ALERTA »  La economía mexicana, medida a través del IGAE, se contrae 0.17% en agosto

Reforma laboral impulsará a la vivienda

Con las nuevas reglas de outsourcing miles de subcontratados podrían cotizar en el Infonavit; el proyecto de ley volverá otra vez a la Cámara de Diputados tras los cambios hechos por el Senado.

Por: Claudia Alcántara |
Miércoles, 31 de octubre de 2012 a las 06:01
La reformas en materia de outsourcing “nos convienen porque tendremos más clientes para venderles una vivienda, al saberse inscritos en el Infonavit y seguro social”, dice el presidente de la Canadevi, Flavio Torres Ramírez. (Foto: Archivo)
La reformas en materia de outsourcing “nos convienen porque tendremos más clientes para venderles una vivienda, al saberse inscritos en el Infonavit y seguro social”, dice el presidente de la Canadevi, Flavio Torres Ramírez. (Foto: Archivo)
Otros enlaces

La reforma a la Ley Federal del Trabajo que reglamenta la subcontratación (outsourcing) de trabajadores, traerá, de aprobarse, más beneficiarios al fondo estatal de vivienda e impulsará la demanda para esa industria en los próximos años, dicen expertos.

"La regulación a la subcontratación en el mediano plazo se verá reflejada en la demanda de vivienda en el Infonavit", dice Joaquín Escamilla, subdirector de Recaudación Fiscal del Instituto del Fondo Nacional de Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), a la revista Expansión de 15 de octubre de 2012.

El proyecto de reforma -que impulsó el presidente Felipe Calderón y el Partido Revolucionario Institucional y Acción Nacional lograron aprobar en la Cámara de Diputados- obliga a las empresas a ser responsables de las prestaciones sociales de los subcontratados. Millones de trabajadores tendrán por primera vez la posibilidad de pedir créditos de vivienda al Infonavit.

El outsourcing, según el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados, es la contratación de trabajadores que no dependen de la empresa o razón social para la cual laboran.

Hasta ahora, muchas empresas consideraban este régimen un esquema para "evadir obligaciones fiscales y laborales", reconoció la propia Confederación Patronal de la República Mexicana.

"Millones de trabajadores esperan tener la oportunidad de contar con un régimen claro y trascendente que regule sus relaciones laborales", dice el diputado del Partido Verde Ecologista de México, Federico González Luna.

La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI confirma las palabras del legislador. A junio, 12.6 millones de los más de 32 millones de trabajadores del país -cuatro de cada 10- no tenían prestaciones sociales.

Impacto positivo

Aunque en pasados días, el Senado aprobó la reforma en lo general, hizo modificaciones en el tema sindical, por lo que el regresará a la Cámara de Diputados para ser revisada.

Si recibe la luz verde de los Diputados, los subcontratados podrán cotizar en el Infonavit.

"Con la nueva ley, (las) empresas que subcontraten serán solidariamente responsables", dice Escamilla. "Los trabajadores podrán exigir seguridad social... Podrán sumar puntos para solicitar un crédito Infonavit. Son parte de las prestaciones mínimas de ley a las que tienen derecho".

El Infonavit -integrado por el gobierno federal, patrones y trabajadores- otorga financiamiento hipotecario a los trabajadores con ingresos de entre 2 y 11 salarios mínimos mensuales para la compra de vivienda con precios de 235,000 a 680,000 pesos.

Para obtener el préstamo hasta por 30 años, el trabajador debe acumular cierto número de puntos que se asignan por una combinación de factores: monto de ingresos, edad, dependientes económicos y cierto número de cotizaciones consecutivas.

Con el mayor número de beneficiarios, la demanda de hipotecas aumentará, dicen los especialistas.

Hoy, el mercado de vivienda de interés social en México tiene "una significativa y limitada disponibilidad de financiamiento hipotecario para los trabajadores de bajos ingresos", dice la mayor constructora de vivienda del país, Corporación GEO, en su último informe anual, publicado en junio 2012.

El escaso crédito hipotecario, aunado al rápido crecimiento poblacional, agrega la firma, genera un marcado déficit de vivienda de interés social. El problema se intensifica por el mayor número de personas que se incorporan a la fuerza de trabajo y la formación natural de nuevas familias.

"La limitada disponibilidad de financiamiento  -dice GEo- restringe la construcción de vivienda".

Tan sólo por la formación de nuevas familias en el periodo 2012-2018 harán falta 937,000 viviendas en el Valle de México, dice Softec, consultora especializada en proyectos inmobiliarios, en un estudio publicado a fines de septiembre.

Para garantizar el cumplimiento de las nuevas reglas, el diputado de izquierda Alfonso Durazo asentó en la reforma que las empresas que ofrezcan y utilicen servicios de subcontratación deberán estar registradas en la Secretaría de Trabajo y Previsión Social.

Sector optimista

Al igual que el Infonavit, los constructores y las agencias inmobiliarias aplauden los cambios a la ley.

"Son buenos", reconoce el presidente de la cámara de constructores de vivienda Canadevi, Flavio Torres Ramírez. "Nos convienen porque tendremos más clientes para venderles una vivienda, al saberse inscritos en el Infonavit y seguro social".

Sin tener un cálculo sobre los beneficios potenciales a la industria, el presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios, Sergio Gómez Rábago, dice que la regularización "generará un nuevo mercado de compradores de vivienda".

Las oportunidades que tendrán los desarrolladores de viviendas son amplias considerando los millones de trabajadores sin prestaciones. La ley laboral vigente desde 1970 no tipifica del todo la figura de la subcontratación. Por eso, no hay estudios que midan su alcance.

De enero a noviembre de 2011, la Procuraduría General de la República y el Servicio de Administración Tributaria, de la mano del IMSS e Infonavit, hicieron más de 750 auditorías a empresas que ofrecen y ocupan empleados por outsourcing. Hallaron que éstas deben al fisco unos 25,000 millones de pesos en impuestos y prestaciones.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005AQ4