Life & Style

El auto por el que reza General Motors

La firma busca que la Chevrolet Silverado supere a la Serie F de Ford en la categoría de pickups; las fortalezas de la renovada camioneta serán la eficiencia de combustible y su potencia, según GM.

Por: Doron Levin |
Miércoles, 09 de enero de 2013 a las 06:02

Cuando los ejecutivos de General Motors se ponen de rodillas para orar por el éxito de un solo modelo entre los registros de lo que la empresa vende en todo el mundo, seguramente inclinan sus cabezas por la pickup Chevrolet Silverado de tamaño completo.

La camioneta no sólo es el botón de muestra de la alineación de GM, es la fuente de dinero más importante de la automotriz.

La nueva Silverado 2014, rediseñada por última vez en 2006, debe ser capaz de transportar una tonelada de expectativas, debido a que los ejecutivos de GM esperan que enfrente -y supere- a la Serie F de Ford Motor Co, la actual líder de la industria.

Se prevé que la guerra de publicidad será fogosa, especialmente a medida que el nuevo vehículo comience a llegar a los concesionarios de Chevrolet y GMC a finales del primer trimestre.

Las generaciones anteriores de pickups eran vendidas sobre todo con base en su rudeza y resistencia, su capacidad para transportar grandes cantidades de carga y remolcar pesados tráileres. La última versión está siendo promocionada por su mejor consumo de combustible y su mejor par motor, aunque GM aún no está listo para dar detalles.

"La historia de este vehículo es acerca de la eficiencia del combustible y su motor", dice Alan Batey, jefe de ventas de GM en Estados Unidos en el debut de la Silverado y de su hermana, la GMC Sierra, la semana pasada en Pontiac, Michigan. "El remolque es una exigencia enorme, y la eficiencia del combustible es una preferencia importante de los compradores".

La Silverado y la Sierra serán vendidas en versiones regular y de cabina para tripulación (cuatro puertas), con la opción de tres nuevos motores: un V6 de 4.6 litros, un V8 de 5.3 litros y un V8 de 6.2 litros. Los motores incorporan varias tecnologías de ahorro de combustible, incluyendo la desactivación de cilindros cuando el vehículo necesita menos potencia y par motor.

Los dos nuevas pickups de GM han sido rediseñadas por dentro y por fuera - pero los detalles cosméticos podían no importar mucho, excepto para los compradores de hueso colorado de este tipo de vehículo. Principalmente son adquiridas por su durabilidad y capacidad en situaciones de trabajo.

Las camionetas Serie F de Ford están equipadas con turbocompresor, una tecnología de motor que puede provocar que los conductores quemen más combustible de lo que esperaban con base en los índices de eficiencia federales, de acuerdo con Ken Zino, analista de AutoInformed.

"Los modelos turbo también son relativamente costosos como una forma de aumentar la potencia de un motor más pequeño", dice. GM espera ganar una ventaja económica sobre Ford por su motor, así como por un índice de eficiencia de combustible que atraerá a aquellos clientes que estén decidiendo entre los dos.

Batey dice que cree que el mercado de las pickup en Estados Unidos está destinado a crecer, y no sólo debido a que los sectores de la agricultura, energía y vivienda han mostrado signos de recuperación. La edad media de todas las camionetas es de unos 10 años, dice; es decir, muchas están llegando al final de su vida útil.

El mercado estadounidense de las pickup cayó a un punto mínimo de 1.1 millones de vehículos en 2009, GM espera que la recuperación alcance los 1.6 millones de vehículos este año. En los primeros 11 meses de 2012, la Serie F lideró la categoría con ventas de 576,529 unidades. La Silverado y la Sierra de GM sumaron 506,088, mientras que la Dodge Ram de Chrysler se ubicó en 263,152 unidades.

Es significativo que las versiones más lujosas de las nuevos camionetas de GM estarán disponibles con los mismos dispositivos de seguridad avanzados que contienen sus autos, incluyendo alerta de colisión frontal y advertencia de cambio de carril.

A medida que las características de seguridad vanguardistas proliferan y se vuelven más comunes, los expertos dicen que las automotrices pronto podrán ser capaces de construir un auto que tenga poca o ninguna participación del conductor.

Pero hasta ese día, GM está confiando en la larga lealtad del conductor hacia la Silverado y la Sierra para estimular la mayor parte de las ventas de su nuevo modelo, el resto provendrá de aquellos conductores a los que GM pueda persuadir a renunciar a sus viejos Fords y Dodges.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n005DSY