Ticker
Especiales

Presupuesto, desafío de Peña al Congreso

Los legisladores deberán estirar los recursos para financiar los planes del presidente: expertos; pensión, seguro de vida para mujeres y becas cuestan 50,000 mdp, dice el senador Armando Ríos Piter.

Por: Isabel Mayoral Jiménez |
Viernes, 07 de diciembre de 2012 a las 06:00

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — Los legisladores tendrán que hacer una verdadera reingeniería presupuestal si quieren que se cumplan al menos dos de los tres compromisos que anunció el sábado pasado el presidente Enrique Peña Nieto para 2013: pensión a adultos mayores a 65 años, seguro de vida para jefas de familia y ampliación de becas.

Por lo menos se requerirán 50,000 millones de pesos para la ampliación y puesta en marcha de estos programas, sin contar las dificultades operativas que pudieran enfrentar, coinciden economistas y legisladores.

"Si consideramos el total de esos programas y esperando que fueran universales, se tendrían que canalizar casi 50,000 millones de pesos. Cada año se obtienen alrededor de 110,000 millones de pesos y son los que se debaten en la Cámara de Diputados para los diversos programas", dice el senador por el PRD, Armando Ríos Piter.

Este jueves el presidente de México, Enrique Peña Nieto confirmó que este viernes enviará al Congreso de la Unión el Paquete económico 2013 que prevé un déficit cero, y confió en que se pueda lograr el consenso para aprobarlo.

El secretario de la Comisión de Hacienda en la Cámara de Senadores precisa que de acuerdo con proyecciones que han llevado a cabo en su partido se necesitan alrededor de 11,000 mdp adicionales a los poco más de 18,000 presupuestados para 2013 en el programa 70 y más, lo que generaría la necesidad de recursos por casi 30,000 mdp para 2013.

"Hay que entender que esto significará un aumento progresivo, pues la cantidad de adultos mayores se va incrementando anualmente", indica el senador.

El Centro de Investigación Económica y Presupuestal (CIEP) subraya que tomando en cuenta el número de defunciones y la población beneficiaria estimada, el gasto sería de 7,999.1 mdp, adicional  a lo que ya se canaliza en el programa mencionado. Con esto se estima un incremento de 1.3 millones de beneficiarios potenciales.

En total, para 2013 se tendría una población objetivo de 3.9 millones, que significaría un costo de 24,320.3 mdp o 0.1% del Producto Interno Bruto (PIB). 

Destaca que si se considera la expansión de la población en este segmento de edad, para 2022, este programa implicará una carga fiscal de 32,948 millones de pesos (precios de 2012), hasta 75% más de lo aprobado en 2012.

El senador por el PRD agrega que en el tema del seguro de vida para jefas de familia "hay que prever cuál es el contexto  que ellos plantean. Hablar de un seguro de vida tiene que ver mucho con cómo se hace la proyección, la edad, el monto asegurado, la profesión, antecedentes o si es o no capitalizable, por poner algunos ejemplos".

Y en esa lógica se tiene que prever una discusión muy puntual sobre el tipo de programa que se haga, indica.

Si se considera el padrón de madres solteras que hace InMujeres -alrededor de 2 millones- implicaría un costo aproximado de 5,000 millones de pesos.

"Por último, un programa que me parece el más significativo y es preocupante porque no se ha visto como una prioridad en el discurso del presidente Enrique Peña Nieto, tiene que ver con el programa nacional de becas".

El senador perredista subraya que todos los jóvenes de educación media superior en cualquiera de los circuitos de educativos deben recibir una beca salario al mes y señala que en el caso de la Ciudad de México se otorgan 700 pesos, lo cual ha permitido disminuir las tasas de deserción de 25% a 3%.

"Teniendo un universo de jóvenes que no estudian, no trabajan y que en muchos casos no  pueden seguir estudiando porque sus padres no cuentan con recursos, es indispensable garantizar una bolsa mínima de operación de 15,000 millones de pesos como se ha planteado para los 4 deciles de menores ingresos".

El Director del Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey (CIEN), Estado de México, José Luis de la Cruz, estima que el costo en el primer año de dar pensión a adultos mayores de 65 años implicaría recursos por 70,000 mil millones de pesos que será progresivo en la medida en que más personas se sumen, pero la mayor erogación sería en la primera etapa.

