Ticker

Tomar decisiones, problema empresarial

Tres de cada 10 empresarios mexicanos posterga una decisión que implique transformación corporativa; hacer cambios en la estrategia de negocios permite enfrentar una posible crisis, dicen especialistas

Por: Ivonne Vargas Hernández |
Jueves, 07 de febrero de 2013 a las 06:00

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — Hacer cambios en la estrategia de negocios permite reajustarse a las demandas del mercado y enfrentar crisis, sin embargo, tres de cada 10 empresarios en México postergan la transformación corporativa de su negocio, afirma Mario Rizo, socio de Salles Sainz Grant Thornton.

Retardar esta acción y tener poca planificación es el punto de partida de diversas complicaciones empresariales. Entre las más comunes destacan: perder oportunidades, invertir tiempo en líneas de trabajo poco rentables y, en situación extrema, quiebre del negocio, dice el consultor de empresas.

Entre los factores que propician retardar una determinación, especialmente en las Pymes, destaca prestar poca atención al comportamiento de los mercados y del entorno.

Pareciera una actividad evidente e inherente a la vida empresarial, aunque eso no implica que la organización dedique tiempo a un monitoreo continuo de su mercado y competencia, lo cual permita implementar acciones a tiempo. Esto marca la diferencia entre seguir a flote o hundir la empresa.

"La supervivencia de un negocio dependerá en gran medida de su capacidad de cambio, es decir, del tiempo que el dueño tome en implementar acciones para adaptarse a una situación", explica Rizo.

De acuerdo con el consultor de empresas, cuando los dueños no invierten en hacer más eficiente su toma de decisiones son propensos a situaciones como: gastos desmedidos y sin control; aumento en costos de operación; fraudes al interior de la empresa; contingencias que afectan el presupuesto; proyección de negocios equivocada; información financiera deficiente; carga fiscal excesiva, y falta de dirección en la organización.

Otra área que refleja poca planificación y toma de decisiones en el negocio es recursos humanos. "Algunas empresas pequeñas ahorcan su presupuesto con una plantilla costosa y falta de control en los perfiles contratados, lo que genera alta rotación", explica la reclutadora Patricia Noriega.

¿Dónde soy bueno?

Generar un análisis de las situaciones que enfrenta la empresa es una herramienta para no demorar la toma de decisiones, señala Mario Rizo.

El análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades, Amenazas) se puede aplicar a la vida corporativa para hacer un diagnóstico del negocio y sus servicios. En términos empresariales, en las fortalezas es importante responder ¿cuáles son las ventajas con respecto a otros?, ¿qué cosas se hacen bien?, y ¿qué ven los clientes como punto fuerte de la organización?

Las fortalezas deben analizarse desde la perspectiva del empresario, del comprador y de proveedores. "No conviene ser modesto, sino realista, y si hay dificultad para detectarlas, hay que empezar con una lista de las características de la compañía", indica Rizo.

En debilidades hay que responder ¿qué debería mejorar en la empresa? Por ejemplo, procesos, tiempos de entrega, seguimiento a comentarios del cliente, presencia virtual, entre otros. En ese mismo apartado incluir las situaciones a evitar en la organización. Se debe considerar el punto de vista interno y externo: ¿otras personas perciben debilidades que la empresa no ve?, ¿los competidores hacen alguna cosa mejor?

Para oportunidades, es recomendable generar información sobre ¿dónde están las mejores áreas de desarrollo que el negocio puede atacar? ¿qué tendencias interesantes detectan? Nuevas ventajas pueden provenir de cambios en tecnología y mercados cubiertos; tendencias identificadas en el sector donde se comercializa el producto o servicio; transformaciones en el estilo de vida y perfiles del cliente.

En amenazas, hay que apuntar los obstáculos que deben afrontarse y ¿qué está haciendo la competencia? También es importante cuestionarse si la tecnología, las deudas, los problemas de personal ponen en riesgo la posición de la empresa en el mercado.

Al hacer este análisis es posible puntualizar qué cosas deben ser hechas y poner los problemas en perspectiva. Es recomendable aplicar el análisis FODA en los competidores y crear una estrategia para definir qué porcentaje del tiempo y trabajo se designa por mes, trimestre y año a actividades importantes para el negocio, puntualiza Rizo.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005F7D