Un emprendimiento para ‘parar oreja’

Comaudi es una empresa que apuesta por ayudar a la población en riesgo de discapacidad auditiva; la compañía prevé abrir más de cinco puntos de venta durante los próximos dos años.

Por: Viridiana Mendoza Escamilla |
Miércoles, 30 de enero de 2013 a las 06:00

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — Jonathán Salomón forma parte de la segunda generación a cargo de una empresa familiar que ha logrado una expansión notable en 26 años de operación y asegura que la clave para el éxito en los negocios es no poner el dinero en primer lugar.

La compañía se llama Comaudi, es una firma especializada en la comercialización de aparatos de sordera y soluciones para la prevención y tratamiento de la pérdida de capacidad auditiva.

En 1986, cuando su padre Daniel Salomón y su tía Regina Salomón iniciaron con el negocio, en México había apenas algunas compañías que exportaban aparatos para sordera y no todos con la calidad deseable.

"México tenía un rezago en este mercado, las opciones eran reducidas y los mejores aparatos estaban disponibles sólo en Estados Unidos y Europa", explica Jonathán Salomón, director general de Comaudi.

Así, Comaudi pudo posicionarse como distribuidor de las mejores marcas, sin embargo, con la llegada de fabricantes estadounidenses se abrió una nueva puerta para la competencia y durante los años noventa y la primera década del siglo XXI hubo que darle nuevos bríos al objetivo del negocio.

"Tenemos en mente que el objetivo final de la empresa es ayudar a que la gente viva mejor, no sólo la intención de generar dinero, eso hace todo más fácil, generar dinero no puede ser el fin de tu trabajo debe ser algo que ayuda a hacerlo mejor, por eso cuando la competencia se empezó a  agudizar decidimos explorar en qué otras ramas podíamos apoyar a las personas que tienen alguna dificultad para escuchar o que están en riesgo de disminuir su capacidad auditiva", señala el directivo.

Así fue como en 2010, Comaudi concretó dos nuevas líneas de productos de apoyo para proteger el  oído, la primera, enfocada al control de ruido industrial y la segunda, destinada al hogar.

"En México hay muchos negocios que trabajan con máquinas ruidosas están por encima de los niveles permitidos por eso ofrecemos  protectores auditivos y soluciones control de ruido. En materia de los productos enfocados al hogar, los lanzamos pensando en mucha gente que vive cerca de calles ruidosas, la oferta consiste materiales que ayudan a disminuir el ruido como  ventanas acústicas o materiales que se colocan por encima del plafón", detalla.

En 2015, se espera que haya 700 millones de personas en el mundo con problemas auditivos y la cifra podría llegar a 900 millones para 2025. En México, cifras del Inegi apuntan a que 0.29% de la población tiene una discapacidad auditiva,  y una de cada tres personas mayores de 60 años presenta pérdida auditiva.

Estas cifras hablan del potencial que tiene el mercado objetivo para Comaudi, que espera abrir más de cinco puntos de venta en los próximos dos años. Actualmente tienen dos puntos de venta propios en la Ciudad de México y 26 distribuidores alrededor de la República.

Jonathán Salomón explica que no hay una regla de cuánto tiempo toma el deterioro de la capacidad auditiva pero afirma que el riesgo es alto, pues estar expuesto a ruidos de 100 decibeles (equivalentes a una motosierra) durante 15 minutos, puede generar pérdida auditiva, asimismo, el ruido superior a 140 decibeles (como un avión o un disparo), puede generar un daño instantáneo.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005ERW