¿De dónde saldrá el dinero?

El especialista del TEC considera que dado que no habrá nuevos impuestos los recursos tendría que salir de la reasignación de partidas o estimando ingresos petroleros más elevados con base en un precio más alto al de 2012 o un crecimiento económico superior en donde por recaudación de IVA e ISR se generen recursos, lo cual implicaría un escenario de crecimiento económico mayor a 3.5% para destinar estos recursos a este programa y el desafío será qué hacer si la economía no crece a esa tasa, sino a una menor.

El secretario de la Comisión de Hacienda en la Cámara de Senadores, es más categórico respecto a de dónde saldrán los recursos y afirma "no lo sé" y considera que esa deberá ser la actividad prioritaria en los próximos días.

"Si es que quieren cumplir con este planteamiento que han hecho público, tendrán que recortar áreas que sean innecesarias. Creo que sigue habiendo en el gasto enorme áreas de oportunidad para transformar programas que son ineficientes y atender la situaciones prioritarias en el país con la lógica que estamos planteando".

El diputado del partido Verde Ecologista de México (PVEM), Tomás Torres Mercado, integrante de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, comenta en torno a cómo financiar estas propuestas y dice que sin duda será un tema de racionalidad.

"Pero no es solo el asunto de financiar adultos mayores reduciendo la edad, de 70 a 65 años, o de una póliza para cubrir el seguro de madres de familia, sino que también se plantea déficit cero y esto quiere decir que estamos ante una expectativa de racionalidad".

Asegura que en el nuevo Gobierno se ha hecho un ejercicio previo, fundamentado en un estudio serio, técnicamente sostenido del presidente Enrique Peña. "No es una ocurrencia, creo que hay elementos para soportar esta propuesta que habla de cero endeudamiento y del compromiso del gasto social".

La clave con relación a estos nuevos compromisos del presidente Enrique Peña, subraya, estriban en la disciplina del gasto, no necesariamente ajustes, sino el uso eficiente de los recursos.

"Hay algunas secretarías que traen presupuestos francamente grandes, excepcionales y sin embargo, en términos de sus tareas de bienestar y tranquilidad para la gente no tuvieron ninguna manifestación positiva, como fue seguridad pública federal que trae más de 50,000 millones de pesos y su eficacia en términos de cobertura, de percepción, pero sobre todo de acciones específicas no están a la vista y sobre todo por discrecionalidad en el gasto de las mismas".

Déficit cero ¿Posible?

El senador del PRD, Armando Ríos Piter, comenta con relación al déficit cero en la Ley de Ingresos: "ya quiero ver cómo van a subsanar ese monto -que son casi 100,000 millones de pesos-, a ver de dónde sale.

"Más allá de un declaración, identificar cero déficit significa ver cómo se va a subsanar esa ausencia de ingresos. El tema de cero déficit no debe ser planteamiento de ley; en la Comisión de Hacienda los diputados aceptaban un déficit específico, responsable que -en cierto sentido- permitía transferir recursos futuros a presentes para subsanar cuestiones de gasto".

El secretario de la Comisión de Hacienda del Senado indica que "si ellos mandaran una iniciativa en esa lógica implícitamente en la carátula, tendríamos que ver de dónde están pensando obtener los recursos y si no obtienen los recursos entonces cuáles son las áreas de gasto que estarían recortando y garantizar que esos programas tengan fondeo".

El legislador del PVEM prevé que el trabajo legislativo será muy intenso, y complejo, porque se ha anticipado también por el Ejecutivo que el catálogo de ingresos al parecer no tenga mayor modificación, a no ser los estimados de la recaudación y precio de la mezcla mexicana de petróleo.

Sobre un mayor déficit, Torres Mercado dice que "es un asunto de materializar en el Legislativo el compromiso del Pacto por México, de lo contrario no estaríamos hablando de un pacto serio.

"Creo que México tiene que aspirar al déficit cero, tenemos un ingreso que no es propiamente fiscal, nos está financiando el petróleo, y es un ejercicio que políticamente hay que atenderlo y que los grupos parlamentarios que hablan del Pacto por México deben honrar la palabra del acuerdo en el terreno legislativo".


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005CLM