factura puede tener un costo de entre 40 centavos y 10 pesos según el número que requieras, se trata de un precio competitivo si consideras que la impresión de facturas tiene un costo de entre 800 y 1,200 pesos al año para una pequeña empresa, según cifras de Contpaq.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005CSP
recomienda
Patrocinado por