Especiales

Cinco tips para recortar gastos en 2013

Erradicar por completo el desembolso hormiga es una misión titánica que requiere de un plan; despedirte de compras innecesarias puede ser clave para armarte de voluntad y empezar a ahorrar.

Por: Viridiana Mendoza Escamilla |
Jueves, 31 de enero de 2013 a las 06:01

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — Las dificultades financieras que aparecen al inicio del año remontan a los propósitos que se hacen en diciembre, sobre todo el del ahorro. 

Al igual que aprender otro idioma o bajar de peso, contar con un fondo de emergencia o con el enganche para comprar algo, todo es cuestión de disciplina.

Los gastos hormiga son aquellos que, de tan pequeños pasan inadvertidos en los planes financieros; sin embargo, al sumar los montos que se desembolsan en plazos largos se convierten en sumas considerables, así lo explica Juan Carlos Pelayo, Director de Allianz Fóndika.

"Éste es un gasto que se va en las papitas, el chocolate de la esquina o el refresco y no somos capaces de advertirlo al hacer nuestro plan financiero. Cuando llegues a tu casa después de trabajar anota en una libreta todos los pequeños gastos que hiciste durante el día y así te será más fácil integrarlo a tu plan financiero", sugiere.

Existen vehículos de inversión en los que puedes depositar el equivalente al aumento en el precio de los cigarros, esto, en 10 años, podría convertirse en un enganche para comprar un auto, sólo con invertir dos pesos al día.

Para ponerlo más claro: las principales tabacaleras elevaron recientemente el precio de sus cigarros dos pesos en promedio. Los fumadores que consumen un paquete de cigarrillos al día tendrán un gasto de alrededor de 700 pesos al año sólo por el aumento; en 10 años, esa pequeña fuga se convertirá en una suma nada despreciable que se habrá perdido.

Instrumentos como tu Afore o una cuenta en Cetes Directo podrían poner a trabajar esa pequeña cantidad para que no termine literalmente en cenizas. Cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) arrojan que quienes consumen dos cajetillas a la semana gastan en cigarros más de 4,000 pesos al año.

Pero, dejar los hábitos nocivos no es cosa fácil; fumar, consumir cafés de cafetería, tomar taxi, son sólo algunos de los gastos que puedes recortar, pero que forman parte de tu rutina diaria, por eso, te presentamos algunos tips para si bien no eliminarlos, sí evitar que los gastos hormiga se conviertan en una plaga sin control.

1.- Reduce tus emisiones: Cuando algo se convierte en rutina se deja de disfrutar de la misma manera que si se trata de un evento ocasional, de la misma manera, los fumadores van perdiendo sensibilidad conforme aumenta el número de cigarrillos. La organización estadounidense Carcer.org explica que la adicción a la nicotina es una cuestión física y mental, por lo que la necesidad de fumar es tan grande como el fumador permite que lo sea, por ello, si bien dejar el hábito puede traducirse en una serie de intentos fallidos, prueba con reducir el número de cigarros al día, con el paso del tiempo el modificar este hábito puede reflejarse no sólo en tu cartera, también en tu condición física.

2.- Levántate temprano: Para algunos, tomar un taxi es sinónimo de gasto adicional, pero también de comodidad, sin embargo, no es lo mismo salir deprisa y tomar un taxi pirata que no tiene bien calibrado el taxímetro a tomar un taxi de sitio cuyo taxímetro funciona debidamente. Compara cuándo es que pagas más en taxis, incluso, si planeas tus salidas puedes tener un solo taxista de confianza con tarifa fija, que, además de ahorrarte algunos pesos, te evitará riesgos innecesarios.

3.- Organiza tus necesidades de efectivo: Uno de los gastos que puede convertirse en un dolor de cabeza son las comisiones por retiro de efectivo, pues en algunos cajeros automáticos rebasan los 30 pesos. Para evitar estos desembolsos puedes planear qué tanto efectivo necesitarás para una salida con tus amigos, una ida a comer o el pago del estacionamiento en un centro comercial. Considera también que muchos bancos cuentan ya con corresponsales, y puedes realizar retiros sin costos en tiendas de autoservicio, averigua si tu banco cuenta con esta figura y en qué establecimientos puedes realizar transacciones.

4.- Conviértete en barista: De acuerdo con los organizadores del evento Expo Café, un kilo de café puede costar  entre 80 y 120 pesos y cada kilo permite servir alrededor de 100 tasas. Considera cuánto cuesta preparar un café de buena calidad en tu cafetera y cuánto cuesta comprarlo en una cafetería, multiplica la diferencia de precios por el número de cafés que consumes en una semana y verás que con ese monto te alcanza, al menos, para ir al cine, no se trata de cambiar tu estilo de vida, sólo de hacer que tus hábitos sean más sustentables.

5.- Incorpora todos tus gastos al presupuesto: Los gastos hormiga se hacen más evidentes cuando los incorporas a tus planes, así, las propinas, los gustos adicionales en el supermercado y el pago de estacionamientos se convierten en sumas tangibles en cuanto empiezas a registrarlos. Puedes iniciar con un presupuesto semanal en el que recapitules los ahorros que generaste. Si vas depositando esas pequeñas sumas en un instrumento del que no puedas disponer, verás como con el paso del tiempo se convierte en un guardadito que podría sacarte de algún apuro.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005EQA