Ticker

Qué hacer si te obligan a renunciar

¿Debes aceptar o no la renuncia voluntaria? analiza los factores a favor y en contra de la decisión; conoce qué te sugieren los abogados si tu empresa te pide renunciar, cuando te está despidiendo.

Por: Alejandro Cuauhtémoc Mejía |
Viernes, 18 de diciembre de 2009 a las 06:00

La hoja levanta toda suerte de suspicacias. ¿Por qué si me despiden, me piden renunciar? La renuncia voluntaria se ha vuelto la forma más popular de despido en México. Y se expandió justo con las crisis, explican abogados laborales. ¿La razón? La Ley Federal del Trabajo no admite la reducción de costos como una razón válida, de manera que las empresas verían difícil ganar un juicio si despiden a alguien por ese motivo y éste los demandara.

Pero sí está siendo utilizada para ahorrar. Según los litigantes, a menudo las compañías ofrecen por esta vía menos dinero del que tocaría por liquidación.

¿Puedo negarme a firmar la renuncia? Sí. ¿Y me conviene? Depende. Hay dos caminos. Uno, negarse a firmar y esperar a que lo corran. Saldría con la indemnización de ley, pero sin carta de recomendación. Aunque luego podría demandar por despido injustificado, si lo que quiere es una reinstalación. O la segunda opción, aceptar el disfraz y salir con una recomendación y ese raro sabor que deja en la boca la simulación.

¿Qué conviene? Según los abogados, depende del dinero que le ofrezcan. De entrada, deténgase y consulte con abogados antes de firmar, recomienda Tania Rentería, del despacho Jáuregui, Navarrete y Nader. Pida al jefe que ponga por escrito cuánto le darían y consulte con un abogado o en la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo cuánto le correspondería por despido. Debe llevar sus comprobantes de pago para que lo puedan calcular. Esta referencia le permitirá decidir si acepta o no. Tome en cuenta lo siguiente:

a) Si le ofrecen 70% o más de lo que le correspondería, y carta de recomendación, le conviene aceptar, dice Rentería (aunque primero hay que negociar el pago completo).

¿El argumento? Un abogado cobrará 30% de lo obtenido en el juicio. Además, en estos tiempos irse sin recomendación complica la búsqueda de empleo. Si determinan un pago en mensualidades, vaya a la Junta Local de Conciliación y Arbitraje a firmar un ‘convenio laboral’ para asegurar los pagos, dice Rubén Flores, presidente de la 9ª Junta de Jalisco.

b) Si la gratificación es menor a 70% hay una noticia: las sentencias suelen ser favorables al trabajador, dice Alfonso Bouzas, académico de la UNAM. Además, casi todos los casos se resuelven antes de que termine el juicio, con un acuerdo equivalente a 70 u 80% del total que se debería pagar, según la Junta de Monterrey.

Debe preguntarse si usted, y la empresa, pueden resistir un juicio. Y es que “un proceso puede durar entre cuatro meses y cinco años”, dice Ricardo de Buen, de De Buen Rodríguez Abogados. Además, si la empresa se declara en bancarrota, no recibirá un peso.

Si gana el juicio, recibirá el equivalente a tres meses de salario, primas de seguro y vacaciones, más el importe de 12 días laborales por cada año que trabajó –si tiene más de 15 años de antigüedad– y salarios caídos, explica Rentería.

Tome en cuenta algo más. Si trabaja en una especialidad o en un nicho cerrado, es probable que entre en una lista negra del sector. No es algo legal pero las Juntas no las pueden impedir, por lo que será muy complicado encontrar trabajo con un historial de conflicto, comenta Rubén Flores, abogado de Jalisco.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n002671