¿Te falta tiempo? Estudia a distancia

Cursar un programa en línea puede generar ahorros en tiempo y desarrollar habilidades particulares; antes de ‘anotarte’, debes analizar cómo te desempeñarías en este esquema y si eres buen candidato.

Por: Por: Ivonne Vargas Hernández |
Miércoles, 29 de junio de 2011 a las 06:00
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — Entre todas las ventajas que ofrecen los programas educativos en línea, destaca la flexibilidad. Desde dónde estés y en el momento que lo desees, puedes estudiar bajo esta modalidad, que ofrece beneficios como el ahorro en tiempo y en dinero.

"En México hay una amplia oferta para educación a distancia: preparatoria, carreras, maestrías, seminarios particulares para profesionistas". La tendencia es que este modelo crezca; en algunos casos la matrícula online aumenta hasta un 30% al año, subraya Carlos Villanueva Sánchez, director de desarrollo estratégico de la Universidad Virtual del Sistema Tecnológico de Monterrey.

Si tienes en mente seguir con tu preparación profesional a través de una alternativa a distancia, debes identificar sus características. Las plataformas empleadas en formación virtual, por ejemplo, permiten crear programas más ambiciosos en el aspecto tecnológico, opina Enrique Villa Rivera, ingeniero químico y ex rector del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Villanueva apunta hacia las competencias desarrolladas por el estudiante, y las cuales son valoradas por los empleadores. Una de ellas es la capacidad de desarrollar -con eficiencia- proyectos con empleados ubicados en otras regiones. "Hay cuestiones básicas, como saber hacer video conferencias y juntas en línea". Esto es indispensable para organizaciones con oficinas en el extranjero.

Otra cualidad, describe Villanueva, es la mejora de habilidades en comunicación escrita, porque en el esquema en línea es común el uso de reportes. A su vez, la gente se vuelve hábil en la búsqueda de información y aprende a discernir entre fuentes que son o no confiables para su trabajo.

Los grandes beneficios de este modelo, sin embargo, son el ahorro en tiempo y en dinero. En el primer caso, los profesionistas estudian y hacen trabajos según su disponibilidad en horario, eso es un gran apoyo para personas con una carga fuerte de trabajo, detalla Villanueva Sánchez.

En lo monetario, disminuyen los gastos en traslado y casi no debe comprarse bibliografía adicional, pues la mayoría está digitalizada. Pero los costos, en términos de qué tan barato o no resulte la opción en línea, comparada con la presencial, dependen del tipo de programa.

"Una hora de contenido virtual puede costar 3 mil o 50 mil pesos. Esto según los recursos que se utilicen, es decir, si se quiere un formato básico o se requiere animaciones, audio, video, etcétera", explica Carlos Villanueva.

Qué más saber

La modalidad en línea te acerca a una maestría, a un curso de especialización o cualquier herramienta necesaria para añadir otros valores a tu currículo. La pregunta es ¿eres un candidato para este esquema?

"Hay quienes prefieren lo presencial, no se sienten cómodos o les cuesta trabajo llegar a entender lo que está detrás de (las opciones a distancia)", opina Carlos Villanueva.

De acuerdo con estudios de la Escuela de Negocios de la Universidad Regiomontana, que ofrece posgrados en línea, los alumnos en esta modalidad deben tener dos componentes: disposición para aprender por cuenta propia y ser muy organizados en la distribución de tiempos para compaginar sus clases virtuales con el resto del trabajo.

Previo a la elección de este esquema educativo, podrías resolver alguna evaluación para conocer tu nivel de adaptación a este modelo. Por ejemplo, en sitios como www.quintcareers.com hay cuestionarios que abordan interrogantes como las siguientes:

1. ¿Soy una persona con la auto-disciplina necesaria para establecer un horario y apegarse a éste?

2. ¿Me siento cómodo (a) cuando trabajo en línea? Esto es: leer textos y artículos en Internet; trabajar proyectos con herramientas virtuales, organizarme con gente mediante esa vía.

3. ¿Me imagino debatiendo con maestros y compañeros de clases, a través de grupos de discusión en salas de chat y por correo electrónico? ¿O prefiero la interacción ‘cara a cara'?

4. ¿Tengo en mi casa u oficina un área específica donde puedo conectarme a Internet y estudiar con tranquilidad?

Una vez que analices si eres una ‘opción' para estudiar a distancia, debes fijarte en otros aspectos sobre tu programa virtual, entre éstos:

1. Necesita estar acreditado por alguna instancia. Es importante averiguar qué tipo de certificación te dan y si existe convenio con otra escuela en el extranjero. Para conocer opciones de educación a distancia en Estados Unidos, hay guías como la de Peterson.

En el caso de México, visita la institución que ofrece el programa para conocer las instancias que lo respaldan, y busca a egresados que compartan su experiencia y a profesores que hablen sobre la dinámica virtual en las clases.

2. Respóndete ¿Qué significará ese programa en tu vida profesional? Por ejemplo, un MBA (maestría en administración de negocios) tiene un costo similar sea presencial u online. Aquí la diferencia sustancial es el ahorro en tiempo (no tener que ir a un salón de clases).

La clave de tu elección no se debe fundamentar exclusivamente -aunque es un factor importante- en cuánto ahorras, sino también en qué necesidades tienes y para qué requieres (a largo plazo) ese entrenamiento, refiere un análisis realizado por la firma Education Management Corporation.

3. Fíjate en el tipo de ‘guía' virtual que te ofrecen, en muchos casos debe haber instructores que resuelvan tus dudas tecnológicas, indica Villanueva.

No todo se resuelve con tener Internet de alta velocidad, debes informarte sobre las herramientas adicionales para estudiar desde tu computadora. Podrían presentarse situaciones tan básicas, como un conflicto entre el software de la escuela y tu antivirus.

El representante de la Universidad Virtual del Tec de Monterrey, instancia encargada de organizar junta con Virtual Educa, el ‘XII Encuentro Internacional Virtual Educa', celebrado el pasado 20 al 24 de junio, afirma que uno de los retos para extender la educación a distancia en el país es lograr mejor cobertura de Internet.

Además, las escuelas deben responder a las necesidades de aprendizaje de alumnos de distintas naciones y profesiones, porque eso es lo que busca hoy un estudiante, internacionalización además de conocimientos, puntualiza el académico.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n0030WZ