¿Cómo llenar el hueco en el currículo?

Un largo periodo sin empleo puede dejar un hoyo en tu CV, que afecta tu búsqueda laboral; para evitarlo, no trates de ocultarlo y explica las razones que te llevaron a esa situación.

Por: Jessica Dickler |
Martes, 08 de septiembre de 2009 a las 06:02

NEW YORK — Parece ser que mientras más tiempo pasas sin trabajo, más difícil es conseguirlo.

Esto se debe a que un agujero en el currículo del buscador de empleo sigue siendo un estigma en el lugar de trabajo, a pesar del hecho de que el desempleo a largo plazo va de la mano con el curso de esta economía.

Las vacantes laborales son cada vez más escasas y cada vez son más aisladas; la duración promedio del desempleo aumentó a seis meses, según la información más reciente del Departamento del Trabajo. Ésta es la duración más larga desde que el Departamento comenzó a guardar registro de esta información en 1948.

"En tiempos económicos difíciles esta brecha crece", explicó John Dooney, gestor de empleos y estratega de Recursos Humanos para la Sociedad de Manejo de Recursos Humanos. El aumento de la escasez del desempleo es más común ahora, pues "el mercado es más retador en términos de reclutamiento", dijo.

"Mucha gente ha estado desempleada desde principios de 2008, sobre todo en el mercado de servicios financieros", agregó Jonathan Mazzocchi, gestor general de la división de cuentas y finanzas en la compañía de reclutamiento Winter, Wyman & Co. en Nueva York. "Eso hace que encontrar un trabajo sea un reto más grande".

Estar sin empleo por cualquier período puede tener peso en los buscadores de empleo; quienes solicitan pueden sentir que son menos capaces de colocarse en el mercado o tienen mayor dificultad para relacionarse en redes laborales porque están desconectados de otros compañeros empleados.

Los empleadores también pueden mostrar preferencia por alguien empleado porque son "un valor más atractivo", dijo Mazzocchi.

Pero esto no significa que los buscadores de empleo no puedan hacer algunas cosas para colocarse en el mercado igual o mejor que su competencia.

Aquí hay algunos consejos de nuestros expertos laborales para convertir una manchita curricular en un beneficio:

Atiende el tema sin dudarlo: Un historial laboral inconsistente podría ser visto como una señal de alerta para los empleadores potenciales, y los solicitantes deberían contraatacar ese punto con una explicación bajo la sección de "experiencia profesional" de sus currículos.

"No sólo expliques qué pasó en la carta de presentación", dijo Mazzocchi. "La mayoría de los empleados no leen esa carta, así que el currículo es de suma importancia. La carta de presentación no siempre se entrega".

Algunos eventos significativos justificados por un jefe anterior (como una reestructuración extensa o una bancarrota) podrían ayudar a explicar el fin del empleo anterior. Otra justificación es haber estado criando a los hijos o cuidando a algún amigo o familiar enfermo, siempre y cuando hayan contribuido a la ausencia en el mercado laboral.

"Puedes escribir eso para ayudar a justificar tu caso", dijo Mazzocchi.

Vuelve algo negativo en positivo: Los buscadores de empleo deben indicar que han realizado otras actividades para complementar su búsqueda de empleo, sugirió Dooney. Las consultorías, trabajos de medio tiempo o incluso trabajo voluntario o ir a clases o seminarios aumentará la viabilidad del solicitante.

"Una vez que llegues a esa marca de dos meses desempleado, consigue un contrato, incluso fuera de tu industria", dijo Mazzocchi. "Puedes agregarlo a tu currículo y te posicionará mucho mejor en el mercado laboral".

John Hammink, de 39 años, trabajó como consultor en ingeniería de software por varios años hasta que sus oportunidades laborales se secaron a principios del verano. 

En vez de azotarse contra la pared, Hammink pasó el verano trabajando como voluntario en otras compañías de telecomunicaciones para aprender sobre el nuevo diseño de software y hardware. Sus habilidades extra no sólo lo posicionaron mejor en el mercado, sino que "me hizo ver mejor ante mis empleadores potenciales porque estaba siendo proactivo", dijo.

"Eso me ayudó a conseguir el empleo que ahora tengo, un contrato con un sueldo estupendo para una compañía en telecomunicaciones muy importante al norte de Europa".

Arregla pero no mientas: Hay varias formas sutiles para que los cazadores de empleo reduzcan el énfasis en el tiempo que transcurrió entre empleos.

Mazzocchi sugiere denotar cada lapso de empleo en años en vez de meses. Por ejemplo, un trabajo que duró de 2008 a 2009 se verá mejor que un trabajo que duró de julio de 2008 a febrero de 2009. "Puede ser ambiguo", dijo Mazzocchi.

No pongas pretextos: Una vez que tengas un pie en la puerta de salida, no pienses en por qué te despidieron o en tu mala suerte. En vez de eso, concéntrate en las nuevas habilidades que adquiriste y en las oportunidades que creaste. "Toma lo que hiciste en el ínter y véndelo", dijo Mazzocchi.

Muchos empleadores podrían dirigirse a la brecha en tu currículo y preguntarte directamente sobre eso durante la entrevista. "Sé positivo y habla bien al respecto", sugirió Mazzocchi. "Dí: ‘sí, me fue un poco mal pero esto es lo que aprendí".

Date un respiro: No olvides que en un año lleno de despidos, varios buscadores de empleo navegan con la misma bandera. Con miles de recortes de empleos y empleadores temerosos a hacer nuevas contrataciones, el desempleo no te hace menos valioso. 

Los empleadores deben ser muy comprensivos dadas las circunstancias económicas actuales, dijo Dooney. Así que si pueden darse un respiro, tal vez los empleadores hagan lo mismo.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n00214J
recomienda
Patrocinado por