Tres buenas prácticas para la industria

Mejorar la calidad de la información, el intercambio electrónico de datos y la trazabilidad, son tres prácticas que pueden adoptar las empresas para mejorar sus procesos.

Por: Ivet Rodríguez Foto: Alejandro Hernández |
Lunes, 04 de julio de 2011 a las 17:00
Multimedia
GS1 Centro de Conocimiento
Capacitación, trazabilidad y logística
cnnexpansion
cnnexpansion
cnnexpansion
cnnexpansion
cnnexpansion
cnnexpansion
cnnexpansion
cnnexpansion
Capacitación (Foto: SXC) Capacitación (Foto: SXC)

CIUDAD DE MÉXICO (Manufactura) — En el Centro de Conocimiento de GS1 México las empresas pueden asistir a talleres y laboratorios interactivos donde al estilo ‘toca, juega y aprende' obtendrán capacitación para mejorar algunas prácticas, desde cómo llenar una factura o un catálogo electrónico, hasta realizar la trazabilidad de un producto.

Las compañías pueden empezar por mejorar la calidad de la información técnica de sus productos -como el peso y las dimensiones- en tanto que ésta es clave para determinar las condiciones de almacenamiento y distribución, dijo Thelma González, gerente de servicios de GS1 México.

Por ello, en el Centro de Conocimiento hay un laboratorio donde los asistentes aprenden cuáles son los instrumentos de medición -flexómetro, vernier y básculas digitales- y la forma correcta de usarlos para obtener información confiable. Al final del día, evitara posibles aclaraciones por parte de los clientes.

González comentó que incentivar el intercambio electrónico de datos entre clientes y proveedores, es otra de las mejores prácticas que las empresas pueden aprender en este Centro. Tal es el caso de la factura y el catálogo electrónicos, los cuales permiten intercambiar información más rápido y a menor costo. Emitir una factura electrónica, por ejemplo, genera un costo de entre 10 y 20 pesos, mientras que hacerlo en papel cuesta 120 pesos.

Finalmente, la trazabilidad permite la identificación precisa de los productos a lo largo de la cadena de suministro, lo cual facilita la recepción, almacenamiento, producción y distribución de los mismos, además de reducir los tiempos de respuesta ante posibles quejas o reclamos por parte de los clientes.

En este Centro hay un laboratorio donde se enseña a las compañías cómo se aplica la tecnología de identificación -que básicamente consiste en el uso de etiquetas de código de barras o RFID y lectores- para hacer el seguimiento de la carne, desde el rastro hasta el punto de venta, comentó la gerente de servicios de GS1 México.

Actualmente las compañías que en México han logrado incorporar estas mejores prácticas en sus procesos son la industria de alimentos, bebidas y el sector de cuidado personal.

Más noticias de Manufactura

 

 


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/f0007JZ