Comercio ilegal acapara mercado de ropa

Contrabando y piratería concentran 13,000 mdd de este mercado y el comercio formal sólo 9,000 mdd. Posicionar las marcas mexicanas y buscar nuevos nichos son los retos para recuperar terreno.

Por: Ivet Rodríguez / Enviada |
Martes, 25 de enero de 2011 a las 09:24

GUADALAJARA, Jal (Manufactura) — El comercio ilegal acapara 60% del valor total del mercado de la ropa en México, es decir, de los 22,000 mdd, concentra 13,000 mdd y el comercio formal sólo con 9,000 mdd, afirma Mario Sánchez, tesorero de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (CNIV).

En el marco de IM Intermoda 2011, celebrada en esta ciudad, Sánchez explica que "la venta de ropa de contrabando o pirata en los tianguis ha tenido un crecimiento importante en los últimos años, sobre todo por la reciente crisis económica, ya que hay menos dinero circulante y la gente busca precios bajos".

A decir del especialista, el decomiso de ropa ilegal pasó de 300 toneladas en 2009 a 650 en 2010.

Ante el aumento del comercio ilegal, los productores nacionales de ropa deben tratar de recuperar el mercado interno, el cual es muy grande ya que, según el último censo de población, México cuenta con 112 millones de habitantes, de los cuales 47 millones aproximadamente representan la población económicamente activa, dice Sánchez.

Posicionar las marcas mexicanas, buscar nichos de mercado específicos, diversificar los canales de venta y fortalecer la relación entre el sector textil y vestido son algunas de las acciones que proponen líderes gremiales e industriales para recuperar el ‘terreno perdido' en el mercado nacional.

Gregorio Orozco, presidente de la Cámara Textil de Occidente, explica que la mayoría de las marcas mexicanas no son ‘aspiracionales', a diferencia de las americanas o europeas, razón por la cual los industriales ya no sólo deben preocuparse por producir prendas de buena calidad y a buen precio sino que además deben posicionar su marca como un ‘símbolo' de estatus.

Por otro lado, Daniel de Paul, gerente de producción del Grupo De Paul, comenta que es necesario que los industriales dirijan sus productos a nichos de mercado específicos, con el fin de que el diseño, manufactura, precio y canal de distribución por medio del cual se comercializa el producto obedezca a los requerimientos de cada nicho.

"Así como hay consumidores que buscan prendas a bajo costo, hay quienes prefieren un buen diseño más que un precio bajo, o tecnología innovadora, ya sea en la confección o en el tipo de materiales utilizados más que un diseño bonito, o incluso, hay consumidores que lo quieren todo", afirma De Paul.

Asimismo, dice, es necesario diversificar los canales de venta, ya que además de los tradicionales, como plazas comerciales, tiendas departamentales o de autoservicio, existen las ventas por catálogo, en línea o en redes sociales.

La tercera parte de la ropa que se comercializa en México se vende en los tianguis, los cuales se ha convertido en el canal de distribución más importante, superando a las tiendas departamentales y de autoservicio, según la CNIV.

Orozco comenta que es necesario fortalecer la relación entre los sectores textil-vestido, ya que "en ningún país existe una confección fuerte sin textiles, ni textiles fuertes sin confección".

Más noticias de Manufactura


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n002SKM