Internet, tu nuevo reclutador

En México, 7 de cada 10 personas que buscan empleo lo hacen a través de sitios web laborales; construir una reputación en línea es un requisito esencial para competir por un empleo.

Por: Ivonne Vargas Hernández |
Martes, 10 de abril de 2012 a las 06:03

CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) — En cuestión de marcas, al elegir un producto o servicio intervienen factores como ¿qué tan bien posicionado está en la mente del consumidor? Algo similar ocurre en el ámbito laboral, cada profesionista es una marca y la ‘compra' de sus atributos profesionales dependerá de su constancia y contundencia para promoverse.

Las redes sociales son una herramienta para tener presencia profesional continua, e Internet, en concreto, se ha convertido en un reclutador profesional de ‘peso'. En México, 7 de cada 10 personas que buscan empleo lo hacen a través de sitios web laborales, refiere una encuesta del portal Trabajando.com. De un universo superior a 3,000 entrevistados, el 53% recomienda el uso de las redes para fines profesionales; sólo un 8% dijo no recurrir ni sugerir este medio.

Encontrar una oportunidad de trabajo y construir una reputación en línea no son actividades que se consigan de la noche a la mañana. El primer paso es ser selectivo. "Si soy una marca de bienes de consumo y me quiero comunicar con mis clientes, la gran masa es donde debo construir mi identidad", dice Matías Bahena Voigt, director general en México de la red social profesional Viadeo.

El escenario es diferente cuando el objetivo es ubicar a ‘clientes' desde el punto de vista profesional; compartir opiniones y prácticas laborales; y conocer a gente de la industria donde te desempeñas. En este caso, una red social como Facebook no es suficiente, hay que recurrir a una red social profesional (RSP).

¿Qué empleador recibiría a un candidato que tiene fotos ‘provocativas' de sus amigos, o realiza críticas negativas por todo en la red? Quizá tú no subes esa información, el problema es el comportamiento que tienen los amigos y conocidos en la red. "Un momento de humor negro, de euforia, quizá no es culpa de la persona, pero aparece en todo el mundo, ¿cómo contrarrestar un resbalón? No puedes tumbar eso", expresa Bahena. Por ello, es indispensable tener un sitio donde sólo concentres contenido profesional.

Actualmente, más del 80% del sector reclutador considera a las redes sociales profesionales como un punto de referencia, según estimaciones del director general. Aunque esa cifra refiere a Estados Unidos, Bahena indica que el uso de este medio virtual en el país es una práctica muy común para validar información del candidato.

Estar conectado a una RSP ya no es un lujo, sino una necesidad. No hacerlo podría "generar desventaja, porque los demás (otros candidatos) están visibles y tú no". En cuestión de contratación un elemento importante es ¿quién está accesible? "Si tengo un CV frente a mí, junto con otro en igualdad de circunstancias, tendrá una ventaja quien me da visibilidad oficial" a través de su presencia en la red, explica Bahena Voigt.

Un valor importante de las RSP es la información que se coloca en éstas. En una red de este tipo ves las relaciones profesionales que tiene la persona: quiénes son sus contactos, cómo interactúa con ellos y qué valor les aporta.

4 reglas de oro

El tipo de preguntas que realizas al estar en una red, lo que respondes y cómo generas el networking (contactos) no sólo para ti, sino entre terceros, son piezas fundamentales en una RSP. Para construir una sólida reputación en línea, Bahena Voigt sugiere lo siguiente:

1. Cumple con los ‘básicos'. Tener un perfil perfectamente completo que incluya foto, descripción de la compañía donde trabajas, antecedentes laborales y académicos importantes; no hay por qué citar la escuela primaria en la que estudiaste, pero sí posgrados y diplomados.

Regla. Cita sólo el contenido que genere la confianza suficiente para despertar el interés de un contacto. Cuando se tienes un perfil bien redactado la plataforma funciona como "motor", indica Bahena, y cada nuevo lector es una relación más que puede servir a futuro, señala Andy Beal, autor del libro Radically Transparent: Monitoring & Managing Reputations Online (Radicalmente Transparente: Monitoreo y Gestión de la reputación en línea).

2. Construye tu red. Una de las grandes promesas del medio social es que puedas entrar en contacto con quien se te antoje a través de un conocido en común.

Regla. Suma y suma gente. Haz el propósito de iniciar con 25 contactos e ir nutriendo la red. Cada persona tiene un reto, una especialidad y lo relevante es que la gente identifique tu marca profesional; eso se logra al tener una presencia constante.

3. Comparte y colabora. Una nota en los medios, un estudio de mercado, cualquier información que consideres destacable envíala a tus contactos. Convierte esta actividad en una dinámica regular, al grado que lo compartido por ti se perciba como un contenido que genera valor.

Regla. Date a la tarea de ‘aportar' una extra. Si sólo tú quieres ser beneficiado de la información, a título personal, entonces la red no representará ventajas ni una herramienta poderosa, cita Beal. Además de estudios, hay una gran cantidad de contenido por compartir: prácticas de negocio, eventos de la industria donde te desenvuelves y de la cámara que representa a tu sector laboral, entre otros materiales. Y, recuerda: "Poner en contacto a gente que no se conoce genera visibilidad", apunta Bahena.

4. Avanza al siguiente nivel. Qué mejor manera de sostener una identidad profesional en línea que demostrar tu capacidad para utilizar la red social. Una vez cumplido el paso de compartir, ahora genera acciones que lleven a otro nivel la relación con los contactos.

Regla. Tómate el tiempo para identificar qué material puede generar un valor extra a la comunidad que has creado. Por ejemplo, al recibir una oferta de trabajo que no va con tus inquietudes, pásala a otros. Si juntas 100 tarjetas profesionales al año, ¿por qué no dar de alta esa información y que los demás la aprovechen? Si tienes un negocio puedes diseñar esquemas de mercadotecnia social, como poner una oferta de tus productos y servicios. Cuando empiezas a mostrar cómo trabajas en favor de tu marca e identidad profesional, tu reputación virtual llega a otro nivel.

Matías Bahena explica que la falta de consistencia es un elemento negativo para tu net-reputación. Al no dar seguimiento a las relaciones creadas y lo que se dice de ti, se van las opciones de negocio, opina Beal en su obra.

"Si la gente te pregunta, contesta, hay que mantenerse siempre en contacto. No se trata de tener una presencia en línea por tenerla, debe haber una dinámica social. Si las personas te envían mensajes y no los contestas estás en un grave error, no sólo por la imagen generada ante ese público, sino porque pierdes oportunidades", puntualiza el director general de Viadeo.


Zona de comentarios

Comparte ésta liga: http://exp.mx/n0051BZ
recomienda
Patrocinado por