ALERTA »  La economía de EU crece 3.5% anual en el tercer trimestre, más a lo esperado por analistas

Cómo hacer un CV de alto impacto

Igual que una empresa, rediseña tu marketing personal para venderte mejor en el área laboral; un currículum que destaque tus fortalezas profesionales te posicionará mejor ante el reclutador.

Por: Tania M. Moreno |
Martes, 24 de marzo de 2009 a las 06:00
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión.com) — La crisis obliga a las empresas a rediseñar sus estrategias de mercadotecnia ...y a las personas a buscar formas de venderse mejor.

Elaborar un currículum vítae (CV) de alto impacto es esencial para diferenciarte de otros que buscan el mismo empleo que tú, pues el currículum es tu marketing personal, el documento que te permite vender tus servicios a la empresa, coincidieron especialistas en reclutamiento.

Para conseguir un CV que potencie tus fortalezas y te haga más visible a los ojos del reclutador, el primer paso es seguir el ABC, hacer un documento Atractivo, Breve y Conciso, dice en entrevista el Marketing Manager de la firma de reclutamiento online Monster México, Arturo Rosales.

"Debe ser corto, que resuma todos los beneficios que puedes aportar a la empresa sin divagar, asegúrate de dejar en claro por qué eres el candidato ideal para el puesto", dice a su vez el director general de Bumeran.com México, Mateo Cuadras.

La recomendación es hacerlo de una cuartilla, dos como máximo, con una estructura definida, buena redacción y fácil de leer. Un estudio de Bumeran.com México dice que los reclutadores emplean en promedio 20 segundos para mirar un CV, si es atractivo, le dedican más tiempo para leerlo, si no, lo desechan.

Los expertos recomiendan el siguiente esquema:

Datos personales: que incluyen el nombre, dirección, teléfono y correo electrónico donde puedan contactare. Si estos datos no están claros, el reclutador no se tomará la molestia de buscarte y pasará al siguiente candidato. Objetivo profesional: describe cuáles son las características con las que el empleador se beneficia de tu contratación. Por ejemplo, qué le aportarás profesionalmente a la empresa. Sé breve y escríbelo en un párrafo. Historia laboral: olvídate de esos grandes textos donde hablabas de lo que hacías en tus trabajos anteriores y limítate a poner el puesto que ocupabas, los logros que obtuviste y da cifras de cuánto mejoró, se incrementó o avanzó el área a tu cargo. No olvides poner cifras que cuantifiquen tus afirmaciones. Comienza por el último trabajo que tuviste y sigue en orden cronológico inverso. Si son más de tres, o tienes una experienca mayor a 10 años, no desperdicies espacio describiendo cada empleo, haz un resumen ejecutivo que destaque, una vez más, los logros obtenidos. Competencias: en este apartado deberás poner tus conocimientos, habilidades y las actitudes que posees y te diferencian de otros candidatos. Recuerda que todas estas habilidades deben ser pertinentes al puesto al que aspiras, si tomaste un curso de pesca de altura y peleas por una plaza de contabilidad, omite incluirlo en el CV. Educación: comienza por el último grado de estudios y limítate a la educación superior, es decir, licenciatura, maestría, posgrado o doctorados en su caso. También incluye los cursos o diplomados que hayas tomado y que competan a tu área profesional. Reconocimientos: enriquecer tu currículum con diplomas de excelencia obtenidos en diplomados o por desempeño de alto nivel en la empresa para la que laborabas ayudan a que el reclutador vea que eres un candidato con experiencia y disposición para el puesto que requiere. Afiliaciones: éstas son importantes sobre todo cuando demuestran que formas parte de un grupo o asociación del medio en el que te desenvuelves, pues te muestra comprometido con tu desarrollo profesional.

¡Evítalo!

De nada sirve que pongas tus objetivos laborales si haces un CV tan confuso que sea imposible de leer. Recuerda que debes seguir el ABC, pues este documento es la primera impresión que el reclutador tendrá de ti y decidirá si te da o no la oportunidad de una entrevista.

Menos es más: hay quienes piensan que un CV extenso es sinónimo de profesionalismo, pero lo único que se consigue es demostrar que no se tienen claras las habilidades y se muestra inexperiencia.

Utiliza bullets para destacar mejor la información y evita el lenguaje literario o hablar de ti mismo. Enfócate en darle al reclutador lo que busca: qué puedes hacer por la empresa. No lo aburras con anécdotas e información personal innecesaria.

Haz un CV limpio: la buena ortografía y redacción impecable son obligadas. Además de ello procura que el documento esté escrito en una tipografía Arial o Times de 12 puntos y no abuses de las negritas o cursivas.

Finalmente, los expertos recomiendan incluir una foto sólo cuando se te pida específicamente, y de ser así, puedes incluir la del título profesional o tomarte una donde aparezcas como un profesional, no adjuntes la de los eventos sociales.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n001QSM
recomienda
Patrocinado por