Especiales

La otra cara de los Emprendedores 2012

Familiares, mentores y amigos cuentan cómo construyeron los finalistas su proyecto emprendedor.

Por: Lorena Rodríguez A. |
Lunes, 25 de junio de 2012 a las 13:00
salaUno, ‘ingenieros de la vista’
1

"Hace unos meses Javier me dijo: mamá o te subes el tren o te quedas abajo. ¡Súbete! Este proyecto te va a ayudar para que te realices y verás que se va a convertir en algo grande", recuerda Edna Urrutia, madre de Javier Okhuysen, fundador de salaUno y finalista de Emprendedores 2012.

En marzo de 2011, Okhuysen, ingeniero industrial, y Carlos Orellana, ingeniero en sistemas, se propusieron abrir la primera clínica de salaUno para brindar tratamientos y servicios de salud visual a bajo costo.

Ambos jóvenes han probado que una carrera científica se puede adaptar para crear un negocio que además de registrar crecimientos anuales de tres dígitos, tiene un alto impacto social.

Actualmente su empresa trabaja en conjunto con Fundación Cinépolis y su programa Del Amor Nace la Vista.

salaUno forma parte de la edición Emprendedores 2012 de la revista Expansión y el sitio CNNExpansión en la categoría Alto Potencial. El 23 de mayo y luego de un periodo de mentorías, los 20 emprendedores de Alto Potencial (10) y Alto Crecimiento (10) fueron evaluados por un jurado. Los ganadores serán dados a conocer en julio por la revista Expansión. 

Edna Urrutia, coordinadora del voluntariado salaUno, cuenta en entrevista que el sueño de crear una empresa socialmente responsable comenzó a forjarse en Javier desde que éste era un niño.

Y explica que cuando estudiaba en el colegio, Javier fue acreedor del Premio Eugenio de Mazenod a la máxima contribución social.

Cuenta además que en el caso de Carlos Orellana, la persona que más influyó en él para que descubriera la importancia de la responsabilidad social, fue su madre.

"De ser ingenieros industriales los dos han conseguido adaptar lo científico con temas relacionados a la salud", asegura Edna.

Hoy en día, dice la mamá emprendedora, el proyecto de Javier y Carlos va más allá de ofrecer consultas, diagnósticos y tratamientos a precios accesibles, ya que los emprendedores buscan que más personas se unan a la cultura emprendedora responsable.

Además, revela que entre los muchos retos de salaUno está la replicación de su plan de negocios a nivel nacional.



Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n0053R6