ALERTA »  Bimbo acuerda la compra de Saputo Bakery en Canadá por 103.4 mdd estadounidenses

Haz un currículo que diga ¡contrátame!

Este documento puede llevarte a la entrevista laboral y atraer la atención de los reclutadores; excederte en hablar de tus empleos anteriores y tener faltas de ortografía te alejará del puesto.

Por: Ivonne Vargas Hernández |
Lunes, 16 de enero de 2012 a las 06:02

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — Resulta tentador pensar en el currículo como un trámite más para buscar trabajo, otorgando mayor valor a la entrevista. Sin embargo, este documento es tu primera presentación, por lo que debes cuidar lo que escribes, de lo contrario podrías alejarte de ser considerado para el puesto de tu interés.

"Hay que dedicar tiempo a su redacción y no hacerlo a la ‘ligera'. Alguien que presenta un CV con errores, ‘dedazos' o sin priorizar la información, trasmite una imagen de descuido. Estás vendiendo tu imagen y lo que eres capaz de hacer, no es cualquier cosa", indica la psicóloga con experiencia en reclutamiento, Patricia Fernández.

Alrededor de 10 a 20 segundos es el tiempo promedio para convencer al reclutador de seguir leyendo un currículo. Eso implica que la decisión de entrevistar a un candidato se basa en la primera impresión causada por este documento. Las primeras líneas redactadas son fundamentales porque sirven para jalar la atención y crear interés en la mente del entrevistador, señala Susan Ireland, autora del libro The Complete Idiot's Guide to the Perfect Resume.

Una regla vital en este documento, menciona Fernández, es evitar frases "de relleno", que no aportan ni te colocan como la persona idónea para ocupar la vacante. Éste es un ejemplo de ese error:

"Administrador capaz de aumentar el potencial de la empresa y utilizar mi experiencia para lograr nuevos desafíos".

Se lee ‘bonito', pero carece de impacto y es poco interesante, dice la también orientadora vocacional. Esas primeras líneas se conocen como objetivo, pero ese apartado puede sustituirse con un breve resumen donde se enlistan tus cualidades y demuestras por qué debes ser elegido. Este es el espacio donde confirmas que tienes un ‘don' para aquello requerido por la empresa: aumentar ventas, controlar problemas, desarrollar nuevos procesos, lo que se necesite.

Este es un ejemplo de un resumen más atractivo: "Ejecutivo en administración financiera, con 10 años de experiencia en inversiones de banca y comercio. Talento para análisis de problemas, desarrollo y simplificación de procesos en tales áreas".

Patricia Fernández menciona que si el empleado planea un cambio de carrera o tiene un historial de trabajo ‘escaso', hay que redactar la oración para que destaque esa situación de manera que le favorezca. En el primer caso puedes empezar por mencionar las bases que tienes y cómo eso te ayuda a perseguir el siguiente paso.

Ejemplo: "Más de cinco años de experiencia en relaciones públicas en el manejo de cuentas de salud, produciendo acercamiento con tal número de medios. Plataforma importante para llevar ese conocimiento a la ‘coordinación' de cuentas del sector médico".

Si el candidato es egresado de una carrera, el resumen deben enfocarse en el deseo de ganar experiencia, puntualiza Fernández. En caso de buscar una posición similar a las que has realizado últimamente, se puede usar el cargo actual que desempeñas, por ejemplo: "redactora, diseñadora", y luego hacer hincapié en tus habilidades.

Luego de esas líneas de presentación, hay que comprobar que reúnes las características con las que te promueves, y para ello se enlistan los lugares donde trabajaste. Para los candidatos experimentados "no hay obligación para mencionar todas las compañías. Si es un trabajo que fue hace más de 10 años, no es indispensable citarlo". Tienes máximo dos hojas para ‘resumir' tu vida laboral y es necesario sintetizar, expresa Patricia Fernández.

Ireland detalla en su obra que los candidatos suelen poner demasiado énfasis en trabajos anteriores que, incluso, "odiaron". El currículo, dice, no se trata del pasado, sino del futuro. La recomendación es poner las experiencias que son realmente relevantes para el nuevo puesto.

Respecto a la formación académica, a menos de estar recién graduado, se puede colocar después de experiencia laboral, al igual que habilidades en campos específicos, como manejo de paquetería, idiomas, certificaciones, entre otros, explica Susan Ireland.

En el listado de experiencias, la condición indispensable es cuantificar los logros relevantes. "La gente de recursos humanos siempre quiere ver alguna cifra, datos que hablen de habilidad para dar resultados". Si se carece de experiencia, puedes anotar los triunfos en prácticas profesionales, trabajo voluntario o cualquier otra actividad, menciona la autora.

Fernández subraya que es importante prestar atención a las palabras clave que utiliza la compañía en su página y hacer uso de ellas en el desarrollo del CV, eso significa que te acercas a sus objetivos. Esta acción puede ser muy útil en Internet, donde se manejan estructuras o ‘plantillas' muy definidas para colocar la información, y la empresa podría contar con software cuyo criterio para filtrar currículos sea la presencia de ciertas palabras.

Antes de presentar este documento, debes enseñarlo a algún experto en ortografía y redacción para garantizar que está "limpio" de errores, y sintetiza tu interés por estar en esa vacante. Si tienes algún conocido que trabaja en ese lugar, también puedes recurrir a ellos para encontrar ideas sobre los datos que prefiere conocer la persona que podría entrevistarte, expresa Patricia Fernández.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n004XF4