Pide aumento salarial y recibe un “sí”

El incremento depende de tus argumentos, no lo obtendrás con amenazas sobre abandonar el puesto; en México los sueldos podrían subir hasta 5% en 2012, advierte una encuesta de Aon Hewitt.

Por: Ivonne Vargas Hernández |
Lunes, 17 de octubre de 2011 a las 06:01
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — Ir a trabajar implica levantarse todos los días con el desafío de vender tu talento y capacidades. Pero ¿cómo cumplir esa misión cuando la persona se siente mal remunerada? ¿Tú sabrías pedir un aumento en esas condiciones? Probablemente no, y eso guarda relación con lo que sucede en el mercado actualmente.

De acuerdo con cifras del Chartered Institute of Personnel and Development (Instituto Colegiado de Personal y Desarrollo) del Reino Unido, sólo una cuarta parte de los trabajadores recibirá este año un aumento salarial. En México, el crecimiento del salario base nominal, en seis años, debió ser de 30.9%; sin embargo, el aumento real fue de 2.5% como consecuencia del impacto inflacionario, revela la Encuesta de Remuneración Total 2011 realizada por la consultora especialista en Recursos Humanos, Mercer.

Ganar un aumento en ese contexto es un desafío. Natalia Martínez intentó lograr ese objetivo argumentando que realizaba funciones que no correspondían a ella, sino a su jefa. "Con ello sólo logré que los problemas con mi superior se hicieran más evidentes, y debido a que la empresa depositaba esa decisión en mi directora, el cambio de trabajo fue mi mejor alternativa", menciona la abogada de un despacho jurídico privado.

La crisis económica generó una actitud más reservada por parte de las empresas para abrir vacantes o autorizar aumentos. Sin embargo, el 2012 podría presentar cierta mejoría al crecer los sueldos hasta un 5%, según la Encuesta de Incrementos Salariales para México y Latinoamérica 2011-2012, realizada por la consultora Aon Hewitt.

Si estás por solicitar un incremento salarial, el último trimestre del año podría ser una buena fecha para comentarlo, porque las compañías están elaborando los presupuestos para el 2012, aconseja el portal del empleo Trabajando.com México. Saber bien qué vas a decir y cuáles son tus razones para solicitar un incremento están entre las ‘reglas vitales' para trabajar la petición. Los argumentos deben ser razonables, claros y creíbles para el jefe, menciona Margarita Chico, directora general de ese portal.

Con un aumento en las contrataciones por honorarios, la idea de pedir más dinero puede resultar temeraria. La decisión de dar ese ‘extra' económico dependerá de la situación de la organización, pero tú, como profesionista, debes prepararte para evitar recibir un ‘no' por respuesta. Estas son las acciones a seguir y evitar durante el proceso de negociación de un aumento.

Los "sí"

1. Revisa agendas. Es diferente plantear este tema cuando el superior recibió un resultado destacado de tu parte, e incluso por las noches, cuando los pendientes del día ya se cubrieron, a lanzar el comentario cuando tuvo un mal día, o los directores le están solicitando un proyecto. Lo importante de la reunión es que el jefe tenga tiempo para escucharte, así que según veas la semana, acércate a él o ella y pídele la reunión, adelantando un poco el tema a tratar, sugiere el portal Salary.com.

2. Pide el aumento con hechos. Cuando le presentes esta idea al jefe debes preparar ejemplos para demostrar logros alcanzados, tus deseos por continuar desarrollándote en ese lugar y, si los tienes, menciona proyectos para ofrecer mejores resultados, menciona Chico. Los días previos a la reunión prepara los argumentos y ensáyalos.

Menciona los éxitos de un año antes y concéntrate en resultados, no aburras al jefe con detalles; usa ejemplos de testimonios de clientes satisfechos o de cómo ayudó determinada acción a que la empresa ahorrara o consiguiera una mejor imagen, sugiere Patricia Noriega, psicóloga con experiencia en reclutamiento laboral.

Ahora bien, en este tipo de negociaciones entran factores como aptitud y rendimiento, conceptos parecidos aunque no iguales. Tus competencias son sólo un componente básico para hacer el trabajo, pero el rendimiento y la disposición mostrada como colaborador suelen ser determinantes al considerar un aumento.

Si te concentras en sólo cumplir funciones, sin trabajar otras habilidades interpersonales que se reflejen en tu evaluación, eso influye al momento de autorizar o no un aumento, refiere información del sitio especializado en cotizaciones salariales The Salary.com.

3. Habla del futuro. A los directores les gusta saber que un aumento tendrá ‘garantía'. Como profesionista hay que ser capaz de demostrar que la inversión que realizan en ti será retribuida con resultados óptimos. Se puede mencionar nuevas iniciativas, sólo fíjate que las promesas sean razonables. Si planteas desarrollar proyectos alternos a tus funciones habituales piensa si estás en un buen momento para hacerlo, o el trabajo terminará rebasándote al grado de no cumplir lo prometido, apunta Merryl Naughton en el libro How to get a pay rise (Cómo conseguir un aumento de sueldo).

4. Ten la mente abierta. La retribución económica es una parte de la compensación, sin embargo, la empresa podría dar un giro a la negociación y recurrir a otros elementos, como bonos, cobertura médica, horarios flexibles, ayuda para alimentos y gasolina, por citar algunos ejemplos de retribución. Noriega señala que el colaborador debe ir preparado para escuchar ese tipo de propuestas, así como argumentos de por qué conviene o no tomar esa opción. "Si la necesidad real se basa en tener dinero extra, hay que mantenerse firme en la idea y respaldarla con datos".

Los "no"

1. Ser arrogante. "Es muy importante no intentar venderse como el mejor en el trabajo, tampoco amenazar a la organización con dejarla si no da el aumento, y mucho menos inventar que existen otras ofertas, las cuales se podrían aceptar", afirma Margarita Chico. Las amenazas, dice la directora general, no funcionan en la mayoría de los casos y sólo contribuyen a crear un clima negativo en el trabajo.

2. Desbordar expectativas. Los aumentos son una realidad, pero la mayoría de las empresas se enfrentan a dar incrementos y promociones en forma "recatada", expresa Noriega. Esto significa que al hacer tu propuesta debes ser consciente del escenario económico en que el se mueve la empresa e industria donde te desempeñas. Si las revisiones de pago en tu organización se hacen en forma anual, debes tener excelentes argumentos para pedir un aumento fuera de ese período, detalla la psicóloga laboral. Revisa las cotizaciones para tu puesto en el mercado y recurre a las calculadoras de salario para generar un número exacto de lo que pedirás.

"Si la respuesta es negativa, hay que escuchar las razones que te den con bastante respeto. Puede que éste no sea el momento para solicitar el aumento de sueldo, pero en lugar de frustrarse hay que tomarlo como una oportunidad para demostrar lo bueno que eres", sugiere Chico.

Por su parte, Noriega establece que si esa petición se ha realizado varias ocasiones y ha sido rechazada con argumentos poco ‘reales' por parte del jefe, es momento de que el colaborador analice la posibilidad de comenzar a buscar un cambio, sobre todo si es el puesto se remunera por debajo del promedio del mercado y de las acciones realizadas.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n004SKZ