ONG movilizan a ciudadanos por celular

Organizaciones no lucrativas aprovechan la tecnología móvil en campañas a favor de causas sociales; sólo se necesita mandar mensajes de texto o utilizar aplicaciones en tu celular.

Por: Lourdes Cárdenas |
Viernes, 15 de enero de 2010 a las 06:00

La tecnología móvil está dándole el tiro de gracia a pretextos como “no tengo tiempo”, o el más recurrido de todos, “quisiera ayudar, pero no sé cómo hacerlo”.

Cada vez más organizaciones no lucrativas están haciendo uso de la tecnología celular para movilizar a la sociedad a favor de causas sociales, como la lucha contra la pobreza y el hambre, la defensa del medio ambiente, la participación política, la solidaridad en desastres o la promoción de la salud. Todo con sólo apretar las teclas del celular.

“La tecnología móvil es emotiva e impulsiva y permite a la gente interactuar con organizaciones no lucrativas”, dice Stephen Joos, director de Operaciones de MobileAccord, una empresa con sede en Denver, Colorado, que provee aplicaciones para celulares. “El 32% de los usuarios de celulares tiene acceso a internet en su aparato. Un 23% accesa diariamente”, añade.

Para Reinier Evers, de Trendwatching, una consultora que analiza tendencias de consumo, el uso de la tecnología celular para movilizar a la sociedad es muestra de una tendencia en el mundo de la informática. “Los celulares se están convirtiendo en el objeto que los consumidores usarán para todo”.

The International Communication Union, la agencia especializada de Naciones Unidas en tecnología y comunicación, estima en 4.6 billones el número de suscriptores de telefonía celular en el mundo, y por su accesibilidad, inmediatez y capacidad de movilización, lo ubica como un elemento fundamental en términos de su impacto en la lucha contra el hambre, la pobreza y la mortalidad infantil, entre otros.

“No es arriesgado pensar que esta tecnología podría llegar a convertirse en los próximos 10 años en el medio electrónico más elegido por socios y activistas para la movilización pública y como medio de comunicación para reclamos sociales”, dice Hernán Nadal, coordinador de nuevas tecnologías de Greenpeace en Argentina. Éstos son algunos ejemplos de cómo los celulares están dejándonos sin excusas.

1. The Extraordinaries.org

¿Quisiera ser voluntario para alguna causa pero su único tiempo libre son esos lapsos de espera? Si la respuesta es sí, esta empresa de carácter social con sede en San Francisco podría darle buenas opciones.

La firma, que busca ser reconocida como una empresa que usa el poder de los negocios para resolver problemas sociales y ambientales, está lanzando una aplicación para iPhone que revoluciona el concepto de voluntariado al vincular a organizaciones sociales, con personas que están dispuestas a donar su trabajo en cuanto tienen un momento libre.

Por ejemplo, si un refugio de animales maltratados necesita ayuda para clasificar fotos, puede solicitarla desde su iPhone. “Queremos cambiar la manera en que la gente ve su tiempo libre”, dice Jacob Colker, cofundador y CEO de The Extraordinaries. Aunque todavía está en fase piloto, unas 2,500 personas y organizaciones ya descargaron la aplicación.

2. Zumbido

SHM es una consultora con sede en Londres, que promueve el uso de tecnologías para solucionar necesidades sociales. Echó a andar en México un proyecto piloto llamado Zumbido, en el estado de Jalisco, para promover una red de apoyo entre afectados con el virus del sida.

Los participantes recibieron un teléfono celular con una aplicación especial que les permitía enviar mensajes de texto a un grupo de apoyo cuando se sentían deprimidos o tenían preguntas sobre el tratamiento médico. También podían usar-lo para indagar sobre los efectos secundarios de los medicamentos o si querían conversar.

“Algunas personas que acababan de ser diagnosticadas y querían estar en contacto con gente que ha vivido con VIH por mucho tiempo, de manera que pudieran aprender unas de otras…, gente en las áreas rurales quería comunicarse con gente en las zonas urbanas, y así”, dice Anna Kydd, encargada del proyecto en México.

En un periodo de tres meses, los 40 participantes del plan piloto enviaron hasta 250,000 mensajes de texto.

3. Cardionet

El Instituto Carso de la Salud creó un programa de seguimiento y monitoreo personalizado de la salud a través del teléfono celular, internet o un teléfono fijo.

En un número especial responden al usuario preguntas generales a partir de las cuales se evalúa su nivel de riesgo. Si es propenso a enfermedades cardiovasculares se le hace saber y puede participar gratuitamente en Cardionet, un programa de intervención educativa personalizada que a través de mensajes de texto le enviará información sobre prevención y reducción de riesgo. “Si en el cuestionario contesto que fumo, me engancharán todo el año en una intervención enfocada a reducir el hábito de fumar”, explica Héctor Gallardo, director de Soluciones Operativas del Instituto Carso de la Salud.

Otro programa similar del Instituto Carso sirve a pacientes con VIH que están bajo tratamientos retrovirales. El sistema tiene unos 820 usuarios de los 44,000 que reciben terapias retrovirales en el sistema de salud pública.

4. mGive

mGive es una aplicación desarrollada por Mobile Accord, un proveedor de aplicaciones para celulares enfocado a ayudar a las organizaciones no lucrativas, políticas y universidades a entender y beneficiarse de la tecnología móvil.

Permite a las organizaciones recaudar dinero vía mensajes de texto. Quienes apoyan la causa pueden enviar un mensaje y hacer una donación de 5 dólares que se cargará a su factura mensual. En 2008, la fundación Teletón se alió con Mobile Accord/mGive para usar esta tecnología. Usando mGive, convenció a 15,232 personas de marcar el 90999 y donar un mínimo de 5 dólares. Obtuvieron 76,160 dólares en donativos.

mGive se utilizó por primera vez en febrero de 2008 durante la edición XLII del Superbowl, en el que una campaña de United Way recaudó a través de la tecnología celular 10,000 dólares en 10 segundos para el programa de promoción del ejercicio de esa organización no lucrativa.

5. Movilactivismo

“Llama al legislador Jorge Giorno y pídele que apruebe la ley de basura cero. Contamos con tu ayuda”. Con mensajes de texto como éste, Greenpeace Argentina ha logrado movilizar a miles de personas a favor de sus causas.

En 2005 lo hizo a través de la campaña ‘Basura Cero’ que buscaba la implementación de una ley para el manejo y el reciclaje de la basura en Buenos Aires. En 2007, durante la campaña ‘Votá por la ley de bosques’, movilizó a la población vía mensajes de texto y recolección de votos por internet. Como resultado de esa campaña, su número de donantes pasó de 36,630 a 64,328 socios, dice Hernán Nadal, coordinador de nuevas tecnologías para la organización.

“La telefonía celular tiene el potencial de convertir al usuario en ciudadano”, dice Nadal. “Para que eso suceda debe haber un cambio en la política de mercado”.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n00272H