¿Pensar como hombre te hará buena líder?

La mujer puede ser criticada por su dureza o falta de autenticidad. La clave: eliminar estereotipos.

Por: Ginka Toegel* |
Miércoles, 12 de diciembre de 2012 a las 06:00
La líder cae en la trampa del género
1
Las mujeres tienden a sentirse obligadas a jugar la función masculina que está estrechamente ligada a la imagen estándar del liderazgo. (Foto: Getty Images)
Las mujeres tienden a sentirse obligadas a jugar la función masculina que está estrechamente ligada a la imagen estándar del liderazgo. (Foto: Getty Images)
Otros enlaces

Algunas mujeres ejecutivas asumen que necesitan actuar como hombres para progresar y por ello imitan características que se consideran típicas de la conducta masculina y que son la base de las expectativas de conducta de un buen líder, como firmeza, competitividad y enfoque en la tarea.

El problema para las mujeres que se esfuerzan por seguir estas conductas de liderazgo, es que rara vez son juzgadas de la misma manera que los hombres.

Aun si su conducta es menos extrema que la de sus colegas masculinos, pueden seguir siendo consideradas de manera negativa simplemente porque el umbral de conducta 'aceptable' es a menudo inferior para las mujeres.

A menudo, una mujer que adopta un estilo firme, de comando y control, es vulnerable a ser catalogada como "perra".

Como señala Penelope Trunk, columnista de la revista Business 2.0, "no existe contraparte masculina para este término, porque los hombres que exhiben estas características son promovidos".

En otras ocasiones, las mujeres sienten la necesidad de moderar sus cualidades más expresivas sonriendo menos o usando un tono de voz más grave. Sin embargo, esto las pone en riesgo de violar los estereotipos de género, que tradicionalmente esperan que las mujeres sean gentiles y afectuosas, y en cambio aparentan hipocresía, dice la revista Expansión CEO en un artículo publicado en su edición de diciembre de 2012.

Según una investigación reciente, esta situación es mucho más que un acto de equilibrio entre las expectativas esperadas en un líder y las expectativas específicas de género para ellas. Por lo tanto, las mujeres tienen que ser conscientes de cuáles son las características de liderazgo que cultivan y cuáles suprimen para lograr el éxito. 

*Ginka Toegel es profesora de Conducta Organizacional y Liderazgo en el IMD y directora de Estrategias para el Programa de Liderazgo.



Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005CHM