Éxito femenino: ¿sacrificio o elección?

Asumirse como víctimas no conviene a las mujeres, dice Gabriela Hernández, directora de GE; la quinta mujer más poderosa del país dio una mentoría organizada por Expansión a otras colegas.

Miércoles, 05 de diciembre de 2012 a las 06:00

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — "Dejemos (fuera) de nuestro vocabulario y forma de pensar: 'Ay, es que somos mujeres'", dijo Gabriela Hernández, presidenta y directora general de General Electric Méxic, y agregó que, para que haya un cambio en la sociedad, las mujeres deben ser las primeras en evitar victimizarse, pero también deben apoyarse entre ellas.  

La directora general de GE compartió su experiencia de carrera y personal con 19 ejecutivas mexicanas pertenecientes a diferentes compañías y de distintas edades, a través de una mentoría organizada por la revista Expansión para su edición trimestral CEO de diciembre 2012.

De acuerdo con la publicación, Hernández comentó que aunque las mujeres sí enfrentan un reto en el ámbito laboral, el género no debe ser un pretexto para frenar el desarrollo profesional de alguien ni mucho menos su vida personal. 

Afirmó que tener balance de vida no es cuestión de ser hombre o mujer, sino de saber organizarse. Por lo que las mujeres, en vez de quejarse, deben ordenar sus tiempos y agendas.

"Sí hacemos más que un hombre, pero podemos. No se trata de ser víctima, es cuestión de organizarse", expresó la ejecutiva, quien ocupa el quinto lugar del ranking 2012 de 'Las 50 mujeres más poderosas de México' de Expansión.

"El balance de vida es muy complicado. Y todo en esta vida tiene un costo, positivo y negativo. Al hacer una cosa tienes que dejar de hacer otra. Tienes que pensar 'qué estoy ganando con lo que hago y qué me hace feliz'", mencionó. 

Recomendó a las ejecutivas asistentes a la mentoría, hacer un plan de vida que incluya aspectos como si quieren o no tener hijos o una pareja. "Sí tengo hijos o no y cuántos; sí tengo una pareja o no y qué pareja escojo. Nadie te hace un favor, ni en el trabajo ni en tu casa. Tú haces lo que quieres hacer".

Y agregó: "No es lo mismo tener un hijo siendo jefa que tener uno cuando no lo eres. Esto no significa que no lo puedes tener estando en otro puesto, sólo que será más difícil".  

La dinámica de desayuno-mentoría forma parte de un ciclo de encuentros que realiza la revista Expansión entre sus lectoras y algunas de 'Las 50 mujeres más poderosas de México'.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005C0W